29 de agosto de 2009

El último discurso (es una ficción)

Muy importante antes de leer este texto que sigue: ruego no leáis el discurso todas aquellas personas que seáis muy sensibles porque puedo ofenderos. Pido que se considere que mi estado mental, consciente y conocido, es de frustración por múltiples razones vitales:
- fracaso de la sociedad en que he nacido y frustración consecuente. He gritado en estos textos para patalear por el estúpido mundo en que vivo. Un mundo que solo comprendo desde un punto de vista animal y darwinista (supervivencia del “mejor” adaptado al medio y “fallecimiento” del que no lo hace)… ¿Los sistemas sociales tienen que ser necesariamente un reflejo de la naturaleza vista desde esta visión biológica de la selección natural?-existen otras visiones- ¿Solo somos animales con cerebro grande? ¿Solo eso?...Si es eso lo que pensáis, no habéis aprendido nada en absoluto pero no me queda más remedio que tolerar vuestros actos. Porque la paz social es la clave imprescindible de toda guerra dialéctica, o de las ideas, enfocada hacia el cambio positivo. Positivo, lógicamente, para la mayoría de seres humanos.
Por cierto… ¿No os molesta, a los que compartís la visión de “la supervivencia del más fuerte”, que diga estas cosas un chimpancé no cualificado?
- fracaso en las relaciones con el otro género y frustración consecuente. Un género que biológicamente me hace salivar y babear con frecuencia. Un género femenino con el que no engarzo por rebeldía, desidia e inadaptación a los requisitos del cortejo. No soy un pavo real. Si soy un chimpancé real.
- fracaso de las religiones concentradas en el análisis de su poder y posición en la fe; antes que concentradas en ayudar contundentemente a los pobres del mundo. Pobres que solo pueden dar agradecimiento y miseria. Las religiones se han presentado, ante mi experiencia vital de primate, como instituciones incapaces de resolver este puñetero problema del hambre y la pobreza. No comprendo como la iglesia cristiana, que estaba con los pobres, puede seguir actuando como lo hace. No entiendo nada. Solo veo un montón de paja (en forma de protocolos, rituales y jerarquía) que cubre mis dos ojos de agnóstico. Estoy cansado de que continúe habiendo personas pasando hambre y necesidad. Harto de que haya seres humanos con sentimientos, necesidades y potencial creativo en la más profunda de las miserias y en el olvido.
¿Por qué la iglesia cristiana se ha olvidado de ellos? Solo conozco unas “contadas” órdenes religiosas concentradas, con pocos recursos, en esa tarea. ¿Qué sucede? ¿Qué pasa? ¿No será que los pobres no tienen nada material que ofrecer? ¿No será que “el mercado de la fe” de los pobres no es muy interesante por su escaso poder económico o de decisión política?
- fracaso de mi ignorancia y frustración ante mi corto conocimiento, mi ansia de saber y mi escasez de tiempo para aprender, pensar o meditar… Sé poco de cómo funciona mi mundo pero conozco lo suficiente como para usar una frase de Cris:
Una frase oportuna en este momento:
“La ignorancia no se corta reclamando imposibles”
Como soy un ignorante que no se corta con las palabras escritas, no puedo dejar de reclamar a todos ustedes que lean este discurso con un sentido de amor enrabietado.
Es posible que esta presentación auto justificativa sea más larga que el propio discurso. Me río de mi literal verborrea y mis queridos tecleos del frenesí.

Ayer mismo leí un texto de una amiga en la red, que no conozco ni conoceré por tratarse de un fantasma en mi mente.
Aquí está el enlace de su artículo:
http://elfaroqueguiamivida.blogspot.com/2009/08/llueven-cenizas.html
El texto de esta ocasión es, nuevamente, un texto oscuro que me ha llevado a un discurso que voy a plasmar en estos momentos.
Su texto redundante en fatalidades e “ignorancia” me lleva a plasmar una idea sencilla para mí. Muy sencilla. Demasiado sencilla. Una nueva perogrullada.
Voy a pronunciar un discurso como si fuese mi último discurso. Como si se tratase del discurso final antes de mi muerte.
Es una ficción y espero vivir muchos años con calidad suficiente como para aprender todo lo que me queda por aprender del mundo y de los demás seres humanos. Al menos ese es mi deseo. Solo el destino con su tiempo establecerá lo que me queda por disfrutar y vivir en esta comedia vital.

Comienzo el discurso amparándome en mi ignorancia perpetua o, si lo prefieren, en mi pequeñez cerebral y estúpida:

Como “La ignorancia no se corta reclamando imposibles” (frase-repito-de Cris) inicio desde mi ignorancia permanente estas ideas ácidas y crueles:

Si necesitan creerse importantes, todos ustedes, cierren sus ojos y piensen en su reino del príncipe azul, o en su reino de la princesa cisne. Píenselo bien porque solo ahí serán importantes; porque aquí y ahora son chimpancés como yo. Me lo demuestran a diario mis vecinos, mis vecinas, mis amigos, mi familia…la prensa, la radio, la televisión, los eruditos y la red. No se ofendan amigos chimpancés pero creo que tengo que compartir con ustedes mi auto degradación voluntaria.
¿Por qué digo esta barbaridad?
Porque me la creo y voy a demostrarlo lo más brevemente posible.
En mi inevitable simplismo, amparado en la necesidad de liberar mi mundo interior, tengo que decir:
a) en el siglo veinte (aprox.), en la parte del mundo en que me ha tocado vivir, aparece la clase media que se acerca a los señores del capital y/o la nobleza. Una clase media que deja de ser sierva parte de su tiempo y de su vida. Una clase media que puede acceder a muchos lujos que antes eran exclusivos de los señores. Un avance. Bravo.
b) en el siglo veintiuno (aprox.), en la parte del mundo en que me ha tocado vivir, todos queremos ser señores. Y los señores de siempre, me parece, quieren recuperar el terreno perdido. Se produce el absurdo. Surge nuestro absurdo. Reaparece nuestra autentica naturaleza interior. Esa que nadie quiere dominar para poder dominar a los otros. Del puñetero dominio se trata. De la selección natural darwinista llevada a la vida social. Un absurdo antropocéntrico. Por eso todos sois unos chimpancés sin pelo, o con poco pelo.

En base a estas dos sensaciones que abarcan doscientos años de historia local (única de la que me atrevo a hablar) no hemos demostrado más que muchas de las siguientes ideas que voy a pronunciar de nuevo. Ideas y reflexiones que he ido presentando en este blog a lo largo de los meses que tiene. En ocasiones temiendo, como hoy, que me cierren el blog por mal educado, provocador y salvaje. Las ideas que quiero repetir hoy dentro de mi estupidez, reconocida y querida, son las que siguen:

Amados y queridos tontos. No me estoy equivocando al decir “tontos” en lugar de “todos”. Como hoy es mi último día quiero quedarme tranquilo antes de marcharme para siempre. Como os quiero y amo tengo que hablaros con cruda franqueza y total sinceridad. Lo siento.
Muchos me han tachado de loco pero no lo estoy aún. Solo sucede que sois, sinceramente, estúpidos al creeros lo que dicen “algunos” expertos sobre mí y sobre mi condición.
¡Vamos a ver!
Si hay alimentos para todos los seres humanos. Si sobran verduras, cereales, etc.…en muchas ocasiones porque se ha producido más de la cuenta.
¿Cómo puede haber hambre si hay alimentos para todos?

¡Porque sois tontos!

Si inventasteis el mercadeo, el capitalismo y el neocapitalismo para intercambiar valores más allá de la moneda y el trueque.
¿Por qué hay personas a las que les sobran recursos económicos; y otras personas están en la más profunda de las miserias?

¡Porque sois tontos!

Si inventasteis las crueles guerras para resolver las diferencias de intereses entre vuestros pueblos o líderes. Si cada vez que terminaba una guerra descubríais que no merecía la pena, "para la mayoría", por la crueldad del asesinato, la agresión y la violencia desmedida. Si cada vez que terminaba una guerra sabíais que había sido un gran error, una gran estupidez, o una jilipollez – preguntádselo a mi abuelo-,…

¿Por qué seguimos practicando la guerra entre nosotros?

