4 de febrero de 2010

Desde un proverbio africano.


En ocasiones la productividad de artículos y comentarios no es posible. Últimamente no hago otra cosa que excusarme, pero… es lo que siento; y es lo que trasmito. Quiero compartir con vosotros que ayer fue mi cumpleaños. Me alegra el cumplirlos pero no el celebrarlos (ya no apetece como antes). Algo ha cambiado con la lentitud de las décadas. He cambiado.
Mis nuevas vivencias en el interior de un nuevo grupo, en este caso, de parados y paradas generarían un montón de historias que podría narraros como primate enamorado de la vida; esta vida tan extraña que siempre me sorprende. Pero esto no es posible ni con seudónimos. He vuelto a relacionarme con compañeros y compañeras que voy sintiendo y apreciando poco a poco. Es inevitable una ola de sentimientos confundidos y enredados. Todo esto me hace sentirme humano y miembro de un grupo, aunque sea de parados, sin olvidarme de mi auténtica naturaleza:  Soy un chimpancé. Un chimpancé sin pelo (en esta ocasión).
Desde esta condición de homínido “chimpancipesco” todo se contempla desde una perspectiva diferente. El ego se marcha y aparece la rabia contenida junto a una pregunta obsesiva:
¿Por qué?
Mis nuevos compañeros y compañeras son diferentes en edades y objetivos vitales, solo compartimos el hecho de estar desempleados en proceso formativo. Estar parados sin quererlo; estar formándonos. La mayoría trabajaba hasta hace poco; hasta antes de esta puñetera crisis. No pretendo, ni quiero, discutir si lo que van contando es verdad o no lo es; eso no me importa. Lo que me importa es que día a día voy cogiéndoles cariño; el cariño de la dulce rutina; la rutina natural o interesada. Estas “nuevas personas” (lógicamente para mi) llevan muchas historias consigo. Historias que podría contar añadiéndoles algo de imaginación junto a un oportuno seudónimo; esa imaginación "chimpancipesca" que convierte lo real en ficción. Pero no voy ha realizar esa tarea. Hoy no. Quizás otro día.
Otro día puede que narre una breve historia de cinco horas en un par de folios de bytes computados. Solo el futuro lo sabe.
Junto a estas nuevas vivencias en un grupo, algo que echaba de menos, tengo un cajón lleno de ideas para elaborar múltiples artículos inútiles (como todos los artículos de este blog) o aumentar las páginas de mis proyectos literarios (por llamarlos de alguna manera).
Cada día intentamos racionalizar lo que nos ha sucedido. Algunos tienen su autoestima dañada, otros (los menos) disfrutan su momento en una búsqueda suave de un nuevo empleo para un mercado moribundo. Es la sensación general.
Voy a "terminar" este artículo emocional y correoso con un proverbio Africano. Uno de esos proverbios, refranes en nuestra España, típicos de calendarios con alma solidaria (un calendario de mis amigos los Padres Blancos Misioneros de África). Este es el proverbio que quiero compartir con vosotros:

La verdad ilumina la inteligencia;
El amor reconforta el corazón.


Es un proverbio de esos imposibles, pero es bonito. Espero y deseo que aumente la franqueza y se incremente la capacidad de amar de todos nosotros. Me da completamente igual si para hacerlo usamos la religión local, u otra. Incluso si no utilizamos religión alguna. Todos sabemos que es el concepto verdad y que es el concepto amor. Un poco de coherencia no vendría mal dentro de este caos que apesta tan mal con un veinte por ciento de la población desempleada.

¡Coherencia dentro de la incoherencia!

¡Paradoja inevitable y necesaria!

Soy Constantino Carenado. Aunque no os guste soy un chimpancé "tecleador". Eso es lo que hay.

Posdata 0:
Pensad un momento…
¿Por qué Constantino Carenado insiste tanto en su condición de chimpancé?
Cada uno tendréis vuestra respuesta; yo tengo la mía y no voy a compartirla…
Posdata 1 :
Una pista: Mis textos antiguos dictan la razón de esta sinrazón sistemática.
Siendo un chimpancé me siento menos culpable de nuestra estupidez. Un chimpancé no tiene ningún peligro en el mundo de las ideas globales que solo son manipulación de una palabra: necesidad.  Bueno…de dos palabras en singular: Generar necesidad. O en plural: Generar necesidades.
Un chimpancé es un animal salvaje que no hay que tener en cuenta.
¿Qué importa lo que escriba?
¡Puafff!
Posdata 2 (inevitable):
¿De donde vamos a generar empresas, que no sean de servicios, para absorber cinco millones de parados?
Si estas cifras son falsas u oportunistas (por aquello de solicitar ayudas no contributivas personas que nunca han trabajado-por ejemplo- y se han apuntado al desempleo)…
¿De donde van a surgir empresas que puedan absorber tres millones de españoles en paro?(por ejemplo)
¿Autoempleo?
¿Para qué? ¿Para que no te paguen las empresas a las que prestes servicios?
O
¿Quién puede pagar si no hay dinero?
(Pregúntenles a las farmacéuticas las razones que apoyaban su “no preocupación”, durante muchas décadas, por resolver el problema de la malaria –enfermedad de los pobres-. ¿Con qué concho va a pagar un pobre que no tiene nada? ¿A quienes iban a vender las vacunas? ¿Se puede negociar con los pobres?¿Que pueden ofrecer al sistema después de su miseria?)
¿Cómo voy a cobrarle a mi vecina, por cualquier servicio, que cobra 380 euros al mes como jubilación?
¿Cómo voy a cobrarle a mí otra vecina, la limpiadora, que gana 600 euros al mes?
¿Le cobro en especias?
¡Eh!
He sido antenista…
¿Quién me garantiza que me paguen cuando no hay dinero? (Es la excusa del momento)
¿Trabajo gratis? ¿Me peleo por los euros? ¿Volvemos a las cavernas?
Es muy curioso, tremendamente curioso, que empresas que han estado ganando euros a raudales aprovechen la coyuntura para desprenderse de personal.
No quiero mencionar ninguna empresa por cobardía (he escrito cobardía, no se trata de un error) pero…
Mientras una empresa gana dinero a paletazos de oro…no pasa nada. Cuando la cosa se complica…a largar a gente.
¿Los recursos humanos somos pañuelos de papel?
¿Servilletas?
¿Para qué sirve todo el dinero que se ganó antes?
¿Por qué no establecen sistemas mixtos como el alemán?

