6 de enero de 2010

Mi amiga la Ilusión

Esta noche es una noche de ilusión. Esa ilusión, que he vivido intensamente de pequeño, quiero compartirla un minuto con vosotros.
Esta forma de compartir, mediante un texto, es para gritaros que este tipo de días, con sus noches, son necesarios en nuestra cultura y en cualquier cultura. La tradición cristiana de los Reyes Magos ha sido muy importante para mí; aunque ya no lo sea. Es tal esta tradición, y lo que significó cuando era niño, que doy gracias por su existencia o su invención cultural. Desde mi triste agnosticismo actual (donde el mundo es gris, ambiguo y racional) esta noche, necesaria, es la noche de la ilusión e incluso de los sueños. Relato brevemente mis sensaciones tras una temprana pernoctación intranquila y un despertar alegre como niño:

“Había pedido una bicicleta a los Reyes. Ni tan siquiera sabía montar en ella pero quería aprender con deseo. El día amaneció más rápido de lo esperado y fui con rapidez al comedor de tele en blanco y negro. Cerca del sofá arenoso estaba reluciendo con sus ruedas blancas, cuadro azul y sillín de cuero. Eso percibí en un primer momento. También vi dos letras: B H y un lugar donde la bicicleta brillaba como un todo: el comedor del piso con su ventanal hacia la terraza acristalada. Acercándome a ella la toque y comencé a ver más partes. La dinamo en la rueda de atrás y dos faros sencillos metidos en blanco: uno naranja, delante, y otro rojo, detrás. Tampoco le faltaban sus ruedas traseras para empezar a adquirir el equilibrio."
Un equilibrio que solo he conseguido físicamente.
Contemplar la bicicleta nueva fue un momento muy intenso y emotivo. Recuerdo su brillo como si lo hubiese visto ayer. Recuerdo sensaciones subjetivas; momentos sueltos y evaporados junto a ella. En uno de esos momentos, que ahora aparece, mi padre empezó a soltarme después de sujetarme durante semanas con días sueltos. Empezó a soltarme unos metros desde el sillín o desde el trasportín. Al final aprendí el equilibrio sobre dos ruedas. Mi padre me enseño a guardarlo.
Actualmente estoy buscando el equilibrio en mi mente y en mi vida. Un equilibro más allá de mis necesidades, de las religiones o de las ideologías. Un sitio externo a ellas y respetuoso con todos y todo. Creo que nunca lo conseguiré. Seguiré siendo un animal hombre vulnerable y necesitado. Seguiré siendo un hombre, a mi pesar, frágil. Un hombre amigo de la alegría y del dolor; incluso del celo no deseado que llega sin piedad.

Que los Rayes Magos se porten bien con vosotros. Mucha ilusión en el año que ha comenzado. Me gustaría que el regalo que os diesen los Magos de Oriente fuese un gigantesco número de momentos de salud y felicidad.Muchos de vosotros, como yo, escribís esta carta todos los años; la escribís en vuestra fantástica mente sin saberlo:

“Ayúdame a ser feliz con salud. Libre y feliz.”
Os aprecia: Constantino Carenado; el amigo de los Reyes Magos.

30 comentarios:

  1. Anónimo6/1/10 18:18

    Fuerza y salud para la cuesta de enero.Que poco dura la alegria en casa del pobre.Y trabajo para Carenado y Parado Español.

    ResponderEliminar
  2. Sumamente anónimo7/1/10 19:31

    No pierdas la ilusión. Todo llega.

    ResponderEliminar
  3. Estamo saliendo de la recesión,confia en nuestro guía europeo.Dentro de unos días tendreis colocación.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9/1/10 14:06

    Seguro que er votante acerrimo es un andalu que cobra er per.

    ResponderEliminar
  5. Si y er psoe es er partido de los pobres y lo voy a seguir votando.Te parece bien anonimo contribuyente de mi paga.Je,je ,je

    ResponderEliminar
  6. Sr. Carenado, es fácil de adivinar que tres deseos podría pedirle al año que acabamos de empezar: TRABAJO, TRABAJO y más TRABAJO.
    Déjese de chorradas y póngase, homeeee.

    ResponderEliminar
  7. Joan Columbo9/1/10 20:40

    Hay algún anónimo que se lo guisa y se lo come sólo.

    ResponderEliminar
  8. Tranquilo que ya se estan viendo los brotes verdes en los barrios andaluces

    ResponderEliminar
  9. a/a Otro Anónimo.
    Biennnnn. Se me ocurre una solición sencilla. ¿Chorradas?
    Tengo una opción para crear empresa y trabajo. Yo continuo mi verbo escrito y usted me paga los gastos mensuales que genera vivir en este sistema que tanto le atrae.
    ¿Hay trato?
    Sea usted misericordioso...

