11 de octubre de 2009

P.E.R. o PER. Subsidio Agrario.

¡Ohhhh!
Cuanto se ha hablado y escrito sobre esta ayuda andaluza.

En primera instancia buscaba, teóricamente, evitar la migración desde el pueblo a la ciudad. Me hacen gracia los que solo argumentan que fue una manera de comprar el voto en los pueblos andaluces. Eso, amigo TEPQMLF, si es un simplismo.
Como, por gracia o desgracia, he trabajado en el campo como temporero voy a hablar de mi experiencia con el PER.
Resulta, por esas cosas del destino y la televisión, que fui a trabajar de jornalero a la fresa. Fui a Moguer (Huelva), a realizar peonadas para la cooperativa Agromolinillo. Y decidí, desde el principio, pagar mi sello agrícola. No era el único.
La fórmula PER funciona, por mal que le pese a algunos, y voy a decir como:
Moguer tiene una buena población y la fresa dura; con sus diferentes necesidades de mano de obra desde el montaje, siembra, recolección y desmontaje; ocho o nueve meses.
El momento fuerte es el de la recolección que comienza en Marzo y se alarga hasta principios, o finales, de Junio. En mi experiencia había españoles que pagaban su sello y otros no lo hacían. Este es el momento de mi anárquico discurso de hoy:

Me han dicho muchas veces que en el norte de España, concretamente desde el Despeñaperros para arriba, no hay PER.

¿No tienen más pueblos vacíos?


Recuerdo que hace unos años ofrecían viviendas, en muchos de ellos, para ocuparlos de alguna manera. Para que volviese la vida a esos desérticos entornos.

¡Que curioso que se hayan despoblado!

Y continúo con una nueva pregunta. Esas que me gustan; esas que me encanta realizar:

¿Qué hay estafa en la presentación y firma de falsas peonadas?
¡Pues claro!

Pero la gente sigue en los pueblos y muchas votan PSOE y, otras, no lo hacen. En mi querido barrio, del que tanto hablo, muchos votan PSOE y están jubilados…
¿Corren peligro sus pensiones si entra el PP?
Me parece que no.

También quiero aclarar que, fuera parte del PER, el sur es de izquierdas por su origen, precisamente, agrícola y minero.
¿Cómo puede ser?
¿Estoy diciendo una nueva tontería?

Porqué, mal que nos pese, el campo y la mayoría de las personas que se ganaban antiguamente la vida en el campo, eran jornaleros. Puedo dar ejemplos familiares.
¿Qué ideología amparaba a los jornaleros?
¿Cuántas horas trabajaban en el pasado y en que condiciones?
¿Han vivido ustedes esa experiencia?
¿O fueron muchos de sus abuelos o bisabuelos?
¿Qué sucedía en los arrozales próximos a los Palacios?
¿Qué pasaba en los arrozales de Isla Menor (Sevilla) donde había hasta colegios, comedores e iglesia dentro de la finca?
¿Por qué?

Abuelos, por ejemplo, de San Bartolomé de la Torre…Castilblanco de los Arroyos, etc.…Estoy seguro que muchos pueblos de Andalucía son de izquierdas por, sencillamente, razones históricas. El PER evitó, de una forma artificiosa e inteligente, que se vaciasen más. Una izquierda asistencialista que evitaba la posible miseria y la emigración a las ciudades.

¿Qué así no crece un país?
¿Díganme hacia donde crece, o ha crecido últimamente, el sistema económico?
¿Díganme que la economía habría evolucionado hacia otra vertiente sin el PER?
¡Paparruchas!


Pienso que hay que crecer como mi amigo Jota. Hay que crecer mejorándonos a nosotros mismos. Esa es la clave auténtica del cambio. Y añado a esta visión como hay que crecer sin ser sectario; sin crear la propia religión; sin parcializarse o aislarse:
-ayudando a los otros
; aunque sea arrojándoles mierda. El problema es que hay que lavarse la ropa o el traje después. Equilibrio, desequilibrio, reequilibrio.
-aprender permanentemente. Investigar lo que hay que investigar. Saber con esfuerzo y ética aprovechando el tiempo disponible para crecer con los otros. Y no hablo de ninguna religión, hablo de una actitud. Que cada uno practique la religión local. Todas sirven mientras la fe sea sincera. Nos encanta sentirnos “elegidos” o “especiales”; tener la razón con nosotros.
¿Y si todos tuviésemos razón en el camino de la fe?
Islamistas, cristianos (con todas sus variaciones), hindúes, budistas, animistas, taoistas, etc.…
Solo es cuestión de cambiar el nombre a las cosas y seguir con el mismo delirio. Eso hemos hecho desde hace milenios. Las variaciones específicas de cada religión son como "las variaciones costrumbristas de los pueblos identificados con, precisamente, sus hábitos culturales".

Para terminar estas estupideces de hoy deseo lanzar unas proposiciones ácidas:

- Es cierto. En el asunto del PER hay muchas familias apuntadas a él .Familias que no quieren renunciar a la paga. Es cierto. Evidentemente puede pensarse que es una estafa. Pero lo único que hace es evitar la emigración y fomentar algo de economía sumergida. La gente se gasta, al final, el dinero en la cantina. El dinero se mueve, aunque sin pagar impuestos. Esa es la parte “chunga”.
- En mi caso les voy a expresar el porqué me fui a trabajar al campo. Es un asunto breve y curioso. Buscaba hacer mi temporada de fresa, apuntarme al PER y, con esa ayuda, dedicarme a estudiar las oposiciones de Magisterio hasta que arribase la siguiente temporada de recolección. Mi idea era repetir el proceso hasta conseguir mi plaza de maestro; mi plaza de funcionario en la educación (uno de los funcionariados más coherentes que conozco).
Eso no fue una idea interesante. Estando ya en Moguer con diez kilos menos, mejor tono muscular y meses recolectando, el PP sacó una ley reguladora del PER para nuevos jornaleros. Este es su resumen:
“Para recibir la prestación serán necesarias 365 peonadas”.
Eso rompía mi plan. Y le daba la razón a Bruno; un compañero de cuadrilla italiano que no quería volver a Italia.
“- No me parece bien que trabajes en campo para recibir paro y estudiar oposición. No es correcto”
Al final este asunto fue una experiencia más. En Noviembre estaba llendo desde los naranjos (ya había terminado el desmontaje de invernaderos de fresa hacia unos meses) hacia una distribuidora de productos de decoración. No he vuelto a ver a Bruno. Un tipo italiano que me recordaba a un Rambo agrícola que dormía mejor en una silla que en una cama. Un extraño italiano, amante de las motos, lo tractores, la coca y los juegos. Estaba huyendo de algo. No sé si seguirá haciéndolo. Por cierto…nunca he solicitado el PER y tengo buenos recuerdos de Bruno el Italiano. Nunca sabré porqué se quedaba muchas noches durmiendo en una silla frente al televisor ,en lugar de acostarse.
-Reconozco que este asunto del PER se ha convertido en una estafa pero…cuéntenme una historia diferente en un entorno distinto.

"Como leí un día a Julio :
(http://poesiamas.net/blog/2009/)

-Nada nuevo bajo el sol."


Para mí, los “humanos” somos como un burro dando vueltas alrededor de una noria. La noria es la que va cambiando; nosotros no.

Constantino Carenado, un chimpancé jornalero del pasado; quizás ,nuevamente, del futuro.