¡Porque somos tontos!

Tengo una furgoneta baja y, al principio, me he dado algún que otro golpe en la cabeza al levantarme con fulgor. Ya no me golpeo tras darme el segundo golpe.
Supongamos, por un momento, que el personaje fuese “la sociedad de consumo” que conozco y, supongamos, que le ocurriese lo mismo dentro de la furgoneta. Estoy seguro que tendría la cabeza deformada, o rota, de tanto golpe.
¿Por qué sucede esto?
¡Porque “la sociedad de consumo” es tonta”! - evidentemente-

Si un acto se demuestra que es un error sistemático y con soluciones alternativas…

¿Por qué “la sociedad de consumo” no corrige sus actos?

Las respuestas son varias y diversas. Son casi constantes y continuas:


Primero: “mis amados eruditos sin escrúpulos” tienen miedo a perder su posición de poder económico, social,político,religioso... (para la que han “sufrido” tanto). No les atrae la idea de que su proyecto fracase. Se encargan de distraer la atención de su soberbia desde su alta butaca.
Un ejemplo:
¿Es posible que todos los proyectos tengan éxito?
Cuando hay mucho dinero en juego parece que si. No hay hueco para el fracaso.
¿Qué curioso?
Alimentamos el éxito artificial y huimos del fracaso inminente.
¿Cómo aprendemos entonces?
¡Aprendiendo de nuestros errores!
Entonces…
¿Qué es esta puñetera crisis económica?
¿Una nueva estafa?
Si el proyecto “mercado global” no funciona, creando diferencias abismales en la distribución de riquezas, cargándose el mercado del crédito… Pues a cambiar el “proyecto mojón”. Cambiarlo hoy mismo. ¡Ya!

¿No será el momento de disolver las bolsas y establecer prostíbulos para hombres, mujeres y homosexuales?
Por lo menos lo pasaremos mejor. Y tanto mejor si los servicios están bien de precio.


Segundo: a muchos de los congéneres con los que comparto mi naturaleza biológica, incluso mi vida diaria, les faltan varias “cositas” en distintos órdenes de magnitud:

- ¡Son unos agarrados! Y desconocen el significado de la palabra generosidad.
Son unos agarrados y unos egoístas inviolables.

- ¡El centro del mundo es su ombligo! Y esta es su frase favorita:
Yo, solo yo y, después, yo.

- Piensan que es una estupidez ayudar al vecino. Hasta yo he pensado eso en ocasiones.


- No quieren conocer sus talones de Aquiles ni domarlos para que no ultrajen más su naturaleza pacifica, racional y creativa. Sus prioridades son confusas. No entienden que todos, con esfuerzo voluntario, tenemos algo de genios. Me amparo en nuestra singularidad o, si prefieren, individualidad. Dejad que un gran número de personas participe del acto de crear, saber y conocer aunque su creación sea un falo de barro incombustible. Muchas mentes creando en lugar de “vagueando” (este tema de los vagos lo trataré en breve pues no es tan fácil localizar a un vago de verdad; ni es fácil localizar el autentico significado de esta ominosa palabra) o anuladas por el hambre, la pobreza y la incomunicación.
- Les falta coherencia por un tubo. En lugar de faltarles solo un poco de coherencia, como a mi.
Un triste ejemplo: muchos incoherentes se confiesan creyentes… ¿En que creen? ¿Creen en el nuevo ornamento para la imagen de Jesús o Alá? ¿Seguro? ¿Son fieles a sus compromisos o, por el contrario, son unos oportunistas amigos del poder y del prestigio en la “tribu”, o “hermandad”, de las imágenes u “objetos sagrados”? ¿Fe y fiesta hasta donde? ¿Cuál es el límite de la hipocresía? Y que conste que me encantan las fiestas.

- ¿Qué vais a hacer con vuestra codicia ilimitada? ¿No será una enfermedad no diagnosticada aún? Recuerdo una definición de salud que decía: ausencia de enfermedad física o mental. ¿Esta menos enfermo un codicioso ilimitado, que yo al escribir esto llamándoos chimpancés sin pelo a tooodos?

Podría seguir escribiendo hasta la eternidad pero las palabras de siempre perderían su escaso sentido. Serían más absurdas, irreales y monótonas de lo aconsejable.
Absurdas palabras para un artículo mojonero de un hombre que esta largando su último discurso. Un discurso final destinado a plasmar vuestra estupidez consagrada. Una metáfora imaginaria de la trágica vida de muchos coetáneos.

¡Fin al hambre!
¡Fin a la pobreza!
¡Honrad toda mente como fuente potencial de nuevo saber y experiencia!
Toda mente del género humano.


He dicho:
¡Género humano!
O, si no se me entiende,
¡TODOS!

¡Olvidaos de conservar vuestro “status” con tanto miedo a perder!
¡Con tanta obsesión por pertenecer a una casta, clase, etc. Superior!
¡Mojoneros!

Por no decir tontos de “glúteos perfectos”…
¿Habéis contemplado alguna vez vuestro culo?
Muchas veces se parece al de los babuinos.
Es rojo y feo –que me disculpen los monos -.

Me he vuelto a quedar tranquilo antes de marcharme para siempre.
Mi último deseo antes de irme:


¡Os quiero!
Y en mi amor enrabietado os he dejado mi enfado.


Mi auténtico deseo fue, es y sería:
¡Veros crecer!

Hacedlo ya de una “p” vez.
¡No seáis tan miopes!
¡Usad los telescopios y mirad lejos!
¡Mirad a los otros, como a vosotros mismos!

Constantino Carenado, comportándose como un auténtico chimpancé durante el último discurso de su vida (ficción).

Posdata 1:
Quien se sienta aludido/a que se rasque con un rascador de madera de pino; porque puede que al usar las manos se manche de heces multicolores originadas por él mismo, o por otros que le han salpicado en algún momento.

Posdata 2:Este discurso es un ejercicio dialéctico. Quien no entienda eso no me conoce. No obstante entenderé casi cualquier actitud respecto a este texto tan burdo y bruto.

24 de agosto de 2009

La cometa. (La Saga de Nora: I)

“Hola. Me llamo Nora y tengo diez años. Vivo en un pueblo de Málaga cerca de Ardales, un pueblo de molinos de viento. Málaga tiene muchos pueblos aunque dicen que muchos de ellos son barrios. No lo entiendo mucho, ni muy bien, pero me han dicho eso. Soy muy aplicada y me gusta leer y, también, escribir. Vivo en una casa adosada con mi mama y mis dos hermanitos que se llaman Eloy y Delia. Cada dos o tres meses viene por mi casa un amigo de mi mamá. Un amigo que duerme a gusto en el sofá de casa. Se llama Constantino y ha escrito un libro hace poco. Dice que va a fracasar de manera contundente pero no le va a importar demasiado porque “nadie lo conoce ni nadie lo conocerá nunca”. Eso dice el aunque no le entiendo mucho. La verdad es que Constantino es un poco raro pero es bueno con nosotros y con mama. Él me ha dicho, a mí y a mi mama, que no es un pederasta. Menos mal. Voy a comenzar a leer su libro ahora y quiero que sepáis las cosas que dice. En el primer capítulo habla de mí y por eso quiero leerlo; por eso tengo que leerlo. Me ha dicho Constantino que no siempre soy yo. Dice que él utiliza a los personajes conocidos, los modifica un poco y los mete en su mundo de letras y fantasías. Voy a empezar a leerlo; el libro se llama:
Otras realidades
Constantino Carenado.