    ResponderEliminar
  10. al mismo anónimo de antes...
    ¿Sabe usted lo que es trabajo de verdad?
    Es estar ocupado y tener cosas que hacer. Lo que sucede es que eso no genera riqueza.
    ¿Que entiende usted por riqueza?
    ¿Prostituirse?
    Un saludo educado.

    ResponderEliminar
  11. Me han traido otro tatu!
    :D

    Y a ti?

    ResponderEliminar
  12. que entre nuestros impuestos y paguen a Carenado de por vida para que pueda crear una Gran Obra Literaria Carenada

    ResponderEliminar
  13. Dedicado a los blogueros que estan en la guerra y la apoyan entre ellos al cabo Lucas con afecto.

    ResponderEliminar
  14. Si Sr. Carenado, tómese el calificativo de chorrada como un piropo, porque para escribir hace falta una cualidad de la que Ud. carece: TALENTO.

    ¿No se da cuenta que su vida es una GRAN CHORRADA?
    Piense y recapacite.

    ResponderEliminar
  15. Gracias infiel pacifista. Esta te la dedico a ti.

    ResponderEliminar
  16. ¿Y la tuya cual es?

    ¿Enmendar a Carenado?...¡que gran tarea vital!

    ResponderEliminar
  17. No lo llames a tu padre, hoy no ha venido

    ResponderEliminar
  18. a/a Anónimo.
    ¿Que mi vida es una gran chorrada?
    jajajaja
    Para que usted realice ese comentario debe tener una vida magnífica.
    Piense y recapacite usted mismo. Yo siempre tendré el campo.
    ¿Y usted?

    ResponderEliminar
  19. ¿Talento?
    Es posible que no lo tenga. Pero...
    ¿Que tiene usted?
    Si quiera deberia arriesgarse a identificarse desde su comentario, en lugar de mantener su anonimato.
    Un anonimato que proteje , precisamente, a los cobardes.
    Quizás sea mejor ser una persona de poco talento antes que un cobarde empedernido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Lógicamente lo de cobarde empedernido va por usted.
    Lo aclaro por si su inteligencia no da para más.

    ResponderEliminar
  21. Inspector Clouseau10/1/10 20:07

    Si se ha dado a conocer. Ha firmado como "Gilipollas".

    ResponderEliminar
  22. a/a Inspector.
    Bonito nombre ese de "gilipollas".
    Pero no conozco nadie que se llame de esa manera.
    Pese a quien le pese continuaré escribiendo. Y cuando tenga necesidad trabajaré honradamente en lo que sea (como siempre he trabajado)
    El que quiera , o la que quiera, bético o sevillista,etc...tendrá que aguantar mis letras mientras viva.
    Siempre me ha gustado hacerlo. Es lo que hay y habrá. La crítica era algo que llega. Como me gusta teclear tendran que censurarme el blog, quemarme los libros o cortarme los dedos.
    Saludos desde las teclas olvidadas.
    Saludos desde la decisión tomada: escribir.
    Aunque, para algunos, no ha sido ni creo que sea mi forma de ganarme la vida; entre otras cosas porque soy políticamente incorrecto.
    Saludos y vista para leer mis absurdos. El acceso y los comentarios son libres. Las ideas y opiniones también.

    ResponderEliminar
  23. Parece que el talentoso Carenado tiene una pandilla de chupópteros lameleros a su servicio.

    Por cierto hoy en día puedes ponerte el nombre que quieras. Quedaría bien Constantino G. Carenado.
    (La G. no va por guapo precisamente)

    ResponderEliminar
  24. No, a tu padre no, estoy llamando a tu p. madre.

    ResponderEliminar
  25. a/a Anónimo insulton
    ¿?
    Se te ha ido la pelota.
    jajajajaja
    Estas peor que yo. Sé feliz y tomate la vida con más calma.

    ResponderEliminar
  26. Llego tarde!!

    En mi casa siempre fue Papa Noel... es que así teníamos más tiempo de disfrutarlos :). Y lo que siempre me hacía más ilusión era recibir los paquetes que mandaba mi abuela desde alicante, era como el cofre del tesoro. Caramelos, globos, alguna muñeca... que recuerdos.

    A mi si me han traído una biblioteca... 16 libros ni más ni menos!!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  27. Al infeliz insultón se le ha ido el tarro definitivamnete...pobre diablo.

    ResponderEliminar
  28. a/a Anna
    Me alegra que recuerdes ese cofre del tesoro. ¿16 libros?
    Joooo Que los disfrutes, a mi solamente me han traido pasta para pagar deudas.

    Besos.

    ResponderEliminar