21 de julio de 2009

Excursión a Madrid. Parte Uno:el apretón.

Como no podía ser de otra forma mi pequeña excursión tenía que empezar con carreras. Las dichosas carreras.
El cansancio de la rutina y la oferta de jota (una de sus ofertas absurdas y divertidas) me habían llevado otra vez a Madrid. En esta ocasión en autobús nocturno.
La carrera inicial era inevitable sencillamente porque me he enviciado. He llegado a una situación donde los horarios no son para mí. Sencillamente porque no los tengo. Me he metido en la noche y como llevo tiempo sin obligaciones horarias…para comenzar la pequeña excursión a Madrid salí tarde de casa. Lo de siempre, en la frente. Tan justo salí que llegué a la estación cinco minutos antes de la teórica salida.
¿Dónde está el autobús?
El autobús no está.
No hay ni uno siquiera de la empresa de marras. Pensando en “positivo”…
¡Lo he perdido!
En cuanto veo a un conductor de otra empresa le pregunto…
-Buenas noches. ¿El autobús para Madrid?
- En el anden diecinueve. En el diecinueve.
-Gracias.
El autobús no está en su andén y hay un montón de gente esperando, sigo caminando para bajar mis pulsaciones.
Subo, bajo, bajo y subo. Y en uno de mis tránsitos, con micción aliviada, aparece el bus en el andén. Viene de Huelva.
Entro en el autobús y comienzo a ver a mis compañeros de viaje: chinos, chinas, rumanos, rumanas, negros, negras, españoles, españolas y latinos que no tienen cascos para escuchar la peli. No hay nada de xenofobia en mis letras sino verdad. Verdad porque mis compañeros y compañeras de viaje empiezan a hablar por teléfono:
- un rumano a mi espalda.
- una mujer negra y subsahariana a mi izquierda en su lengua africana. Lengua indistinguible para mi pero rica en vocales. Una mujer negra linda, chata y guapa.
¡Que escote!
En esas condiciones intento dormir sin rozarme. Conforme corren los kilómetros soy menos temeroso respecto a los roces en la frontera entre nuestros sillones. Demasiado pudor, poco contacto querido o no querido. Posiciones inútiles.
¡Para una noche en blanco!
Lo mejor: mi vecina de asiento.
¡No sé que me sucede con las vecinas!
Y esta era de ébano, joven, linda, chata, guapa, de pelo trenzado y frente despejada.
El sillón, cada rato, se hacia más estrecho. No sabía como ponerme. Y en el vehículo lo más familiar era la radio de fondo que se escuchaba en un español tenue. Me sentía pasajero en tierra extraña. Una sensación curiosa. Era de esperar que el bus nocturno, la forma de transporte Sevilla-Madrid más económica, fuese multicultural o pluricultural. O fuese un transporte variado en lenguas y colores. No me disgusta, solo me sorprende.
¡Todos somos humanos!
Mal que les pese a algunos.

