8 de julio de 2009

Pagafantas 1. Una comedia acertada.

Voy a ser breve por la necesidad de dar publicidad a una buena comedia. Llevo unos cuantos artículos y este es el primero que hago de cine. Por la hora que es, en estos momentos en que escribo, no quiero extenderme mucho.

La película que merece estas letras y un artículo más desarrollado que este es “PAGAFANTAS”. Quizás lo desarrolle en breve.

Dentro del estilo en que se mueve la recomendaría a las siguientes personas:

- a los amantes de una buena comedia de enredo.
- a los “pagafantas” que alimentan su esperanza en cada gesto de la mujer a la que aman y con la que tienen la esperanza de ser correspondidos en algún momento. Poneos un tiempo límite.
- a las aduladas por los “pagafantas” que quieren que su “amigo especial” entienda que lo quiere, pero no lo ama ni desea. No seáis demasiado egoístas; los sentimientos y deseos no suelen cambiar.
- a todo elemento relacional simétrico a los dos casos antes mencionados…”pagafantas” de hombres (no he conocido el caso pero puede que exista) y a los adulados por las “pagafantas” femeninas… (Tampoco conozco casos de esta magnitud)

A efectos prácticos es una película de interés para no manipular ni utilizar a las personas que, sin quererlo nosotros, quieren una relación diferente a la que le podemos ofrecer emocional o sexualmente.

¡Es una cuestión de egoísmo, falta de aceptación y miedo!

MI amigo “L” no quería que fuese a verla.
¡Paparruchas!
¡Tus miedos no son mis miedos!
Ves los problemas de los otros, de los que te importan, desde tu punto de vista. Demasiados prejuicios y demasiados miedos. Quizás debas aprender que apreciar a un amigo supone respetar sus decisiones y reflexionar sobre su situación desde lo que te dice. Y no hacerlo desde lo que tú harías con tu mente y cuerpo en una situación parecida. Pero no obstante tus actitudes siempre indican preocupación e, inevitablemente, afecto. Me quedo con eso. Gracias.
La película es muy recomendable, más que inadecuada, para un pagafantas frecuente como yo. Y también para muchos otros que se verán reflejados en muchos momentos.
Al tratarse de una comedia, opción más sana, se endulzan muchas situaciones tremendamente duras. La realidad no suele ser tan suave en el interior de “pagafantas” que sufre para mantener su “estúpida” esperanza en el cambio. Sobre todo a partir de un cierto momento en que, a todas vistas, ella no va a cambiar sus deseos, ni sus sentimientos.

Constantino Carenado. El chimpancé con pelo o sin pelo, como prefieran. Un chimpancé que hoy ha pagado unas fantas.