Y su portada es morada y el nombre del autor es más grande que el título. Que raro es Constantino. ¡Ala! El morado es mi color favorito. Me gusta la portada. La portada es muy guapa”


Nora abre entusiasmada la primera página del libro. Muy extrañada lee el primer capítulo:

Prólogo Infecto del autor:Otras realidades aparece como una alternativa al mundo real de los adultos; por eso la protagonista es una niña preadolescente. Esta historia quiere y desea ser un canto al futuro. Un futuro mejor que el presente. Un buen futuro. Un canto a la creación que comienza ahora. Que comienza con esta primera palabra:
COMETA.
Y continúa con un sencillo capítulo y una redundancia:
LA COMETA.

“Vaya un capítulo tan tonto y corto –piensa Nora al leer el prólogo infecto del autor (su amigo Constantino)-. “

Rápidamente pasa su mirada al segundo capítulo. Un capítulo algo más largo:
La cometa:
Nora está construyendo la cometa transportadora. El proceso de fabricación es muy sencillo o fácil. Una tela vieja y grande, varillas de cortinas store, papel cebolla, papel seda, pegamento y lápices de colores. El ingrediente más importante es la ilusión, mucha ilusión e incluso fe. La pequeña Nora la construye sola en el cuarto trastero de la casa, que en el caso de su casa es el garaje. Lo más sencillo habría sido comprarla pero ha decidido construirla bajo las instrucciones escritas de Constantino. El amigo de su mama y su amigo. La tela que ha elegido es de uno de sus trajes de niña. Un traje rosa, muy rosa, más que rosa. Rosa de otra dimensión. Súper rosa.
Comienza a montar la estructura en el garaje y usa una mesa camilla, muy vieja, para apoyarse. Extiende la tela en el momento preciso en que llega Eloy.
-Hola Nora.
Y como el dios Mercurio coge la tela y empieza a correr por el garaje. Se coloca la tela roja en su espalda y grita:
-¡Soy un superhombre!
Nora suelta una rápida respuesta con el rostro desencajado:
- ¡Eloy! ¡Dame esa tela!
Su hermano, provocándola y buscando su atención, se dirige a la piscina y sin pensarlo se arroja al agua tras un salto acrobático y más que acrobático.
-¡Eloy! ¿Qué estas haciendo?
Tras zambullirse surge sobre la superficie del agua rompiendo su tensión superficial y destruyendo la tensión emocional de su hermana mayor que se arroja a la piscina para someter a su hermano. La tela rosa, Eloy y Nora están bajo el agua. Nora recupera su tela porque Eloy se deja.
-¡Eres tonto! Me has mojado la tela de la cometa.
Sumerge a su pequeño hermano, o al “hombre de la casa”. Abofetea sin saña la espalda de su hermanito al sumergirlo. Castiga un poco al pequeño hombre de la casa porque su papa, separado, está en otro lugar. Su papa está con otras personas. Su papa está separado de su mama. Sus papas están divorciados. Sus papas…
Eloy y Nora acaban jugando; salpicándose entre risas. La tinta rosa del vestido termina fresa. La tela acaba secándose sobre un limonero de patio y cemento. El vestido se queda quieto en un limonero con altas paredes de mezcla seca. El limonero de paredes grises.
Las varillas, el papel, los adhesivos y los lapiceros esperan en el garaje. Nora y Eloy juegan encima y bajo el agua. Aparece Delia y se une a sus hermanos que juegan y juegan salpicando. La diminuta Delia exclama con sorpresa:
-¡Mira! El agua esta rosa.
Sus hermanos juegan salpicando. Miran el agua y poco tardan en partirse de risa. Delia se une al baño rosa con sus hermanos. Juegan felices hasta el próximo desencuentro. Ese desencuentro entre hermanos que siempre llega; se resuelve, pasa y vuelve.
Pilar, la madre, observa atenta desde la ventana. Los dejará jugar un rato antes de la bulla. Los ve felices y no hay remedio. Ahora, en este momento rosa, no dirá nada. Ya vendrá algún castigo para que tengan más cuidado en el futuro. Ahora dejará que disfruten su momento. Pilar continua organizando su sencilla habitación.

Constantino Carenado.

21 de agosto de 2009

La saga de Nora comieza en breve.

La saga de Nora solo pretende ser una pequeña serie de cortos relatos para esta red y para vuestro disfrute.
Una soñadora pequeña explora la realidad y el mundo de los adultos en su Malaga natal.
Aunque no es nada nuevo en el mundo de la narrativa chapucera, me refiero a la mía, voy ha hacerlo en un entorno muy cómodo para un soñador como yo.
El entorno de la ciencia ficción y el mundo de la fantasía ,y las fantasias, van a formar parte del mundo de Nora.
Puedo garantizarles que no habrá varitas mágicas, sino un cúmulo de casualidades y leyes naturales nuevas e inexploradas.
Así pues todo lo que diga en esta cadena de relatos será pura fantasía llevada al extremo. Imaginación manipulada en mi añeja mente, ideas de un mundo personal falto de coherencia y necesitado de evasión constructiva; e incluso creadora (no se si lo conseguiré).
La pequeña Nora sentirá el mundo llena de ilusión, curiosidad, y plena de vida. Espero que ustedes compartan sus sensaciones y sus sentimientos a través de esta página y los relatos que vienen.
Abriré una sección específica para estos relatos. Haré lo mismo que hice con las historias sobre ruedas de acero presentes en este blog. Este entorno tan reivindicativo, inconformista y, muchas veces, mal educado.

Constantino Carenado.

Posdata: casi todas las historias sobre ruedas de acero aparecen ,con un nombre distinto en la sección , en la página de mi amigo Jaime www.sevillametro.com.

20 de agosto de 2009

Una necesidad demasiado intensa me perturba.

He dicho y seguiré diciendo que soy un chimpancé con pelo o sin pelo. Eso pienso aún. Pero soy un chimpancé que escribe y piensa un poco por debajo del hombre y más acá del bien y del mal. Con estas sencillas condiciones y perspectivas voy a expectorar nuevamente ideas simplistas. Mi simplicidad será de tal magnitud que los niños de cinco o seis años me entenderán muy bien y los adultos, sinceramente, lo dudo.
Los adultos están tan manipulados que solo piensan en que van a beber al medio día, en la ropa que van a ponerse, o en si podrán pagar la hipoteca este mes.
Con esas ideas asentadas e incluso fermentadas…inicio palabras, frases y caracteres inútiles. Posiblemente absurdos e incluso banales. Una nueva secuencia de perogrulladas en la red para tranquilizar, básicamente, mi conciencia reivindicativa de primate peludo.

Primero y último:

La dependencia emocional me hace sufrir tontamente. Incluso me hace esclavo de mis emociones. Esta es una gran frase, y muy real, de mí hermano el mediano. Muy versado en estos temas.
Hablando por mí, que es lo máximo que mi pequeño cerebro puede hacer, como heterosexual, que respeta otras alternativas sexuales, tengo que gritar sobre mi excesiva fragilidad. Soy muy vulnerable emocionalmente ante una sonrisa y un culo en pompas; y también al revés. Ante un buen movimiento de caderas y un si quiero; o un si…vale; o un ¡venga!
La naturaleza que hay en mi puede expresarse de muchas maneras, pero cuando se trata de los deseos por una mujer apetecible tengo que mojar pan o autoestimularme…
¡Sálvese quien pueda! Grita mi libido.
Mis musas me han demostrado mi más profunda debilidad, y el origen de bonitos proyectos con fechas de embasado y caducidad.
Mis poesías siempre se han amparado en mis musas; más no mis relatos que han estado ajenos a su influencia y determinación emocional. Relatos exentos de influencia “musastica” hasta que llegó el proyecto esperpento con mi musa Medusa.
Medusa, racionalmente hablando, es para descambiarla por su caos mental. Un caos mental mayor que el mío. Aún así me ha descontrolado durante meses. Aún sufro sus ecos emocionales y el deseo caótico que me acerco a su mundo perdido.
“Esperpento” y un servidor lo dejan muy claro. Extremadamente claro. Más que claro. “Esperpento” deja estos asuntos transparentes en mi mente y en el lector (o lectora) que algún día le dedique su tiempo. Léanlo cuando salga al mercado. Léanlo.
Compren el libro que he editado (Rosa.et) para poder seguir escribiendo, y editando, si les gusta mi estúpido, e informal, estilo.