Tras mi noche de insomnio autorregulada llegamos a la estación de autobuses Suroeste. Son las cinco de la madrugada.
¿Y ahora que hago?
Dejo a la mujer de ébano hablando por teléfono; ella ni me ve. La estación esta repleta de personas esperando. Me vuelvo a preguntar lo mismo:
¿Qué hago?
Y me respondo:
Patearme los alrededores, situarme mentalmente en la urbe y buscar la entrada del metro más próxima para dirigirme a Atocha.
Descubro que el metro lo abren a las seis (es un descubrimiento fundamental); seguiré paseando con esta improvisación total con que tanto disfruto.
Durante unos minutos soy un caminante solitario en los alrededores de la estación sur. Sin saberlo, ni esperarlo, se me presenta en la frente la avenida del Planetario.
¿La avenida del planetario?
Y al planetario voy. Conforme camino veo las cúpulas semiesféricas de los observatorios simulados. Los observatorios de base cilíndrica y cabeza semiesférica.
¡Coño el planetario! ¡Ahí está!
¡Y yo que quería visitarlo!
Dejo a mi derecha el museo de Ángel Nieto. Un museo que parece abandonado. En cuestión de minutos llego al solitario Planetario. Los dos estamos solos en la noche. Miro los tablones de anuncios. Hay un montón de actividades infantiles y algunas conferencias inviables para mi.
Horario de verano: 11h a 13:45 h . Por la tarde no lo recuerdo. Miro de nuevo uno de los tablones:
Libro de fotos de Marte: 15 euros.
-“ya vendré” –me digo a mi mismo-
Vuelvo a la estación para no permanecer quieto, hace un poco de frío. No me lo creo pero es muy cierto ,por eso no dejo de caminar. Cerca de la estación contemplo uno de los mapas municipales retroiluminados…Atocha está cerca, iré andando, pero antes de coger la ruta voy a tomarme el primer café. Busco y veo trabajadores nocturnos del ayuntamiento; localizo un camión en doble fila y leo cerca de él:
- Café, churros y porras.
Me quedo con lo de café, me lo tomo tranquilo y pregunto:
¿Para Atocha?
-Esa avenida…”palante”.
- Vale. Hasta luego.
Y caminando noto cierta carga en mis intestinos. Aprieta la necesidad y lo que no es la necesidad. Mi mochila y yo hablamos a gritos callados:
-“En Atocha Constantino” “En Atocha”
- Aguanta.
Y la estación llega al final de la larga avenida de Méndez Álvaro. Son las siete de la mañana.
-¿Los aseos? ¿Dónde están los aseos?
Los localizo, como en otras ocasiones, pero hoy para aguas mayores. Y entro en el aseo con mi mochila pequeña. Un útil lleno de lo necesario para estos dos días de excursión. Tardo un poco en aliviarme y limpiarme. Al salir del retrete contemplo dos hombres maduros observándome con mirada interrogante. Su pinta total es de polis de paisano. Mientras me lavo las manos uno se queda mirando desde lejos mi cubículo de “cagada”, por si he dejado algo, y después a mi. Intento transmitirle, mentalmente, una frase concisa:
“- Soy un cagón, no un terrorista”.
El otro poli de paisano (a todas luces) me precede en la salida del aseo, se gira, me mira y expresa sin expresar:
“-¡Pero hombre!”
“- Ya le he dicho a su compañero. Soy un cagón”
Sigo caminando y dejo atrás la situación. Pienso para mí:
-“¡Tenía que cagar!”
Para que iba a ir a consigna, dejando la mochila, si dentro de un rato iré a alguna biblioteca cercana para escribir o leer; y al revés. Decido tomarme un vaso de leche mientras escribo. Mientras escribo esto que acaban de leer. Eso si, mientras lo escribo en un cuaderno cuartilla con mi portaminas; nada de PC portátil o sucedáneos. Eso para después.

Constantino Carenado. El cagón que no era un terrorista.

Posdata: el terror crea estas situaciones cómicas y malolientes. Ya no se puede cagar tranquilo. Pido mi disculpas a los preocupados policías… ¿Tengo que pensar en todo?
¿La próxima vez cago en una bolsa? No puedo negar que en Atocha hay algo de paranoia.

¡Terroristas! ¡Sois unos cabrones!
No dejáis cagar tranquilo a nadie.
¡Es el colmo!
Es el colmo del absurdo.

21 comentarios:

  1. EL TROVADOR MARRÓN21/7/09 9:34

    ¡Que bella historia!
    ¡Que tema tan interesante y refinado el del final de tu artículo!
    Las mujeres deben suspirar de romanticismo cada vez que leen una prosa tan delicada y sutil y unos temas que más que exquisitos son preciosistas.
    Sólo le ha quedado adjuntar una foto del zurullo y comentar su textura y cromatismo...siga así de escatológico Carenado, siga.

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Eduard Punset y estoy interesado en que el profesor Carenado venga a mi programa de divulgación científica "Redes". Su artículo del "apretón" ha abierto todo un mundo de posibilidades sobre una nueva línea de investigación sobre las teorías de la creación del Universo y el origen del Hombre.
    Próximamente pasará un comite científico de la NASA para realizar un trabajo de campo en los servicios de "los Lagares".

