3 de septiembre de 2009

Encuentro con Uaga.

Después del texto ácido anterior, completamente sincero pese a quien le pese, quiero compensar con un texto más preciosista. Al menos esa es mi primate intención. Como continuo en desempleo con prestación suficiente para cubrir mis necesidades (no me la han retirado aún por las barbaridades que cuento en este blog –uffff-; tampoco me la han quitado por la quiebra del sistema de protección social-gracias-) tengo tiempo para leer, estudiar, pensar y escribir. También para “maldecir”, enfadarme, ir al cine y estar con los amigos y las amigas (aunque conservo pocas como comprenderéis por mi manía de enamorarme (o enchocharme) con el trato frecuente .Mis poesías y algunos artículos me delatan en mi exhibicionismo como chimpancé salido–ohhhhh. Que defecto-).
Como dispongo de un tiempo que nunca he tenido en estas extrañas condiciones de necesidades cubiertas; dedico dicha “ventaja temporal” para formarme y escribir a mi puñetera manera. Amparándome en esta condición, me apetecía esta mañana compartir algo bonito y con encanto. Para ello me he dirigido a la revista Mundo Negro de Septiembre del año 2009 (una revista de esa parte de la iglesia que me parece maja: la misionera. En este caso la “iglesia misionera de África”). Me he esforzado en localizar palabras positivas en la revista. Palabras de esperanza para este continente que tanto aman mis amigos lo misioneros. Deseaba algo positivo amparado en la realidad del mundo Africano actual. Antes de una grata sorpresa para mi mundo de fantasía interior, que después contaré para dar un poco de intriga –como hace magistralmente Anna-, esta es la secuencia de palabras agradables y bonitas que he ido recolectando de la revista Mundo Negro. Secuencia que me recuerda el concepto de etiqueta de todo blog. Hay las lleváis con todo su simbolismo:
Tribu,estado,misionero,caminar,democracia,paz,renovar,autodeterminación,dignidad,mujer,
sueños,libertad,diálogo,encuentro,confianza. Obama,Nigeriano,escuela,bicicleta,pie,integral,hombre,marea,amor,mirar,análisis, construir y….(aquí viene mi paranoia ególatra. Algo así como tocar una tecla antigua en mí interior. Una de esas coincidencias amparadas en el propio pasado.): Uaga.
¿Qué es Uaga?
Uaga, como decía un padre blanco “algo extraño” natural de Valladolid, es la forma en que los Burkineses llaman a su capital: Uagadugú. Capital de Burkina Faso.
Trascribo literalmente lo que dice el titular del artículo:

“Burkina Faso, que en lengua moré significa “el país de los hombres íntegros”, aparece como una excepción en el turbio universo de África Occidental. Su relativa estabilidad da a Uagadugú, la capital, un aire de centro político, cultural y económico, con la ambición de convertirse en el escaparate de la región. Famosa por sus motocicletas y su festival de cine, la ciudad se encuentra en plena expansión”. 
 (Texto: Jean-Arsène Yao (Mundo negro Septiembre 2009).

Y…Aquí está mi sorpresa interior. En el año 2000 estaba yo escribiendo mi primer relato de ciencia ficción en serio. Un relato llamado Enry. Un relato corto donde mi hermano el mediano era, y es, el protagonista. En una parte de dicho relato…
¿Averiguan ustedes que ciudad Africana elegí como punto de inflexión Africano, en mi historia de ciencia ficción utópica?
Pues Uaga. Porque el padre blanco “algo extraño”, que he mencionado arriba, y yo hicimos un montaje de video sobre un viaje de su familia a Burkina Faso e, inevitablemente, un viaje a Uagadugú. Las imágenes repetidas y repetidas del montaje me ayudaron a escribir esto que comparto ahora con vosotros. Esto lo realice en mi tiempo libre durante el año 2000. Entonces estaba cogiendo fresas con las Polacas (impresionantes mujeres en muchos sentidos personales, se halla dicho lo que se halla dicho sobre ellas). Pero eso, eso es otra historia.
Aquí os ofrezco parte del relato que aún conservo como primera historia de ciencia ficción. Alimento con esto mi ego de autor de un blog (como ha dicho Espido Freire al Diario de Sevilla -11 Agosto 2009- ) y de autocomplacencia (esto lo añado yo con cariño). Espido Freire, esto de los blogs me pone y creo que “se me nota”.