Retomo el argumento dejado, porque me he alejado de él, para expresar hasta donde esta atracción por las mujeres me puede hacer pesado, redundante u obstinado. Me puede hacer:

¡Obsesivo!

Ya quisiera yo no ser esclavo de mis emociones.
Ya quisieran ustedes no ser esclavos de sus emociones; por no decir “todos ustedes”.
Eso he dicho:
¡Todos ustedes!
Que luchan con sus celos y envidias permanentemente.
¿Quién gana la partida es sus mentes?
¿Se comportan como adultos o como niños?
¿Seguro?

En fin…
¿Por qué mis relaciones de “amor”, no pueden ser como mis relaciones de amistad?

Como no me quiero acostar con mi amigo, o mi amiga, todo es más sencillo y más presente. Hay menos miedo, menos dudas y menos problemas.

¿Por qué mis relaciones no pueden ser como con mis hermanos?

Nos respetamos. Nos queremos. Nos apoyamos y exigimos un mínimo para mantener el afecto. Somos sinceros y generosos entre nosotros y, si no, callamos la opinión o respuesta personal para no mentir. Nada de hipocresía dentro de la familia.

¿Por qué mis problemas mayores son con las mujeres que deseo?

¿Por qué los problemas mayores de muchos de ustedes suelen ser con el sexo complementario?

O con el sexo que les atrae, sea cual sea, mientras no sea hipocresía.

En mi caso:
¿Por qué mi necesidad biológica y mis instintos tienen que dominar mis emociones?

¡Soy un esclavo de mis emociones con las mujeres!
Y
¡Soy un esclavo del sistema!

Soy, sencillamente, un chimpancé salido.

Posdatas inoportunas:

-Pobres todos aquellos de ustedes que creyéndose humanos son tan chimpancés como yo. Porque no han tomado conciencia de su auténtica naturaleza.
-Pobres todos aquellos de ustedes que no ven los actos de nuestra especie desde abajo. El autentico lugar de observación posible y razonable.
-Pobres todos los expertos que ven las cosas por encima de su especie.
Esos expertos de ego aumentado (que no son todos-menos mal-) solo son víctimas de si mismos y de su auto excelencia. Son auto esclavos de su erudición. Ellos tienen más difícil el ser.
-Hay más pobres hombres, y mujeres, de los que creemos y observamos más acá del bien y del mal.
¡Vengan hacia acá!
Tengo un espejo grande y plano en que podrán verse sin pelo. Se veran desnudos y tal como son.No tengan miedo.
.
-Siento decir esto en estas posdatas inadecuadas. No me odien por esto; no se odien a ustedes mismos. Sean un poquito en vez de parecer o aparentar demasiado .Por supuesto, si aún saben quienes son. Si no han perdido su alma en la justificación del sistema caduco en que viven; el sistema caduco en que vivimos. Ese que tiene que mejorar mucho ;mejorar más aún.

- Abrazos.

12 de agosto de 2009

Perogrullada exhibicionista.

En este momento quiero ser breve y conciso. No sé si lo conseguiré pero voy a intentarlo. Voy a intentarlo hoy para no ser muy pesado en la parrafada de caracteres espesos y dolorosos.

Conozco a muchas personas aunque tengo pocos amigos o amigas.Creo que a muchos seres humanos les sucede lo mismo.
Hoy, mal que les pese a algunos y algunas, necesito desprestigiar a ciertos examigos o examigas que han elegido caminos de diversión próximos a la esclavitud; primos hermanos de la esclavitud; y hermanos (o hermanas) de la estupidez concentrada.

Hoy en día no existen cadenas como las de antaño, eso terminó. Todo se ha convertido en algo más sutil e indirecto. Todo se ha transformado en algo más, digamos, oculto.Los esclavos y las esclavas de nuestros tiempos modernos cumplen ciertos requisitos, que relataré tras esta parrafada. Condiciones que les llevan (o las llevan) a situaciones aparentes de felicidad, bienestar y goce. Pero en el fondo solo se trata de una huida hacia el absurdo y hacia la dependencia.

Los requisitos del esclavo moderno, o la esclava moderna, se apoyan en una vida aburrida, falta de motivación, hipócrita con su pareja o seres queridos(a los que necesitas; más que aportas o quieres de verdad).
Siempre es complicado no ver los defectos en la propia visión de las cosas. Me achacan, últimamente mucho, esta condición de egocéntrico desde que he decidido lanzar andanadas de heces a todos, amigos y enemigos, los que se sientan aludidos por las verdades de Perogrullo que voy soltando bastamente. Unas verdades que pueden resultar ofensivas. Hoy voy a caer en el mismo error de forma, nuevamente, intencionada.
Hoy voy a poner verde a estas examigas de las que he hablado en más de una ocasión .En esta ocasión voy a añadir a un amigo al que aprecio… porque estoy cansado de tanta estupidez, esclavitud y desenfoque.
Lo que voy a decir es una triste opción de algunos de mis examigos y examinas.

Voy a hablar de amigos y examigas que son drogadictos y no lo saben; o no quieren saberlo. Para no molestar a nadie voy a expresar sus seudónimos. Sé que si doy sus nombres y apellidos agrediría su intimidad y podrían denunciarme.
También tengo que reconocer que ignoro si algún día se pasarán por este entorno digital .Es muy probable que su mundo no pertenezca a las bases de datos y a los bytes.

La idea de este enfadado texto comenzó ayer noche. Una de las examinas a las que aprecio, mal que me pese, me vio , en mi soledad, tomando una cerveza anoche y me dictó ,con cierta ironía, estas cortas frases:

¡Que! Estas solo. Verdad. (Rompí relaciones hace un tiempo y en el momento de la ruptura expresó un mal augurio…: Como sigas así te vas a quedar solo-dijo-)

Francamente me alegré del comentario antes que ofenderme. He detectado una tendencia muy extendida que quiero resumir brevemente: los problemas ajenos solo son visibles desde la propia visión de la realidad. Una visión muy “personal” de la situación de la persona cuyos actos se juzgan desde fuera en lugar de desde dentro. Es ver las cosas que les suceden a los otros colocándonos nosotros en su lugar o posición.
Y sucede que muchas veces las piezas no encajan…
¿Merece la pena un amigo o amiga drogadicto?
¿Cuándo un amigo o amiga es incapaz de buscar otras alternativas a la distracción, evasión o entretenimiento?
¿Merece la pena aguantar el caos?


Merece la pena en la distancia física. Pero cuando se vive cerca…NO.
Porque el toxicómano o la toxicómana suele ser muy pesado o pesada…

Y, siento decir esto, de poco sirve hablar con ellos o ellas. Van a seguir cometiendo su estupidez porque constituye un hábito muy profundo. Son, sencillamente, esclavos.

¿Quién puede luchar contra los esclavos modernos que no quieren desprenderse de sus cadenas?
¡Solamente ellos!

Cuando toman conciencia y son aislados (o aisladas) en un centro que les ayuda a eliminar su dependencia. Entones hay algo de futuro…Entonces hay posibilidades.

Estos amigos y examigas…
No tienen proyectos vitales y necesitan evadirse de sus mentiras y problemas existenciales de la manera “más cómoda” posible. De la manera “mas perezosa posible”. Y usan inevitablemente las puñeteras drogas.

Estos amigos y examigas caen, a su pesar, en la dependencia del producto. Y estoy hablando de los siguientes productos:

Gachís (o como se escriba), Cocaína, Marihuana y Alcohol. Productos que algunas mezclan con antidepresivos…

¡Toma cóctel!

