13 de diciembre de 2009

Los inmigrantes votan PSOE.

Por estas casualidades que llegan, anoche mantuve una típica discusión sobre política con Jwaaan y dos jóvenes magrebíes.
La situación surge desde un botellón de vino tempranillo en el borde de la Plaza Mayor de Cáceres.
¿La razón del botellón de vino? Pues el presupuesto de un corto viaje terminado, finiquitado y en “coma” económico...
Con la justificación del cigarrillo y un poco de vino, a cambio, aparecieron dos Cacereños adoptivos: uno nativo del Magreb , que lleva diez años en España, y otro nacido en Cáceres, primo y amigo del primero.
Como era de esperar en una charla relajada, festiva (mercado medieval en el centro de Cáceres) y en paz; hablamos sin miedos ni tapujos.
El argumento de uno de ellos, precisamente el mayor, fue muy claro:
“Cuando el PSOE está en el poder estamos más tranquilos”
Y continuaba tras respirar:
“Los del PP son más conservadores. Los conservadores no nos gustan porque nos perjudican más cuando gobiernan”.
Este argumento NO es la primera vez que lo escucho. Comienza a ser ese tipo de argumento que es genérico, para mí.
¿Por qué?
Porque hace dos años escuché lo mismo de una Paraguaya (mujer jovencita y hermosa del Paraguay que vive en Sevilla ; con su linda mente y su precioso cuerpo).
Si a esto unimos la “aparente docilidad de nuestro representante Zapatero en el caso “Haidar”” … Puede que el Sr. Zapatero no lo esté haciendo tan mal de cara al voto inmigrante y su presentación pública , y coherente, como hombre de paz.
Como defensor de la Alianza de Civilizaciones tiene que fomentar el diálogo, el debate y, si es posible, el consenso. Hasta puede ser que tenga que sopesar el bien común frente al de una sola mujer. Pero ¡OJO! Esta mujer no defiende una idea en solitario…Defiende un asunto enquistado desde hace cincuenta años.
Para no derivar la idea original del artículo, entrando en el caso Haidar, esta muy claro que el PP no va a tener un apoyo del voto inmigrante en las siguientes elecciones. Y en las siguientes a las siguientes, tampoco.
Y esta idea de los inmigrantes me gusta.
¿Por qué?
Porque los inmigrantes tienen razón. Estoy con ellos en sus miedos y temores. Conozco hombres conservadores, que aprecio y apreciaré un montón toda mi vida, que son muy cortitos de miras en estos asuntos. Tienen muchos miedos que achacan ,casi exclusivamente, a los inmigrantes.
Si mis amigos conservadores son cortitos de miras en los asuntos de inmigración… ¿Cómo serán los otros que no conozco?
Prefiero no pensarlo.

Un saludo.


Posdata: tras el pequeño botellón de tinto, recogimos las basuras. Nuestro rincón , con escalones ,quedó como estaba al principio. Ni tan siquiera se nos derramó el tempranillo.