    P.D.: Ahora que ha echado por tierra la teoría del Big Bang, Stephen Hawking está tuneando su silla con gadgets violentos para hostiarle. ¡Andese con ojo!

    ResponderEliminar
  3. Bio fibra21/7/09 12:37

    Este artículo del señor Real ha sido patrocinado por Micralax y supositorios Rovi.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja.
    TEPQMLF Y OTROS.

    Sois la reostia. Siempre habrá marrones.

    ResponderEliminar
  5. Carenado ,los dos polis de paisano de Madrid somos tus escoltas.No te dijimos que teniamos que protegerte de cualquier ataque femenino en cualquier parte del mundo.

    ResponderEliminar
  6. La culpa es sólo mía.

    ResponderEliminar
  7. Informe Bauer:

    7:00
    Después de confundir en Atocha a Toni Genil con el Presidente Carenado, localizamos a este en las inmediaciones y procedimos a hacer un seguimiento a distancia. Nos alarmamos al observar que se llevaba las manos al vientre mientras aceleraba el paso de forma extraña y miraba nerviosamente a su alrededor buscando algo. Un segundo análisis de la situación nos confirmó con gran alivio que no había sido herido en el vientre por el enemigo. Pero su extraña actitud nos desconcertaba, sobre todo cuando cogió compulsivamnete un buén número de horarios de trenes impresos en papel y se dirigió a toda velocidad hacia los excusados de la estación. Establecimos un perímetro de seguridad en torno a el y seguidamente percibimos unos extraños sonidos emitidos por algún instrumento de viento. Primero fueron una serie de notas agudas seguidas al poco de otras graves. Mientras comprobaba si tales sonidos eran un código encriptado o simplemente aleatorios, me sobrevino un olor que podría calificarse de altamente nauseagundo. Mis reflejos adquiridos tras largos años de agente especial en la UAT me hicieron comprender que se trataba de un atentado terrorista con gas tóxico. Era uno de los atenados más despiadados con los que me había topado. A su lado Afganistán e Irak parecían una acampada con los boys Scouts. Antes de perder el conocimiento pude alertar al Cuartel General para que procedieran a establecer los protocolos NBQ y a poner la zona en cuarentena. Horas más tarde al despertarme, estaba confuso y no recordaba nada. Me encontraba en el suelo con los pantalones bajados y el culo dolorido, y junto a mi, Zerolo Costner que había venido en mi ayuda. El mismo me explicó que mi grado de intoxicación era alto cuando me encontró desvanecido, y que me tuvo que aplicar una técnica de reanimación especial que le enseñaron en San Francisco (no sabía que el FBI tenía instalaciones en esta ciudad). Sin duda me salvó la vida. El Presidente Carenado, el mundo libre y yo mismo estamos en deuda con el.

    Y sin más dilación, procedo a finalizar el informe. La verdad es que lo he tenido que escribir depié debido a las secuelas del atentado y estoy cansado.

    J.B.

    ResponderEliminar
  8. Jack Bauer21/7/09 21:45

    Curiosamente el atentado dejó al Presidente Carenado más relajado...sin duda es un lider que se crece ante la adversidad.

    ResponderEliminar
  9. a/a cago en tooo (nunca mejor dicho)Bauer...
    queeeee parrafada para acabar con la ayuda de Zerolo. No lo recuerdo asi... debe ser la toxicidad de ciertos amigos que se han puesto en mi lugar y a cuatro patas.
    ¿Os podeis sentar ya ,o no?

    ResponderEliminar
  10. a/a TEPQMLF
    La culpa es tuya. Totalmente deacuerdo.
    jajaja.
    Tu te lo guisas, te lo comes y lo saboreas.

    ResponderEliminar
  11. Usted también tenía los pantalones bajados Presidente Carenado. Además le pidió el móvil a Zerolo Costner.