No hay que negar el vicio del alcohol. Yo mismo consumo entre medio litro y un litro de cerveza diarios. Hace poco renuncié temporalmente al consumo, por una medicación, y he echado de menos el nectar amarillo. No puedo negarlo.
Sé que en estos asuntos hay que hablar de grados de dependencia…Deacuerdo. Es una visión razonable…

Pero ahora quiero castigar por escrito a todos y todas estas personas queridas, con las que ya no mantengo –prácticamente- relación de amistad.Personas que recurren a estos “artefactos de consumo marginal” para buscar la evasión y hallar la diversión sintética e incluso sexual. Para encontrar el caos redundante. Pues no es otra cosa o mundo.

Estas son las personas, a mí entender, que están en zona de riesgo de drogadicción a fecha de hoy:
Oro Azul: muy racional e inteligente (su memoria es impresionante) pero muy cómoda e, incluso, perezosa. Llena de miedos y temores cuyo origen solo conoce ella (Personaje de esperpento).

Medusa: mi querida Medusa. Sé que consume todos los productos mencionados. Siempre ha negado el consumo de cocaína pero no es así. En varias ocasiones ha realizado espectáculos circenses para ocultar su consumo junto a “O”. Medusa es la protagonista del proyecto esperpento junto a mí. ”O” es una de sus amigas y confidente de coartadas.

“O”: una vecina con la que no conseguí amistad por prejuicios iniciales –no puedo negarlo-.Fue generosa conmigo pero casi me denuncia por una propuesta desesperada y razonable (leer el cerdo y su pocilga ;y el cerdo pide perdón). Apenas aparece en el proyecto esperpento.

“J.C.”: un amigo al que veo poco y que esta completamente refugiado en el gachís y la cocaína. También consume marihuana. Es fontanero y no tiene nada que ver con el nórdico. Con el nórdico solo coincide en las iniciales de su nombre. El nórdico si es una persona en condiciones; pero J.C. esta en decadencia.
Actualmente mantengo contactos puntuales con él aunque esté en decadencia. Ignoro cual será su futuro. He hablado el tema ,pero no me escucha. Cada vez se refugia más en las drogas . Aparece muy poco en el proyecto esperpento.

Constantino Carenado, el exhibicionista amigo de las perogrulladas. No es muy ético denunciar a los amigos y examinas. En este caso el seudónimo preserva su intimidad. Solo ellos deben cambiar su actitud. Yo ya no puedo hacer nada. Tengo que decir NO. Algo que ocasionalmente resulta difícil y complicado.
Hoy he dicho NO de nuevo. Hoy he delatado mundos personales donde ya no quiero entrar. He tenido bastante con esperpento. Suficiente. Quizás demasiado para mí.

Buen destino a todos.
La libertad no es algo que pueda conseguirse con facilidad.
¡Olvidaos de las drogas!

Solo son una nueva configuración de las cadenas de la esclavitud.
Pocas personas entienden esto.Y cada vez menos cuando se trata de definir la palabra: DIVERSIÓN.
Diversión amparada en las drogas y el sexo. Mala combinación. Es lo que tristemente pienso.
No dejo de escuchar historias parecidas a las de estas cuatro personas.
Estas son mis cortas historias. Las de personas a las que aprecio y no puedo cambiar.

8 de agosto de 2009

Rosa.et en la Casa del Libro de Sevilla.

A partir del Lunes 10 de Agosto del año 2009 podéis encontrar el libro en la Casa del Libro de la ciudad de Sevilla (situada en pleno centro). También podéis poneros en contacto con la librería para encargarlo cuando se acabe en sus estantes y en su almacén (optimismo ante todo). Seguiré informando conforme se vayan incorporando librerías que quieran ofrecerlo a todos los interesados en pasar un buen rato dentro de un mundo fantástico y lleno de dinamismo.
Los interesados en leer ciencia ficción española y andaluza vais a disfrutar con su lectura. Entornos del sur con inusuales personajes andaluces. Acciones en lugares como Huelva , Cádiz y el Aljarafe de Sevilla.

Desde luego, para mi, es un libro muy "apañao".

Saludos y a disfrutar.


Si quieres adquirirlo ya , la casa del libro te lo pone fácil:
http://www.casadellibro.com/libro-rosa-et/2900001336155

¿Donde está el nuevo proyecto?

Para darle sentido a mi ocio siempre he tenido un proyecto entre manos. A fecha de hoy me encuentro en uno de esos instantes vitales en que tras terminar un proyecto ,(el proyecto esperpento) , no tengo uno nuevo que haga que esta afición por escribir se exprese y desarrolle en un sentido amplio. Ofrezco aquí una breve poesía escrita en Agosto del año 1993. En esta poesía me siento identificado con los sentimientos y reflexiones que padezco hoy; que padezco dieciseis años después de soltarla en la niebla.

Mente espesa y pesada.
Mente exhausta para nada.
Un sencillo quebradero
Un sencillo problema.
Un abstracto planteamiento.
Buscar una vista
estando ciego.
Ciego y perplejo.
¡Vizco!

Constantino Carenado sin proyecto de libro nuevo. Sin proyecto de nueva novela. Ciego y buscando la luz; una nueva luz que le de sentido a mi tiempo libre para crear. Crear para mi y el que quiera leerme. El que quiera leer a un exhibicionista de las letras.

7 de agosto de 2009

El Sr. Linden necesita ayuda.¿Y nosotros?

Hace unos meses subí a este blog un artículo hablando sobre el Sr. Linden. El Ingeniero forestal sueco que argumenta que las razones del cambio climático están relacionadas con la desaparición de la selva amazónica y no con el aumento del CO2 en la atmósfera.

Os dejo aquí su página para que la visitéis y reflexionéis en torno a su teoría:

http://www.fundacionplanetavivo.org/
También os dejo aquí la URL de mi artículo anterior sobre el Sr. Linden.

http://www.constantinocarenado.info/2009/04/ha-sido-un-placer-sr-linden.html
Pero hoy no voy ha hablar de su teoría si no de él y sus condiciones de vida actuales. Su vida en el límite de la miseria a fecha de primeros de Agosto del año 2009; año de crisis bancaria…¡uy!…crisis, crisis…. Lógicamente solo puedo basarme en lo que he visto, en lo que sé por boca de otros, y en lo que sé por boca del propio Sr. Linden. Según dicen tiene entre setenta y cinco años; y ochenta y cinco años. No se lo he preguntado porque su artrosis y sus dificultades de movimiento y lentitud, para desplazarse o moverse con sus dos bastones de madera, delatan problemas serios de movilidad. La edad exacta que tenga el Sr. Linden no me importa porque lo que necesita es ayuda urgente. Ayuda Ya. Ahora.
Sé, de su boca, que recibe una pensión de trescientos cuarenta euros.
Sé, de su boca, que no tiene corriente eléctrica o luz en “su finca”.
Sé que el municipio de Castellar le suministra depósitos de agua en una cuba normalizada. Es decir tiene agua de un depósito que no pasa por ningún termo que yo haya visto.
Sobre el terreno donde se encuentra el Sr. Linden…su propietario es un "fantasma". Y voy a intentar explicar esto. El terreno pertenece a una “empresa pública” llamada: Almoraima S.A.
Dicha “empresa” pertenecía a la antigua Rumasa. Tras la expropiación del grupo Rumasa quedó pendiente de venta y nadie la compró. Todas las demás empresas del grupo Rumasa (según cuentan los rumores) se vendieron. Todas menos Almoraima S.A. que acabó perteneciendo al ICONA y, actualmente por delegación de poderes, a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Como empresa “fantasma”, por aquello de ser pública tras el fracaso de la venta tras una expropiación, tiene “inquilinos” en sus terrenos.
Y uno de sus “inquilinos” es el Sr. Linden. El Sr. Linden fue contratado en los años ochenta para trabajar en el Safari Park de San Roque ubicado en la Finca La Alcaidesa de san Roque (Cádiz). Paralelamente al Safari Park , o después de su quiebra, el Sr. Linden montó un vivero Tropical donde vive actualmente. Le encanta estar entre plantas tropicales de grandes maceteros y densas ramas.
El Safari Park fracasó pero el vivero continuó. Continuó hasta que le cortaron el agua a la finca (entonces del ICONA). Según el Sr. Linden murieron muchos árboles del vivero. Tras la muerte de esos árboles perdió una fortuna que solo un especialista puede valorar. Yo, desde luego, no. Respecto a este asunto él pide ayuda judicial por daños y perjuicios desde hace años. Pero este artículo no pretende que se le haga justicia sobre aquel daño pasado. Durante años no le han tenido en cuenta; le han olvidado como si fuese un lunático o loco (si lo prefieren); no ha existido para los tribunales. Eso es el pasado.