Disminución de la jornada laboral mientras no haya tajo para la mano de obra empleada.El trabajador percibe un porcentaje de la empresa y otro porcentaje del estado. Cobra un poco menos pero no termina en el paro. Incluso recibe cursos formativos financiados por el estado y la empresa durante un tiempo antes de ir al desempleo (cuando no hay más opciones).

Como dicen mis conocidos del partido SAIN:


¡El paro es una canallada…! 

Dicen más cosas que no voy a mencionar ahora para no extenderme en mi rabia y desenfreno.
En mi caso el paro me ha dado tiempo para pensar, leer, estudiar y escribir lo que me ha salido de los testículos. Soy ”el escritor parado que teclea desesperanza simiesca”y me ha dado la oportunidad, antes de las presiones de familiares y de amigos, de dedicarme a mi afición. Escribir en el paro ha sido, durante un tiempo, un placer y un goce colgados de mis necesidades cubiertas por mama estado. Me ha dado la oportunidad de generar este blog, comentar inútilmente en muchos otros durante meses y terminar algunos de mis “proyectos literarios”. ”Proyectos literarios “que estaban incompletos o necesitaban un empujón de tiempo libre y dedicado (el paro es ideal cuando tienes tareas que realizar).
Esta vida es un extraño camino. No puedo negarlo. Espero que continúe sorprendiéndome sin costarme la existencia, o la salud.
Posdata 3 (conclusión):

¿Por qué estoy aquí?

¿Por qué estamos aquí?

¿Para qué?

15 comentarios:

  1. Anónimo5/2/10 16:07

    Los parados que hacen cursos no estan en lasestadisticas oficiales de paro.Mas empleo y menos cursos.Animo Carenado.Por la huelga general hasta la victoria siempre.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/2/10 16:21

    espeemos se presente Carenado a las elecciones municipales de su ciudad con un programa contundente

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/2/10 1:07

    El tiempo, y la realidad, pone a todo el mundo en su sitio. A todo el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Puto chiflado6/2/10 1:12

    Invertid en Deuda Pública. Bonos del Estado. Es el momento. ZP lo garantiza. Juaaaaaaaaaaaaaaaajajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/2/10 11:05

    una poya pone el tiempo y la realidad a todos en su sitio. Anda que no han muerto cabrones en su cama y millonarios

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/2/10 15:39

    Todas las pollas que quieras, pero se han muerto, no? Pues ya están en su sitio. Y por cierto, no hace falta ser millonario para ser cabrón. Yo conozco unos pocos...

    ResponderEliminar
  7. Hablando de pollas y coños,nos la estan metiendo doblada a todo el personal.Nos suben los impuestos,nos bajan el sueldo,nos suben los precios y nos pueden mandar al paro en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  8. De acuerdo con el lema El paro es una canallada.Aupa Carenado.No a los que nos quieren jubilar o pagar una pension cuando nos vayamos aponer el traje de madera

    ResponderEliminar
  9. como podeis ver no tengo ni pa un vestido negro

    ResponderEliminar
  10. Probable convocatoria electoral para febrero de 2011,ya que no se puede adelantar ni celebrar cuando un pais tiene la presidencia europea.En mayo 2011 tambien votaremos las municipales.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6/2/10 22:10

    Yo voy a ir ejercitando el brazo y la mano para meter la papeleta en el sobre y introducirla en la urna.Carenado presentate,Carenado presentate, Carenado presentate.lalalalalalalala que tus blogueros te querenmos votaaar.lalalalallalalala

    ResponderEliminar
  12. Este es el futuro que nos espera .Ve ejercitando las piernas parta salir corriendo.

    ResponderEliminar
  13. La guerra civil y la peste negra está llamando a la puerta. La cuenta atras para la aniquilación total de la humanidad española ha comenzado...3,2,1...Zero looo

    ResponderEliminar