    ResponderEliminar
  12. Por favor, no se metan ustedes más con el señor Carenado, que es muy buena gente y muy sincero. ¡Que todo le salga bien, señor Carenado!

    ResponderEliminar
  13. A/A dibujito.
    No pasa nada. Mis colegas , los maleducados, son homosexuales de esos que ni comen ni dejan comer.
    Andan , en estos momentos, confundidos con su identidad sexual. Por eso insisten tanto en asuntos fusiformes y anales.
    Pero no por eso dejan de ser personas a las que quiero y aprecio.
    Comprendo y tolero su actitud aunque no la comparta. La compensación ,para mi,aparece cuando surgen auntenticos chistes; algunos realmente muy buenos. Merece la pena esperar esas circunstancias eventuales y las carcajadas que suelto en el taller.
    No obstante lo que "no te mata te hace más fuerte".
    Un abrazo y buenos deseos.

    ResponderEliminar
  14. "Carcajadas que suelto en el taller" hace mención al estudio donde me realizo y expreso. El lugar de origen de estos comentarios ,otros comentarios y mis apestosos textos. Pero a uno no le disgusta demasiado su propio olor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Plataforma de escoltas carenados24/7/09 9:38

    Estamos muy dolidos por sus declaraciones Presidente Carenado. Nos hemos dejado la piel (iba a decir el culo pero no es lo apropiado)para que su persona siga intacta y ¿así nos lo paga?
    A partir de ahora protejase usted sólo Presidente. Su equipo de seguridad presentamos la dimisión en bloque. ¡Buena suerte!


    P.D.: Por cierto, es un ejercício magnífico para la higiene mental aprender a reirse de uno mismo. Debería intentarlo.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo24/7/09 9:44

    Intentarlo de verdad.

    ResponderEliminar
  17. a/a plataforma de escoltas carenados...

    Me alegra vuestra dimisión jajajaja
    Usted deberia intentar reirse, precisamente, de usted mismo. ¿Lo ha hecho alguna vez? ¿Esta seguro de que no usa a los demás en lugar de a usted mismo?
    Intentelo de verdad y no use a nadie en sus chistes "porculeros" ¿Conseguirá reirse en esa coyuntura aunque den pie mis absurdos artículos? ...
    No es lo mismo ser un payaso (como yo) que ser un humorista mal educado (como tu).
    Menos mal que no siempre eres asi y tienes un toque genial.Eso te salva.
    Piensas que si no me riese de mi mismo diria lo que digo sin miedo.Me parece que no me conoces.
    Sabes que es lo que sucede...
    Que quien se pica ajos come.
    Y yo no se hacer chistes usando a los demás. Solo me uso a mi mismo. Eso tiene cosas buenas y malas.
    Esta vida es una comedia.
    ¿Cual es tu personaje?
    Tal es la libertad que tenemos (yo tambien,mira por donde) que cuando nos dicen algo que no nos gusta ...¿nos ofendemos?

    No seria usted el que debe intentar tener una buena higiene mental.

    Use su inteligencia para hacer el mejor humor que recomiendo y valoro...
    El humor del payaso.
    Es demasiado facil usar a los otros para reirse ,teoricamente, con ellos...¿Estas seguro de tu actitud?

    Un abrazo y gracias por tu humor.

    ResponderEliminar
  18. Posdata: Yo siempre me he reido de mi mismo...
    ¿Y tu?
    ¿Estas seguro?

    ResponderEliminar
  19. Bueno, no creo que tu seas un payaso ni yo un humorista mal educado. Lo que si creo es que hasta un magnifico tío como tu puede ser algo borde y violento "verbalmente".
    Y si, claro que me río de mi mismo. En esta misma página lo puedes comprobar donde tu eres el que mejor parado sale, por cierto. Creo que no hay porqué cabrearse, es un humor absurdo y sin mala intención que no debería molestar a nadie.
    Tampoco creo que el mejor humor sea el del payaso, sólo es el más primario.