Ahora los problemas del Sr. Linden son otros.
Independientemente de que tenga razón, o no, sobre los daños y perjuicios históricos en su vivero tropical ahora, ahora…
¡Necesita ayuda urgente!
¡Ayuda ya!

Y toda distracción o retraso de las puñeteras instituciones públicas es un grave error de prioridades y de humanidad. Es un ataque a los derechos humanos de un hombre luchador de sus ideas que está abandonado en una finca y en un proyecto pasado. Porque ahora con las leyes de protección ante especies foráneas (o forasteras) en ecosistemas mediterráneos. Ahora hay mucho “cage”. Y no puedo usar otra palabra diferente a esta. He dicho “CAGE” medioambiental para tolerar el movimiento de especies tropicales para parques y jardines públicos y privados. Especies tropicales que tiene el Sr. Linden en su finca. Especies que cuida como puede en su vejez. Especies que hace unos años eran de interés y vendía a particulares…Y ahora no puede por la política de evitar la proliferación de “especies invasoras” en habitas mediterráneos…Es casi un acto de fe. Les recuerdo, a todos los expertos, que establecer que una especie foránea es peligrosa para las especies locales requiere estudios coherentes y elaborados. Todas las especies foráneas no tienen porque ser peligrosas para los ecosistemas locales.
¡Oído cocina!
¿Tenemos miedo (o CAGE); o se han realizado estudios de “impacto ambiental” adecuados?
Porque ahora va a resultar que el tomate es especie foránea. O quizás la patata también… Y son “especies invasoras”…
¡Ojo con el “cage” y distínganlo de la palabra “análisis”!
¿Para que tenemos a las instituciones públicas?

Pero este asunto ya esta casi en la historia porque ahora, en este momento, a día de hoy, el Sr. Linden necesita ayuda…Y ayuda de instituciones respetando su pasado y sus opciones personales y naturales. De nada me sirve que lo cataloguen de “pobre abuelo” o de loco, cuando solo es un entrañable excéntrico con carácter.
Tanto cuesta darle luz y agua corriente cuando a su vera reciben ayuda drogadictos que están en proceso de desintoxicación. En la finca de al lado (que no sé si pertenece al Almoraima S.A.) se encuentra la Asociación Comarcal para la atención al toxicómano del Algeciras. Una asociación que dispone de tres fuentes de agua potable. Tres pozos artesianos…
Como el Sr. Linden no quiere irse de su finca.


¡Ha dicho muchas veces que no quiere irse!
Más claro el agua potable…

¡Ayúdenle ya de una vez!
¡Mañana mismo!

El Sr. Linden no tiene agua corriente ni luz porque la finca pertenece a Almoramia S.A. (Empresa “fantasma”) y cerca del pueblo hay muchos huertos de Almoraima S.A. (empresa “fantasma”) que son cultivados por ciudadanos de Castellar.
Según me cuentan vecinos uniformados de Castellar (Cádiz)…para evitar “agravios comparativos”… si le dan agua y luz al Sr. Linden deberían dárselo a los huertos de los ciudadanos de Castellar…
¡Un nabo!
(Siento perder la compostura. Lo siento de verdad. Denúncienme, si quieren. En la cárcel podré escribir un poco y estudiar otra carrera- si me dejan-. Los señores de los huertos no viven, por circunstancias, en el huerto…).

¡Ayuden a este anciano ya!
¡Mañana mismo!


Solicito ayuda para un ingeniero forestal excéntrico y olvidado que en su día realizó trabajos para instituciones públicas en el Campo de Gibraltar de Cádiz.
Ruego encarecidamente que los siguientes señores, con poder institucional, le presten la ayuda necesaria. Le suministren agua y luz por servicios a la humanidad no valorados o no considerados. (Solo el tiempo le dará la razón, o se la quitará, al Sr. Linden)

Sr. Federico Mayor Zaragoza responsable del la UNESCO en la zona…
¡Ayude al Sr. Linden de una vez!
Solo quiere luz y agua hasta el fin de sus días.


Sr. José Chamizo de la Rubia defensor del pueblo Andaluz. El Sr. Linden es un gaditano adoptivo que no ha sido muy tolerado en el pueblo de Castellar (Cádiz)…
¡Ayude al Sr. Linden de una vez!
Solo quiere luz y agua hasta el fin de sus días.



Delante de mí un conocido de Linden, que es Guardia Civil, le preguntó:

-¿Que pasaría si un día apareciese usted muerto en la finca?

A lo que el Sr. Linden le respondió sonriendo:

-Hay dentro hay una pala. Haga un hoyo.

Ayuden a este señor en vida. Pero ya.
¡Mañana mismo!


Miren sus ideas y estúdienlas. Parecen coherentes pero yo no soy un experto. El Sr. Linden siempre insiste en que tiene razón. Insiste en que hay peligro mientras desforestemos las selvas tropicales para conseguir madera…

¿Tiene razón sobre un cambio climático no apoyado en la emisión de CO2?
Yo. No lo sé.

¿Dónde están los expertos?
¿Han tenido en consideración reflexiones externas a lo que opina la mayoría?
¿Seguro?

Ustedes mismos…yo solo soy un chimpancé que escribe.
Un chimpancé que piensa que cuando tratamos temas controvertidos que pueden perjudicar nuestros emolumentos y relaciones profesionales a corto plazo…En esos momentos somos más gregarios que críticos.
Espero que los expertos no hayan sido gregarios en estos asuntos del cambio climático. Espero que en esto del “control de emisiones de CO2” no haya más política, amiguismo y endogamia que análisis y realismo…

Eso espero por el bien de millones de personas que pueden perder sus tierras, cercanas al nivel del mar, en unas décadas.
Si lo que teme el Sr. Linden se cumple no tiene porque morir mucha gente…pero mucha gente perderá sus propiedades y terrenos. Esas propiedades pagadas con tanto esfuerzo y sacrificio.

De momento…
¡Ayuden al Sr. Linden!
Después piensen si realmente tiene razón o no.
Consideren en serio su teoría. Yo ignoro si la eliminación de las selvas tropicales puede modificar el clima de una manera tan salvaje. Yo ignoro si se trata del fin, o el comienzo, de una glaciación. Yo ignoro si el CO2 es tan determinante en el cambio climático como dicen los medios…
Yo solo sé que en este momento…

¡El Sr. Linden necesita ayuda!


Lo necesita y no es muy costoso para una institución como la Conserjería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía; para la UNESCO; o para las dos instituciones.

Antes de terminar quiero hacerle una propuesta a la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, que hace unos días ofreció una ponencia inaugural del curso de verano:
Medio ambiente, desarrollo y cooperación en España e Iberoamérica. Un análisis multidisciplinar aplicado a varias escalas.
En dicha ponencia Cinta Castillo declaró: “Andalucía está a la vanguardia de trabajo en la mitigación, adaptación y comunicación del cambio climático, pero no de resultados”…Para cambiar la situación, desde 2002 se trabaja en la Estrategia Andaluza de Cambio Climático, por la que la comunidad se compromete voluntariamente a su adhesión al pacto europeo de reducción de CO2, con la intención, según la consejera de Medio Ambiente, de “conseguir unos objetivos globales desde una acción local”.
(Fuente de este párrafo sobre Cinta Castillo: EL MUNDO/La Rábida “Andalucía está a la vanguardia contra el cambio climático”).

