3 de agosto de 2009

Chimpancé no endogámico

Voy a pronunciar unas palabras voraces y provocativas como auténtico chimpancé que habla. No soy “un mono” cualificado, ni nada por el estilo, para criticar a nada ni a nadie. Pero lo voy a hacer desde mi arrogante ignorancia. Mis queridos amigos y familiares me han empujado a esto con todo su amor o cariño; con todo su cariño y amor.
Deseo pronunciar expresiones que ya voy leyendo sobre mí cuando le caliento las gónadas a alguien:
- prepotente.
- “volao”
- jilipollas.
- te suda el …
- simplista
- exibicionista.
- soberbia.
- negatividad.
- prepotencia
- " se te esta yendo el tarro"...
He titulado “chimpancé no endogámico” a este artículo porque hoy voy a poner verdes y amarillos a todos los expertos y especialistas que se sientan aludidos tras mis letras.
¿Cómo te atreves a eso Constantino Carenado?
¿Te atreves con los expertos?
¡Te van a machacar!…


Casi todos los expertos tenéis un grave problema que voy a intentar resumir lo más brevemente posible. Hace meses fui a una conferencia en honor, entre otras cosas, al padre de mi amigo “Ele”. El experto catalán habló de endogamia en las universidades.

¿Qué le sucede a un científico, o un experto, en un entorno universitario?
Que si quiere prosperar tiene que olvidarse de su capacidad de crítica. Se tiene que transformar en un pelota en, por o para el grupo y/o sus líderes. Solemos confundir, y meto a científicos y expertos en esto, la critica con la ofensa y el desprestigio público. Así pues si un alumno de un departamento es “problemático”…
¡Largadlo fuera en cuanto podáis!
Si un compañero critica tu proyecto o lo “juzga inadecuadamente” es un salvaje o un desconsiderado. Puede ser hasta un nuevo enemigo. Poco a poco este sistema va dejando hueco a los pelotas y a los trabajadores acríticos que se van quemando al acercarse a una forma “acamellada” ,o de camello Nietzschiano.

Endogamia según R.A.E:

2. f. Actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución.

¿No nos estará ocurriendo lo mismo en todas las agrupaciones?
ONG’s, Empresas, Asociaciones, Departamentos, Investigación, Comunidades,…

Si es así. …
¡Hay que resolver el problema!

¿No será que con tanto miedo a perder lo que tenemos cualquier crítica es una amenaza?
¿No será que el miedo a perder ha coartado nuestra capacidad de crear?
¿No será que estamos confundiendo crítica con fracaso de un proyecto?
¿Qué les sucede a personas creativas que no cuajan en ningún grupo por su actitud asocial? ¿No serán marginadas sin piedad?
Quiero hacer un ejercicio junto a ustedes. Junto a todos los que leáis esto, si no lo borran algún día por inadecuado, mordaz e imprudente.
Recuerdo la fórmula de un tocayo que hablaba de nuestra estupidez, y creo que no lo hacia para darse a valer si no para llorar con nosotros. Era una fórmula simplista:

Energía = masa por la velocidad de la luz al cuadrado.

Una ecuación que, a principios del siglo pasado, revolucionó el mundo de la física. Era un erudito, y un experto científico envidiado en su época.
A todos nos encanta decir que fue un genio por la importancia de su obra y porque representa el éxito profesional, académico y personal. En muchos sentidos lo hemos convertido en un mito. Nos encanta hacer eso de mitificar…eso de endiosar a los humanos de éxito. Una demostración más de nuestra estupidez y ganas de idolatrar a los mitos o “entes humanos” especiales.

¿Vais a poneros a darle palmaditas a la madera del ataúd de Albert Einstein?

Alguno visitaría sus restos y analizaría la calidad de la madera de su ataúd. Por si tiene algo especial. Algo parecido al endiosamiento de Michael Jackson que simplemente interpretaba música.
Deberíamos valorar las obras de los genios y creadores y…¡basta!...pero rápidamente nos vamos al endiosamiento emocional y descontrolado. Nos encanta ser fans. Nos encanta tener dioses a los que alabar, porque no nos gustamos a nosotros mismos. Nuestra vida es aburrida…

¡Tendríais que ser Fans de vosotros mismos!
¡Fans de los pobres y desgraciados!
¡Fans de la gente sencilla que no hace mal a nadie!
¡Fans de vuestros padres y amigos!
Fans razonables que valorasen lo que conocen; y no lo que les enseñan los medios. Que la publicidad hace milagros… Es amiga, en ocasiones, del engaño y la mentira.

Todos los expertos en ciencias humanas y económicas deberíais poneros a trabajar urgentemente para buscar fórmulas simplistas que nos hagan libres y auténticos.
Hoy me gustaría que me ayudaseis a plantear una primera fórmula (o ecuación) que voy a llamar:

ECUACIÓN FUNDAMENTAL HOMO
La única opción para poder barajar las variables que lleven a todos los que habitamos la tierra a estos resultados constantes (o sea, las constantes de la ecuación fundamental homo que tenemos que desarrollar):
Hambre = cero o menor de cero.
Violencia = cero o menor de cero.
Agresión = cero o menor de cero.

