28 de octubre de 2009

Yo,también.

Para practicar una de mis evasiones favoritas, ayer noche fui a ver la película:

Yo, también.

Ruego, como en otras ocasiones y por otras razones, que todo aquel que piense verla no continúe leyendo este corto artículo de hoy.

En este caso estaba solo en la sala; lo cual me pesó bastante durante la nocturna proyección. Reconozco que se trata de una película prudente que trata un tema delicado de los que no nos gusta hablar mucho. Un tema que muchas personas evitan o, si lo usan, es para insultar a otros. Típica actitud de primate sin valores; y de esos hay muchos. Es curioso que la lengua española vaya añadiendo términos sinónimos por su rápido uso como insultos por parte de los “homínidos normales”. Pero no debería ser así. Recomendaría que viesen la película algunos de esos adolescentes irresponsables del tipo niñato o niñata. El protagonista demuestra más madurez que ellos en múltiples aspectos y de muchísimas maneras. Seguro que aprenderían algo si a ese niñato o niñata, lleno de hormonas, se le dirige hacia la olvidada reflexión y se les recuerdan las palabras esfuerzo y voluntad.

Son personas y eso es lo que hay. El lector que no acepte la condición de persona para cualquiera que padezca el síndrome, que se acerque a alguna tribu de babuinos en la sabana africana, allí funcionará con una perspectiva tribal cercana a su medida mental.
Es un atrevimiento magnífico por parte, entre otras entidades, de la Junta de Andalucía. Un acercamiento a las necesidades de una persona que padece el síndrome de Down.

Y resulta que en este estúpido mundo, en que vivimos, cubrir las necesidades de una persona especial da miedo e inseguridad. Sobre todo a las familias de los que padecen la condición en sus seres próximos y queridos.
En la película se respiran, en muchos momentos, estas preocupaciones:
¿Podrá ganarse la vida como una persona normal?
¿Puede constituir una familia como otras personas “normales”, cuando se enamora?
(Esta pregunta se trabaja especialmente. Toda persona tiene sus necesidades bien impregnadas en su naturaleza biológica)
¿Pueden aspirar a amar a una mujer, u hombre, sin su problema vital?
La fuerza de voluntad del protagonista es una constante al igual que el hecho de aceptar su condición de persona diferente; pero persona a fin de cuentas.
Desde mi perspectiva la película ha suavizado las posibles problemáticas que pueden surgir de esta condición. Eso le ha quitado dramatismo.
El tratamiento de la película es correcto pero no es atrevido. Había algo de miedo en el hilo argumental. No sé la razón. He notado un”freno de mano” por algún sitio. A lo mejor el “freno de mano” soy yo.
Ha nivel personal la protagonista, relacionada con el título de la película “yo, también” –muy bien elegido-, es una mujer que me ha recordado, en todo momento, a mi exmusa Medusa (proyecto esperpento):
“Una mujer perdida en el alcohol, las juergas y buscando la evasión permanente de sus problemas traumáticos e históricos .Una mujer perdida en su infelicidad que amortigua, o suple, con el placer y los vicios”.
Y el protagonista, conocedor de esa condición de su amiga especial, acaba aceptando las condiciones. La escena final deja claro que hay en él una nueva alegría. Se le nota e, inevitablemente, está interpretando muy bien.
No soy experto en interpretación pero el protagonista deja claro que no tiene un pelo de tonto. Francamente la “madrileña perdida” esta como un tren. Ufffff.
La actriz es correcta interpretando su papel y, siento decir esto, podría describir sus glúteos durante media hora. Ignoro el nombre de la actriz pero es una madurita de muy buen ver.
Él protagonista juega su baza hasta el final y va adaptándose a las limitaciones de su enchochamiento. Actitud muy madura.
En general recomiendo su visión. Aunque hay algo que falla, y no sé lo que es. Pero merece la pena ver la película por la perspectiva desde la que trata un problema de toda la vida. El protagonista lucha por su sueño con todas sus fuerzas. Circunstancia interesante y grandiosa. La esperanza suele ser grandiosa; y más aún cuando se consuma.

¡Id a verla!
Merece la pena y te acerca al mundo de necesidades ,y cualidades, de las personas que padecen el Síndrome de Down.

Animaría a una segunda parte con algo más de atrevimiento y posibilitando la vida independiente del protagonista que, aún, vive con los padres.
¿Alguien se atreve? El actor trabaja bastante bien. Me ha resultado tremendamente real y racional interpretando.
Por cierto los toques de humor, que abundan, estan muy bien ubicados . Se me olvidaba comentar este aspecto. Respecto a la actriz tengo que repetir que es una "torpedo" y realiza muy bien su trabajo. Sinceramente ,me ha puesto a doscientos,trescientos y cuatrocientos. Estoy mal. :)

Saludos.

9 comentarios:

  1. Esperemos pronto a ver en el cine las obras literarias de Carenado.

    ResponderEliminar
  2. Carenado, ahora que eres Pumares o que?

    ResponderEliminar
  3. Bri-consejo29/10/09 13:57

    Para la presentación póngase unos calzoncillos limpios, no vaya a ser que ligue con alguna de sus fans. Y nada de presentarse con el chandal del Bétis y la riñonera vaquera.

    Y ni que decir tiene que mientras esté hablando no debe urgarse la oreja con la uña negra del meñique, no queda elegante.

    ResponderEliminar
  4. Venga, me la apunto.

    Resulta que estoy ahora "trabajando" con discapacitados psíquicos, entre los que tengo a algunos con síndrome de Down. Es un trastorno genético que lleva asociada una discapacidad intelectual, pero en general no tan grave como los usuarios del centro en el que estoy ahora. El grado de discapacidad de un SD es variable y pueden llegar a ser personas bastante independientes.
    Sobre los que yo conozco (más del 75%) no te puedo decir si tienen capacidad de enamorarse ni estas preguntsa que planteas. De querer sí. A mí mismo me quieren. Con todas las letras, pero tampoco veo que para ellos eso sea una carencia. Son más bien como niños. Y un niño, en general, es feliz.

    Suerte en la presentación mañana. A ver qué me cuentan...

    ResponderEliminar
  5. Por que no metes la presentacion en you tube para que la veamos tus seguidores de Latinoamerica.

    ResponderEliminar
  6. Meha encantado la presentacion del libro,las actuaciones musicales y la posterior recepción.Eres un fenomeno y que vendas michos libros

    ResponderEliminar
  7. A mi tamien meha encantado micho. Eres un crack.

    ResponderEliminar
  8. Esperemos se vendan ejemplares y pronto podamos ver en las librerias de España e iberoamerica Proyecto esperpento que eso si que sera tu camino al estrellato

    ResponderEliminar
  9. Deseariamo publicaras imagenes del acto en este blog

    ResponderEliminar