Son las diez de la mañana, el mercado de Uaga es un río de personas buscando las compras del día o la semana. El espacio está lleno de un rumor informe que baña todas las formas ubicadas en él. En la zona de frutas, en el centro de la plaza cubierta, está Yasmina “la frutera”. Sobre su pelo rizado y recogido con cuatro moños, está el pañuelo blanco con rosas que le regaló su abuela cuando fue mujer. En su mano izquierda, con las uñas tan cuidadas como las de su derecha, esta el anillo de su matrimonio con Babakar. Bajo su pañuelo está su rostro y fino a la vez, con sus dos ojos grandes, de mirada profunda y negro sobre blanco. Bajo su pañuelo se ve, también, una nariz perfectamente chata, ancha y delicada como un meñique. Sumergida sobre su nariz está su boca de labios gruesos que dejan ver una dentadura cuidada y saludable con paletas algo grandes.
Yasmina vende tubérculos locales, frutas del tiempo y verduras. Los expositores están cuidados aunque hay algunas moscas. Insectos que suelen chocar con los atractores UVA con rejilla que tiene cada dos metros cuadrados y a una altura aproximada de dos metros. Dichos atractores los construyó artesanalmente su esposo, además los colocó alimentados por células fotovoltaicas. Cada colector es semejante a una caja de galletas enrejillada con un espejo encima y colgada de un hilo de nylon.
Llega Fátima, una clienta frecuente, y comienzan a contarse los chismes del día e incidencias del mercado; ambas son inusualmente curiosas y se ríen mucho de lo que chismorrean. Su relación es intensa en proximidad. Ambas lo saben.
Fátima debió ser una mujer guapa aunque ahora esta entrada en años y no se cuida mucho. Le ha contado muchas veces de Yasmina su vida de necesidad y desamparo hasta llegar a Uaga, a Uagadugú. La ciudad donde conoció a Rachi, su segundo esposo. Ha narrado, con pavor en su mirada, las necesidades que pasó con su primer marido en el sur Etíope; el dolor que acompañó a la perdida de sus tres primeros hijos por el hambre; el límite al que se encontró de la muerte por inanición…

Y aquí termino parte de este antiguo relato de mis comienzos como aficionado a esto de escribir. Escritura en que siempre he encontrado el consuelo del solitario y mis fantasías utópicas de cambio. Una obsesión desde mi adolescencia. Triste obsesión.

Constantino Carenado relatando, en este momento, una paranoia amparada en otra paranoia del pasado.El chimpancé ha vuelto ha escribir para desfogarse.

11 comentarios:

  1. os esperamos el dia 4 de octubre en la reunion de amigos de africa,urafiki en la casa nuestra de sevilla

    ResponderEliminar
  2. a las 12 del mediodia.mantened en alto vuestra llama de amor por Africa

    ResponderEliminar
  3. Pues yo quiero el relato completo... que así a medias nunca me ha gustado quedarme que quieres que te diga :p

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/9/09 22:46

    Di que si Anna, que no te dejen a medias nunca.

    ResponderEliminar
  5. quero rendir homenaje a los que apoyan y regalan cosas a Alberto y estan a su lado en estos dificiles momentos quecesta pasando.Gracias porque demostrais serr amigos y amigas de verdad

    ResponderEliminar
  6. ¿Participa el glorioso ejercito de Burkina Faso en misiones de paz en Afganistan?

    ResponderEliminar
  7. Si fueras mujer en Afganistan a lo mejor te gustaba ver soldados de la OTAN en vez de talibanes. Ayyy europeitos que no dejamos de ver nuestro ombliguito.

    ResponderEliminar
  8. Todo por Obama.Esperemos que llegue la paz a ese pais.Paz y amor es lo que hace falta alli y mucho talante y presencia del ejercito de Senegal.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6/9/09 23:34

    A/a de Omar.Canallas y descerebrados hay en los dos bandos de cualquier guerra,si no habla con tu abuelito o con algun extranjero que haya vivido en su pais una guerra.

    ResponderEliminar
  10. Amigo de Omar7/9/09 10:51

    La verdad es que es mucho mejor todo po Obama que todo por Bush ¿no te parece?. O tengo que recordarte lo bien que está Irak, o que en Afganistán se entró con Bush no con Obama. Ayyyy neoliberales hispánicos, sois los únicos que tropezais 9.500 veces con la misma piedra. Ni los americanos, alemanes ni los franceses, ni siquiera los ingleses con lo conservadores que son defienden ya esas ideas.

    ResponderEliminar
  11. Si alguien no sabe diferenciar entre participar en una guerra como la de Irak y otra como la de Afganistan, es que es rematadamente gilipollas. Es la misma diferencia que hay entre mentir-matar-robar y defender.

    ResponderEliminar