23 de marzo de 2010

Un canario amarillo

   
   

Un vídeo de treinta segundos puede ser muy esclarecedor. La idea de grabar el canario de mi padre se apoya en varias razones, una de ellas es el blog abandonado de Marcos http://malditabonhomia.blogspot.com/. En su día me pareció interesante su artículo: http://malditabonhomia.blogspot.com/2009/08/echar-volar.html ; aunque fuese el último que publicó.
Inspirándome en él, lanzo estas puñeteras palabras tan reales, para mí, como la vida misma.
¿Por qué un canario en una jaula dorada y cantando?
Porqué los humanos nos parecemos mucho a este canario. Quizás demasiado. Tenemos tantas necesidades y miedos que nos rodea una jaula mental que no vemos y muchos aprovechan en su beneficio. Cuestión de ética u oportunismo del que se preste a demostrar su inteligencia para manipular el miedo ajeno.
Mirad las leyes de cierto curso de habilidades directivas (enfocado a “personal de mando” en empresas):
Ideas neandertales sacadas del Curso de Habilidades Directivas de Adolfo Guerra Gómez:
“” El Neandertal:
- Ley 1: ambiciona rango o posición.
- Ley 2: es agresivo.
- Ley 3: tiene miedo (mucho y siempre)
- Ley 4: obedece a la fuerza de la costumbre (esta es la ley más “interesante” costumbre=tradición=hábito...) ””
Estas leyes, muy usadas en la formación de jefes y líderes en general, llevan hacia un enfoque productivo muy equivocado pero, evidentemente, esto lo opina un chimpancé que teclea con frenesí (el que escribe esto).
No penséis, pues sería estúpido, que soy un santo o soy buena gente; tampoco penséis que soy un completo cobarde. No se trata de eso porque lo único que intento es ser con los demás. Y es algo tremendamente difícil y, en ocasiones, violento e incómodo. Un ejemplo de “incomodez”:
- El otro género, ese llamado femenino, me trae desde hace años por la calle de la amargura. Pienso, a estas alturas, que es mi naturaleza sexuada la que me llama a eso que llaman cortejo y cópula. Pero es una pulsión tal que siempre ha turbado mi mente y mis pensamientos más profundos. En el fondo es la naturaleza biológica la que me empuja hacia el futuro; la que nos empuja hacia el futuro. Y para la naturaleza el futuro es la descendencia. La naturaleza no entiende de otra cosa en la temporalidad de la vida de sus individuos. Quizás la naturaleza sea la auténticamente eterna pero esta cábala es solo demagogia barata. Demagogia “chimpancipesca” archiconocida por los inteligentes humanos titulados, o no, en biología o antropología.
Pensaba yo, en mi ignorancia, que podríamos crear y creer en nosotros mismos y en los demás; pero es imposible. Eso creía yo al respecto de esa “sociedad del conocimiento” de la que he oído hablar tanto.
Mirad más ideas usadas en la formación de los gestores y administradores (políticos o empresariales). Más ideas neandertales sacadas del Curso de Habilidades Directivas de Adolfo Guerra Gómez:
“”Principios del Liderazgo:
1- Exigirme a mi mismo más de lo que los demás esperen de mí.
(Constantino Carenado sugiere: Esta auto superación , que sugiere, no es más que incremento de beneficio. ¿Qué beneficio? ¿Para quién? ¿Cuánto? ¿Por qué?...)
2- Exigir más al colaborador que cualquier otro.
(Constantino Carenado sugiere: exigir por exigir es tontería, lo importante es exigir.)
3- Tener más interés personal en el colaborador y en su éxito que cualquier otro.
(Constantino Carenado sugiere: ¿Qué es el éxito? ¿Seguro? ¿Éxito para quien? ¿Mandeee…?
Cuestión de buscar el éxito aparente.)
4- Preservar al colaborador del miedo. Lleva a darle seguridad al colaborador.
(Constantino Carenado pregunta: ¿Por qué hay que dar seguridad? ¿Dónde está el enemigo? ¿Quién es el contrincante? ¿Todo es competir? … No me entero. Lo siento.)
Observad la frase , del documento, supeditada a esta “preservación del miedo”. Observad la frase de un tal Thomas I.Watson Jr. (gerente actual o pasado de IBM):
“Siempre actuábamos como si fuéramos mucho más grandes, inteligentes y exitosos que lo que ningún balance hubiera podido mostrar”
(Constantino Carenado sugiere: ¿Qué es el éxito? ¿Qué es ser grande? ¿Qué es ser inteligente? ¿Qué es un balance? …No me entero porque soy un chimpancé. Moriré así. Moriré sin prestigio y solo deseo no pasar hambre ni mucha necesidad ante tanto absurdo egocéntrico y antropocéntrico.
¿Cuál será mi balance en el vacío de la historia de los grandes?
¿Dónde están los grandes?
¿Quiénes son los grandes?
Humm.
Para mi es grande todo el mundo aunque, seguramente, mucha gente no lo sabe (no sabe que es grande independientemente de su religión, secta o dinero). Por eso busca ser aparentemente grande. Busca ser grande de cara a la galería mediante rituales y costumbres culturales. Y la economía y el mercadeo forman parte de nuestra cultura y, evidentemente, de nuestras costumbres (Ley Neandertal 4 expresada arriba).
Es curioso que no hayamos aprendido esta sencilla lección. Me reconozco un chimpancé de verdad. Tengo miedo y me siento vacío. Tiemblo.) "" .
Considero que somos reclusos de nosotros mismos. Estamos encerrados. Estamos ocultos. Tenemos miedo y , por desgracia, ese miedo nos domina. Ese miedo nos hace modular nuestro interés para que parezca que defendemos el interés de otro. Tengo miedo. Tengo miedo al futuro.
¿Y tú? ¿Tienes miedo?
Si tienes miedo canta desde el interior de tu jaula. Eso hago yo. Me parezco mucho a este canario amarillo. Estoy encerrado en mi jaula dorada ; una jaula que llamo cueva. Estoy encerrado en mi cueva. Desde aquí contemplo el mundo y mi mundo.
¿Es posible cantar desde una jaula dorada?

Constantino Carenado sugiere:
“Cada canario tiene su propia jaula aunque cante bien”.