Mi propuesta, a la Sra. Cinta Castillo, es la siguiente:
¡Considere otras opciones!

¡Lea al Sr. Linden y estudie la posibilidad de que este señor, teóricamente fracasado, tiene razón!
Quizás sea el momento de que una mujer con dos buenas gónadas autodetermine una opción poco admitida pero posible. Baraje la opción Sra. Cinta Castillo. Estudie la posibilidad de que Andalucía diga a los expertos…
¡Estáis equivocados!
Búsquese buenos asesores y haga un proyecto de presupuesto ajustado. Conozco a un especialista en medio ambiente que siendo joven esta lleno de coraje y discute mucho con el Sr. Linden. De hecho, es su amigo –Yo no soy ese joven experto. Yo solo escribo-. Quizás pueda poner herramientas documentadas que permitan una evaluación de la teoría del Sr. Linden para hacerla pública de una manera coherente. Una teoría “a contrastar” con la asumida por “fe internacional “. Considérelo Sra. Castillo. Considérelo.
¿Se atreverá estando en crisis?
¿Se atrevería con una teoría opuesta a la establecida por instituciones internacionales?
Recuerde que la mayoría de los científicos y de los técnicos, en ocasiones, se olvidan de las minorías. El Sr. Linden, que yo sepa, está solo en su lucha contra los molinos de viento…
¿Tendrá razón?

Constantino Carenado. Un chimpancé enfadado que escribe para que alguien ayude a este hombre llamado Sr.Linden. Un Sr. jubilado, al que aprecio, que ha decidido vivir el resto de sus días en un vivero tropical.

Posdata: no puedo gritar más. Él quiere vivir en el vivero tropical el resto de sus días. Dejen que lo haga con dignidad. La misma que se aplica a muchos marginados aunque, para mi, el Sr. Linden no es un marginado habitual. El Sr. Linden es un olvidado.Un olvidado con carácter. Un científico olvidado. Quizás un científico marginado o, si prefieren, un ingeniero marginado.

3 de agosto de 2009

Chimpancé no endogámico

Voy a pronunciar unas palabras voraces y provocativas como auténtico chimpancé que habla. No soy “un mono” cualificado, ni nada por el estilo, para criticar a nada ni a nadie. Pero lo voy a hacer desde mi arrogante ignorancia. Mis queridos amigos y familiares me han empujado a esto con todo su amor o cariño; con todo su cariño y amor.
Deseo pronunciar expresiones que ya voy leyendo sobre mí cuando le caliento las gónadas a alguien:
- prepotente.
- “volao”
- jilipollas.
- te suda el …
- simplista
- exibicionista.
- soberbia.
- negatividad.
- prepotencia
- " se te esta yendo el tarro"...
He titulado “chimpancé no endogámico” a este artículo porque hoy voy a poner verdes y amarillos a todos los expertos y especialistas que se sientan aludidos tras mis letras.
¿Cómo te atreves a eso Constantino Carenado?
¿Te atreves con los expertos?
¡Te van a machacar!…


Casi todos los expertos tenéis un grave problema que voy a intentar resumir lo más brevemente posible. Hace meses fui a una conferencia en honor, entre otras cosas, al padre de mi amigo “Ele”. El experto catalán habló de endogamia en las universidades.

¿Qué le sucede a un científico, o un experto, en un entorno universitario?
Que si quiere prosperar tiene que olvidarse de su capacidad de crítica. Se tiene que transformar en un pelota en, por o para el grupo y/o sus líderes. Solemos confundir, y meto a científicos y expertos en esto, la critica con la ofensa y el desprestigio público. Así pues si un alumno de un departamento es “problemático”…
¡Largadlo fuera en cuanto podáis!
Si un compañero critica tu proyecto o lo “juzga inadecuadamente” es un salvaje o un desconsiderado. Puede ser hasta un nuevo enemigo. Poco a poco este sistema va dejando hueco a los pelotas y a los trabajadores acríticos que se van quemando al acercarse a una forma “acamellada” ,o de camello Nietzschiano.

Endogamia según R.A.E:

2. f. Actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución.

¿No nos estará ocurriendo lo mismo en todas las agrupaciones?
ONG’s, Empresas, Asociaciones, Departamentos, Investigación, Comunidades,…

Si es así. …
¡Hay que resolver el problema!

¿No será que con tanto miedo a perder lo que tenemos cualquier crítica es una amenaza?
¿No será que el miedo a perder ha coartado nuestra capacidad de crear?
¿No será que estamos confundiendo crítica con fracaso de un proyecto?
¿Qué les sucede a personas creativas que no cuajan en ningún grupo por su actitud asocial? ¿No serán marginadas sin piedad?
Quiero hacer un ejercicio junto a ustedes. Junto a todos los que leáis esto, si no lo borran algún día por inadecuado, mordaz e imprudente.
Recuerdo la fórmula de un tocayo que hablaba de nuestra estupidez, y creo que no lo hacia para darse a valer si no para llorar con nosotros. Era una fórmula simplista:

Energía = masa por la velocidad de la luz al cuadrado.

Una ecuación que, a principios del siglo pasado, revolucionó el mundo de la física. Era un erudito, y un experto científico envidiado en su época.
A todos nos encanta decir que fue un genio por la importancia de su obra y porque representa el éxito profesional, académico y personal. En muchos sentidos lo hemos convertido en un mito. Nos encanta hacer eso de mitificar…eso de endiosar a los humanos de éxito. Una demostración más de nuestra estupidez y ganas de idolatrar a los mitos o “entes humanos” especiales.

¿Vais a poneros a darle palmaditas a la madera del ataúd de Albert Einstein?

Alguno visitaría sus restos y analizaría la calidad de la madera de su ataúd. Por si tiene algo especial. Algo parecido al endiosamiento de Michael Jackson que simplemente interpretaba música.
Deberíamos valorar las obras de los genios y creadores y…¡basta!...pero rápidamente nos vamos al endiosamiento emocional y descontrolado. Nos encanta ser fans. Nos encanta tener dioses a los que alabar, porque no nos gustamos a nosotros mismos. Nuestra vida es aburrida…

¡Tendríais que ser Fans de vosotros mismos!
¡Fans de los pobres y desgraciados!
¡Fans de la gente sencilla que no hace mal a nadie!
¡Fans de vuestros padres y amigos!
Fans razonables que valorasen lo que conocen; y no lo que les enseñan los medios. Que la publicidad hace milagros… Es amiga, en ocasiones, del engaño y la mentira.

Todos los expertos en ciencias humanas y económicas deberíais poneros a trabajar urgentemente para buscar fórmulas simplistas que nos hagan libres y auténticos.
Hoy me gustaría que me ayudaseis a plantear una primera fórmula (o ecuación) que voy a llamar:

ECUACIÓN FUNDAMENTAL HOMO
La única opción para poder barajar las variables que lleven a todos los que habitamos la tierra a estos resultados constantes (o sea, las constantes de la ecuación fundamental homo que tenemos que desarrollar):
Hambre = cero o menor de cero.
Violencia = cero o menor de cero.
Agresión = cero o menor de cero.

Y las variables determinadas, y no determinadas, de la ecuación a desarrollar serian:
Realización personal = R (variable indeterminada R)
Disciplina = D (logaritmo neperiano de la realización personal R)
(Variable determinada D)
Objetivos del grupo de pertenencia = O (más allá de la propia tribu).
(Variable indeterminada O)
Crecimiento mental permanente = C (variable determinada por R, D y O)
Vorágine de conocimiento = V (variable indeterminada V)

Todo ello dentro del conjunto de los números reales y, como especulación, dentro del conjunto de los números imaginarios.
Yo voy a comenzar a trabajar en ella. Como llegue a alguna conclusión en breve os dejaré en “bragas” a todos los expertos…ustedes sabréis…
¿No os asusta que la solución la encuentre un chimpancé?

