2 de agosto de 2009

NO AL TERRORISMO.NO A LOS TERRORISTAS.

Hola terroristas de ETA o de aquella. Os saludo porque no tengo más remedio como hombre de paz. Quiero hablar sobre ustedes y todos los que usáis las armas con algún extraño objetivo o una extraña justificación.
¿Qué os sucede?
¿Necesitáis llamar la atención y os da igual como hacerlo?
¿El fin justifica vuestros medios?
¿Sabéis que es lo que os sucede?
Que deberíais venir conmigo a una finca donde vive una mona babuina. La pobre está sola en la Finca La Alcaidesa del Campo de Gibraltar. Dicha mona vivió los esplendores del Safari Park de San Roque. Pero el Safari Park de San Roque, fracasó. Creo que, junto a ella, podríais hacer una tribu. Es posible hasta que os enseñase normas de supervivencia y convivencia sin molestar a los vecinos o agricultores. La mejor compañía seríais ustedes. Podríais hablar con calma y establecer estrategias de convivencia junto a ella. Os enseñaría muchas cosas. La mona esta sola y necesita cariño y compañía.
¡Pero que cojones hacéis!
¿Cuál es vuestro momento histórico?
¿Cuál es vuestro tiempo?

No será que os habéis equivocado de siglo.
No será que no sabéis lo que queréis; ni sabéis respetar a nadie.
No será que vuestra mejor edad sería la Edad Media; o junto a otras especies de monos próximos al hombre y violentos. Los babuinos por ejemplo.
Sabéis lo que pienso:
¡Que el siglo XXI no es para vosotros; ni para ningún terrorista!
¡Que sois unos auténticos cobardes!
Sois la peor versión posible de esos capullos que en el instituto, para divertirse o darse a valer, abusaban de los solitarios o aislados del grupo clase.
¡Inevitablemente sois unos capullos violentos!
Por decisión propia. Eso es lo peor.

Buscar una independencia apoyada en el miedo, la minoría y la violencia no es más que estupidez concentrada.
Como dicen amigos míos.
¡Sois lo peor!
Pero lo peor de verdad. Me dais vergüenza. Más aún viviendo cerca y perteneciendo al mismo estado soberano. Perteneciendo, mal que os pese, al pueblo español.Solo actos democráticos y libres deciden las estructuras de gobierno independientemente de cómo funcionen, para eso están las urnas. Los gobiernos o estados no los definen una pandilla de niñatos y niñatas violentos, que no conocen el diálogo ni la palabra manifestación; ni la palabra paz.
¿Que queréis cambios en vuestro país?
Pues a usar la vía pacifica y democrática sin ustedes dentro.

¡Es el momento de hablar!
No de matar.
¡Nunca es el momento de matar!
Y menos en plena época de las comunicaciones globales.


Antes de matar a nadie, la próxima vez, mataros a vosotros mismos. El mal será menor. Y que conste que no apruebo en suicidio.
Otra opción sería apuntaros entre vosotros y ver cual sobrevive. El superviviente será un gran capullo solitario. El superviviente será el gran babuino.

¡Los violentos al vacío!
De la ignorancia y el fracaso.


¿Cómo van a triunfar las ideas de un asesino o unos asesinos?
Es un absurdo del siglo XXI.
¡No sabéis lo que queréis; ni sabéis donde estáis!
Me dais pena.

Vamos a hablar y a discutir. Eso es lo que me gusta. Lo que me encanta. El debate es la mejor opción. No seáis primitivos. Usad el verbo y la palabra pero no las armas.
¡Dejadlo ya!
Os suena la palabra FIN.


Ya está bien. Que sois unos cobardes cabrones. Algo peor que carnudo o jilipollas (como yo al escribir esto con la mejor de las intenciones).

También puedo deciros otra cosa a ustedes y a todos los violentos:
¡Sois unos carnudos!
La violencia es el vacío,
Vuestro vacío.
Una compañera de la que nadie puede fiarse.
¡Esa es la violencia!
Y por eso sois unos carnudos.

No sabéis quienes sois.
No sabéis que queréis.


Sois, inevitablemente, unos cabrones.

La violencia os pondrá los cuernos.
Unos cuernos gigantescos.

¿Os vais a ir a la finca con la babuina; o cambiareis?

El chimpancé pacífico ha hablado otra vez. Mal que le pese a algunos.

¿Corro algún peligro? Ya he pensado en eso.

Posdata: Soy un provocador con mis mejores amigos (a los que pongo verdes junto a los políticos).
¿Cómo no voy a serlo con vosotros los violentos (o violentas)?
Rezaré por ustedes.
Sois unos pobres hombres y unas pobres mujeres.

¡Dejad la violencia!
Nunca merece la pena.
Usad el debate sin agresión de ningún tipo. Violencia cero y agresión cero. Es el momento del debate y de aceptar las decisiones de los grupos sociales pacíficos. No huyáis hacia adelante. Pensad un poco. ¡Coño!