    Por otra parte, yo no he dicho que tu higiene mental sea mala, sino que reirse de uno mismo es bueno para tenerla.
    Y mira...la vida puede ser una comedia o un drama, depende de las cartas que te toquen y del jugador que las juege.
    En cuanto a mi inteligencia...bueno la usaré para lo que quiera o pueda, no para lo que a ti te guste (no seas tan egocéntrico, no es sano).
    A lo largo y ancho de este blog, podemos ver como juzgas y aconsejas por encima del bien y del mal ¿es ese tu papel?
    ¿Crees que los demás no sabemos quienes somos?...pareces un tanto iluminado cuando nos espetas esta pregunta.
    Para finalizar, si te puedo decir que en una cosa coincido contigo: "el que se pica ajos come", una gran verdad.

    Un abrazo, y no puedo darte las gracias por tu humor porque hoy no lo tienes.

    ResponderEliminar
  20. a/a Anónimo. Con todo mi cariño.
    No soy ningún magnifico tio. Eso es una fantasia tuya. ¿No has visto que me denomino chimpancé?
    No estoy cabreado...estoy cansado de los temas anaaales....que todo hay que decirlo. Que no censure comentarios no significa que no me hincheis las gónadas con algunos comentarios...

    Siento decirte que el humor que yo aplicaré, espero que siempre, será el del payaso...por muy primario que sea...¿Por que creees que me denomino chimpacé?

    Usa tu inteligencia para lo que quieras. Lo que me gustaria, y aprecio en ocasiones, es que fuese para construir y no para destruir. Por lo demás es tuya. ¿Piensas que quiero comerte el tarro o algo así?

    ¿Egocéntrico? jajajaja
    Solo espero que nunca me cojan entre dos y me den golpes contra una farola. Con eso me conformo.Tengo que defender mi perspectiva como estas haciendo tu. Este ejercico, entre tu y yo, es de los mejores; es lo que me gusta; es el debate y la lucha dialéctica. Quizas hasta tu estabas buscandola para disfrutarla juntos. Una demostración de tu inteligencia. Me alegro.

    ¿Mi papel? jajajaj Solo soy un tio aburrido que piensa y sabe que los problemas de mi mundo, en el que tengo que vivir por narices, son engaños y apariencia. No vengas con iluminaciones ni nada por el estilo. Solo soy un tio que reflexiona y ve que las cosas no funcionan. He decidio gritar....
    ¿Sabes lo que es un grito ?
    Yo, gracias el tiempo libre de que dispongo, soy un tio que grita. Solamente eso.
    Un tio que ha decidido hechar la mierda de los demás a la cara. Y eso huele mal. Digamos que
    ¿Estoy enfadado con el mundo?
    Y solo tengo y admito el verbo y la palabra.
    ¿eso es iluminación?
    Mira dentro de ti.
    ¿Sabes quien eres? Porque , entonces, no te identificas nunca...¿?¿?
    Piensas que siempre sé quien eres...¿?¿
    jajajaj Aqui puedes ser quien tu quieras con lo del nick. Pero yo no juego a eso, ese juego es tuyo. Por eso la pregunta.
    ¿Sabes quien eres?
    Porque yo no se quien es Anonimo.
    ¿Escribiste el Lazarillo de Tormes?

    "el que se pica ajos come"...pues claro. Sino como iba a haber debate y discusiones. Claro que me enfado...¿Y tu?¿tu no te enfadas?

    Yo tengo poco humor. Pero tu si lo tienes porque estas menos enfadado...úsalo para construir.
    Esto seguirá siendo tu reino si quieres (los comentarios) pero de vez en cuando tengo que intervenir...por hacer el papel y ser sincero.

    Un abrazo sincero si eres TEPQMLF ...porque sino lo eres estoy perdido.
    ¿Sabes quien eres? porque yo no.

    Se feliz.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo25/7/09 9:57

    Claro que soy TEPQMLF. Creía que estaba claro.
    Y un abrazo para ti tb.

    ResponderEliminar