He dejado ciertas necesidades humanas fuera de esta ecuación porque forman parte de una segunda ecuación más compleja y difícil:
LA ECUACIÓN FELICIDAD HOMO

Donde aún tengo que localizar las constantes necesarias y las variables dependientes e independientes. Quizás me ponga a trabajar en esta segunda ecuación algún día. Lo intentaré .Pero la importante es la fundamental Homo; por razones de urgencia social. No obstante no me extrañaría que personas con bienestar actual, que solo ven su necesidad de ser feliz centrándose en sí mismos, solo piensen en desarrollar esta segunda ecuación porque la fundamental no va con ellos. Estas personas dirían, como mi amigo jota, algo parecido a esto: si estas bien contigo mismo estas bien con los demás. O, incluso, han dicho en su egocentrismo:

"Antes de arreglar los problemas del mundo, arregla primero los tuyos".

No me parece una mala frase; pero huele, incluso apesta, a lavarse las manos como lo hizo Poncio Pilato. Os recuerdo a jota y a TEPQMLF que he demostrado con creces, en mi vida, que sé arreglar mis propios problemas; otra cosa es lo que ustedes penséis al respecto en vuestro egocentrismo. Quizás os lo demuestre algún día, de nuevo y como tantas veces a mis queridos padres, que sé arreglar mis problemas y que lo que hago en estos textos es provocar porque tengo tiempo para deciros mis verdades a la cara. Con tanto egocentrismo solo demostráis que el mundo va a seguir igual. Es necesario el cambio de perspectiva hacia los pobres independientemente de la situación de uno.
¡No al hambre! ¡Solución!
¡No a la especulación con alimentos! ¡Solución!
¡No a la explotación del hombre por el hombre! ¡Solución!
¡No a la violencia ni la agresión! ¡Solución!
¿Queréis que continúe con argumentaciones relacionadas con los problemas del mundo?
¿Acaso pensar en los otros tiene algo que ver con pensar en uno mismo?
¿Estáis seguros con tanta “ombliguitis” endogámica y consentida?
Lo que sucede es que os he tocado la fibra sensible. Esa que duele con las palabras. Esa que dice:
¡Sois unos acomodados como muchos otros!
¡Solo pensáis en vosotros mismos como casi todos!
Y no os enfadéis. No pretendo eso. Solo digo lo que pienso porque puedo permitírmelo. Estoy cansado de autocomplacencia y “ombliguitis”.

Todos los expertos en ciencias e ingenieros deberíais tener mentalidades más abiertas y menos endogámicas. Gusta demasiado que te den palmaditas en la espalda. Demasiado.
Y todo porque hay miedo a la crítica y a que se ponga en juicio vuestra competencia. Porque hay miedo a que el “extranjero” me quite o perjudique mi salario o emonumentos.
Pero la capacidad analítica y de síntesis, de todo ingeniero o científico, no debería daros miedo. Solo debería daros miedo, quizás, vuestra pereza o desidia en los proyectos. Con pereza o desidia no se resuelven ecuaciones o problemas nuevos. Solo se aplazan.

El chimpancé ha hablado otra vez, pese a quien le pese. Buen destino a todos.

2 de agosto de 2009

NO AL TERRORISMO.NO A LOS TERRORISTAS.

Hola terroristas de ETA o de aquella. Os saludo porque no tengo más remedio como hombre de paz. Quiero hablar sobre ustedes y todos los que usáis las armas con algún extraño objetivo o una extraña justificación.
¿Qué os sucede?
¿Necesitáis llamar la atención y os da igual como hacerlo?
¿El fin justifica vuestros medios?
¿Sabéis que es lo que os sucede?
Que deberíais venir conmigo a una finca donde vive una mona babuina. La pobre está sola en la Finca La Alcaidesa del Campo de Gibraltar. Dicha mona vivió los esplendores del Safari Park de San Roque. Pero el Safari Park de San Roque, fracasó. Creo que, junto a ella, podríais hacer una tribu. Es posible hasta que os enseñase normas de supervivencia y convivencia sin molestar a los vecinos o agricultores. La mejor compañía seríais ustedes. Podríais hablar con calma y establecer estrategias de convivencia junto a ella. Os enseñaría muchas cosas. La mona esta sola y necesita cariño y compañía.
¡Pero que cojones hacéis!
¿Cuál es vuestro momento histórico?
¿Cuál es vuestro tiempo?

No será que os habéis equivocado de siglo.
No será que no sabéis lo que queréis; ni sabéis respetar a nadie.
No será que vuestra mejor edad sería la Edad Media; o junto a otras especies de monos próximos al hombre y violentos. Los babuinos por ejemplo.
Sabéis lo que pienso:
¡Que el siglo XXI no es para vosotros; ni para ningún terrorista!
¡Que sois unos auténticos cobardes!
Sois la peor versión posible de esos capullos que en el instituto, para divertirse o darse a valer, abusaban de los solitarios o aislados del grupo clase.
¡Inevitablemente sois unos capullos violentos!
Por decisión propia. Eso es lo peor.

Buscar una independencia apoyada en el miedo, la minoría y la violencia no es más que estupidez concentrada.
Como dicen amigos míos.
¡Sois lo peor!
Pero lo peor de verdad. Me dais vergüenza. Más aún viviendo cerca y perteneciendo al mismo estado soberano. Perteneciendo, mal que os pese, al pueblo español.Solo actos democráticos y libres deciden las estructuras de gobierno independientemente de cómo funcionen, para eso están las urnas. Los gobiernos o estados no los definen una pandilla de niñatos y niñatas violentos, que no conocen el diálogo ni la palabra manifestación; ni la palabra paz.
¿Que queréis cambios en vuestro país?
Pues a usar la vía pacifica y democrática sin ustedes dentro.

¡Es el momento de hablar!
No de matar.
¡Nunca es el momento de matar!
Y menos en plena época de las comunicaciones globales.


Antes de matar a nadie, la próxima vez, mataros a vosotros mismos. El mal será menor. Y que conste que no apruebo en suicidio.
Otra opción sería apuntaros entre vosotros y ver cual sobrevive. El superviviente será un gran capullo solitario. El superviviente será el gran babuino.

¡Los violentos al vacío!
De la ignorancia y el fracaso.


¿Cómo van a triunfar las ideas de un asesino o unos asesinos?
Es un absurdo del siglo XXI.
¡No sabéis lo que queréis; ni sabéis donde estáis!
Me dais pena.

Vamos a hablar y a discutir. Eso es lo que me gusta. Lo que me encanta. El debate es la mejor opción. No seáis primitivos. Usad el verbo y la palabra pero no las armas.
¡Dejadlo ya!
Os suena la palabra FIN.


Ya está bien. Que sois unos cobardes cabrones. Algo peor que carnudo o jilipollas (como yo al escribir esto con la mejor de las intenciones).

También puedo deciros otra cosa a ustedes y a todos los violentos:
¡Sois unos carnudos!
La violencia es el vacío,
Vuestro vacío.
Una compañera de la que nadie puede fiarse.
¡Esa es la violencia!
Y por eso sois unos carnudos.

No sabéis quienes sois.
No sabéis que queréis.


Sois, inevitablemente, unos cabrones.

La violencia os pondrá los cuernos.
Unos cuernos gigantescos.

¿Os vais a ir a la finca con la babuina; o cambiareis?

El chimpancé pacífico ha hablado otra vez. Mal que le pese a algunos.

¿Corro algún peligro? Ya he pensado en eso.

Posdata: Soy un provocador con mis mejores amigos (a los que pongo verdes junto a los políticos).
¿Cómo no voy a serlo con vosotros los violentos (o violentas)?
Rezaré por ustedes.
Sois unos pobres hombres y unas pobres mujeres.

¡Dejad la violencia!
Nunca merece la pena.
Usad el debate sin agresión de ningún tipo. Violencia cero y agresión cero. Es el momento del debate y de aceptar las decisiones de los grupos sociales pacíficos. No huyáis hacia adelante. Pensad un poco. ¡Coño!