Y las variables determinadas, y no determinadas, de la ecuación a desarrollar serian:
Realización personal = R (variable indeterminada R)
Disciplina = D (logaritmo neperiano de la realización personal R)
(Variable determinada D)
Objetivos del grupo de pertenencia = O (más allá de la propia tribu).
(Variable indeterminada O)
Crecimiento mental permanente = C (variable determinada por R, D y O)
Vorágine de conocimiento = V (variable indeterminada V)

Todo ello dentro del conjunto de los números reales y, como especulación, dentro del conjunto de los números imaginarios.
Yo voy a comenzar a trabajar en ella. Como llegue a alguna conclusión en breve os dejaré en “bragas” a todos los expertos…ustedes sabréis…
¿No os asusta que la solución la encuentre un chimpancé?

He dejado ciertas necesidades humanas fuera de esta ecuación porque forman parte de una segunda ecuación más compleja y difícil:
LA ECUACIÓN FELICIDAD HOMO

Donde aún tengo que localizar las constantes necesarias y las variables dependientes e independientes. Quizás me ponga a trabajar en esta segunda ecuación algún día. Lo intentaré .Pero la importante es la fundamental Homo; por razones de urgencia social. No obstante no me extrañaría que personas con bienestar actual, que solo ven su necesidad de ser feliz centrándose en sí mismos, solo piensen en desarrollar esta segunda ecuación porque la fundamental no va con ellos. Estas personas dirían, como mi amigo jota, algo parecido a esto: si estas bien contigo mismo estas bien con los demás. O, incluso, han dicho en su egocentrismo:

"Antes de arreglar los problemas del mundo, arregla primero los tuyos".

No me parece una mala frase; pero huele, incluso apesta, a lavarse las manos como lo hizo Poncio Pilato. Os recuerdo a jota y a TEPQMLF que he demostrado con creces, en mi vida, que sé arreglar mis propios problemas; otra cosa es lo que ustedes penséis al respecto en vuestro egocentrismo. Quizás os lo demuestre algún día, de nuevo y como tantas veces a mis queridos padres, que sé arreglar mis problemas y que lo que hago en estos textos es provocar porque tengo tiempo para deciros mis verdades a la cara. Con tanto egocentrismo solo demostráis que el mundo va a seguir igual. Es necesario el cambio de perspectiva hacia los pobres independientemente de la situación de uno.
¡No al hambre! ¡Solución!
¡No a la especulación con alimentos! ¡Solución!
¡No a la explotación del hombre por el hombre! ¡Solución!
¡No a la violencia ni la agresión! ¡Solución!
¿Queréis que continúe con argumentaciones relacionadas con los problemas del mundo?
¿Acaso pensar en los otros tiene algo que ver con pensar en uno mismo?
¿Estáis seguros con tanta “ombliguitis” endogámica y consentida?
Lo que sucede es que os he tocado la fibra sensible. Esa que duele con las palabras. Esa que dice:
¡Sois unos acomodados como muchos otros!
¡Solo pensáis en vosotros mismos como casi todos!
Y no os enfadéis. No pretendo eso. Solo digo lo que pienso porque puedo permitírmelo. Estoy cansado de autocomplacencia y “ombliguitis”.

Todos los expertos en ciencias e ingenieros deberíais tener mentalidades más abiertas y menos endogámicas. Gusta demasiado que te den palmaditas en la espalda. Demasiado.
Y todo porque hay miedo a la crítica y a que se ponga en juicio vuestra competencia. Porque hay miedo a que el “extranjero” me quite o perjudique mi salario o emonumentos.
Pero la capacidad analítica y de síntesis, de todo ingeniero o científico, no debería daros miedo. Solo debería daros miedo, quizás, vuestra pereza o desidia en los proyectos. Con pereza o desidia no se resuelven ecuaciones o problemas nuevos. Solo se aplazan.

El chimpancé ha hablado otra vez, pese a quien le pese. Buen destino a todos.

8 comentarios:

  1. Johannes3/8/09 20:55

    Emolumentos, se dice emolumentos no emonumentos (ups... oh no, mierda...que he hecho! me van a tachar de retrogrado, endogámico y egocéntrico...y todo por no hablar como Belen Esteban).

    ResponderEliminar
  2. Lo reconozco, me has tocado la fibra sensible: soy egocéntrico, padezco de "ombliguitis", soy un acomodado y, lo reconozco, me tiro unos pedos apestosos. No sé cómo sigues siendo mi amigo. He sido tan, tan malo...

    ResponderEliminar
  3. A/A jota.

    jajajajajajaja. Gracias por no enfadarte. Un abrazo.
    Posdata: mis pedos son peores. jajajaja

    a/a Johannes

    Sé lo de emolumento/emonumento...pero estan tan cerca que ante la duda la he cagado... :).
    ¿Cuales son tus emolumentos tras el trabajo diario?

    ResponderEliminar
  4. Un emonumento es la rubia de galáctica

    ResponderEliminar
  5. Johannes4/8/09 21:47

    Yo que se....me lo gasto todo en vino y en los emonumentos del "Jardin japonés" cuando salgo de currar.

    ResponderEliminar
  6. has hecho un analisis de la realidad.Al final o acabas chupandole la p... o el c... en plan sadomasoquista o te mandan a freir esparragos

    ResponderEliminar
  7. Puestos a elegir, me quedo con chupar c...

    ResponderEliminar
  8. En cada departemento universitario o empleo hay una pequeña dictadura que nada tiene que envidiar a la de algunos paises.La gente por supervivencia se arrima al dictador o dictadora de turno y los rebeldes son condenados al amargamiento.como se decia en epoca de Fernando VII vivan las caenas

    ResponderEliminar