28 de julio de 2009

El niñato y la niñata ¿Prejuicios de la edad media?

¡Tengo que escribirlo! ¡Tengo que escribirlo! Vengo diciéndome desde que salí de la hamburguesería. Como con frecuencia, este artículo lo escribo bebiendo cerveza. El oro amarillo. Ese que viene del trigo o de la avena, que yo sepa. Nos miramos la cerveza y yo mientras le hablo y escribo estas sandeces y reflexiones simplistas.

Esta paranoia, de un chimpancé como yo (condición de la que me alegro más de lo que ustedes pensáis), surge de observaciones en la cola de una multinacional de hamburguesas. Una de las pocas. Pero abandono su nombre, porque no merece que la mencione o mente aquí.

Pues esperando en la cola productiva para hacer el pedido y pagar. Solo veo espaldas y los encargados preparando y entregando los pedidos de cerdo, ternera, pescado o pollo. Carnes a la brasa o rebozadas. Comida rápida.

No veo ningún monumento de mujer y el encargado de turno parece sencillo y asimétrico; me recuerda a mi mismo. Pago mi menú y me dan un billete con mi pedido y un número de orden. Me quedo a esperar a que me llamen cerca de la barra para darme la bandeja con mi comida. Como puedo hacerlo, aunque a algunos les parezca un ejercicio solitario y triste, observo intensamente y con disimulo lo que acontece en derredor. Como la observación siempre es subjetiva aparece en mi campo de percepción, espacio temporal y mundano, una pareja. Una pareja muy joven. Son un niñato y una niñata… ¿O quizás los estoy prejuzgando? Que cruel soy. A los diez segundos el chico deja a la chica en la cola se sienta y desde lejos le da instrucciones. Ella pone mala cara, pero no dice nada, y escucha:
-La hamburguesa que sea la X
Y continúa escuchando:
- El refresco de cola o (si no) sin cola.
El chaval es bueno dando órdenes desde su asiento. Ella lo consiente de pie. Lógicamente esta paranoia es porque ella lo consiente. Podría pensar que es mi envidia la que capta esto. Pues piensen lo que quieran. Solo sé que estoy viendo una pareja novata y joven y, a todas vistas, machista. Machista por ambas partes. Por todas partes.

El encargado grita mi número y, como voy a cenar solo en sala, busco un sitio libre y solitario. Busco y encuentro una de estas soledades en que uno está rodeado de gente y, a la vez, está solo. Una de tantas paradojas de nuestro mundo, y de los grupos o tribus. Me siento en un puesto libre. Comienzo a observar y sentir mientras inicio mis masticaciones. Nada interesante. Debo ser yo. Estoy aislado y no recibo nada, no siento nada, solo apetito y vacío.

Cerca de la ventana del antro, o lugar, veo lo que no quiero ver. Veo a la chavala, niñata machista en este caso, que lleva la bandeja, y él va detrás dando instrucciones. Se sitúan, ella y él en un sitio, y el chaval se pone a flirtear con dos jovencitas de una mesa próxima. Ni siquiera les presenta a su compañera, no dice nada. La chavala permanece frente a él en silencio mientras el varón habla. Se ponen a cenar y no veo ningún diálogo o charla. No comprendo nada. Quizás sea que no soy un niñato. La chavala ni se queja ante los actos de su compañero. Más bien los asume. Visto lo visto, en este caso, me da igual que sean hermanos, novios o primos.

¡El machismo continúa!

Al menos de cara a la galería. Y detrás de la galería prefiero no pensar ni imaginarme.
No tengo sensación de que hayamos avanzado en algo. No percibo cambios. Me parece que el cambio solo es en el aspecto “modelado”…pelo corto, polos apretados, delgadez, zapatos de no se qué y conversaciones vacías.

Me voy triste al cine. Antes de entrar escribo esto mientras, puntualmente, charlo con los camareros del sitio cervecero que frecuento.

Constantino Carenado. Un chimpancé peludo que se siente libre de hablar y decir sobre la especie a que antes pertenecía. El chimpancé que escribe, ha hablado otra vez.

27 de julio de 2009

Sobre el título del Libro del Sr.Aznar II.

Sobre la anécdota que padecí viendo en la "tele" una charla sobre el libro de Sr.Aznar: “España puede salir de la crisis”. Me dejé unos apuntes en el tintero. Unos apuntes, escritos con portaminas en un papel olvidado, que quiero compartir con vosotros a mi pesar. Quiero compartir ahora.

Creo sinceramente que constituyen una ampliación de las sensaciones emocionales de mi mundo. Sensaciones del mundo de Constantino Carenado. Seguramente no dejen de ser más que sensaciones de un tío mediocre que solo sabe comentar asuntos de Perogrullo. Mis excompañeros de trabajo saben de mis perogrulladas. Esta es una más. Es mí sino plantear soluciones sencillas para problemas espesos donde hay un montón de expertos trabajando…más bien para justificar su trabajo. No se preocupen por lo dicho, o lo que vaya a decir, porque les recuerdo mi condición de chimpancé. Estoy por debajo del homo sapiens-sapiens y soy "verborreico" y pacífico.

Sr.Aznar:

¿Cómo puede apoyar usted la simple idea de que “la libertad tiene un precio”?
¿Qué precio?
¿Desde cuándo los valores humanos tienen precio?

No me había percatado. Debe ser que ahora tiene precio todo. Como es posible que una herramienta como es el dinero, una herramienta de intercambio de bienes y servicios, domine un valor fundamental…

¿No será que las CARTAS MAGNAS (constituciones, estatutos, derechos humanos,…) son pura pantomima?

¿No será, Sr. Aznar, que se nos ha olvidado lo importante?
No será que se nos ha olvidado que los inventos son para todos los seres humanos. No será que el sistema Capitalista y Neocapitalista (neoliberalista si quiere), que lleva fallando doscientos años al permitir tremendas desigualdades solo compensadas por estados sociales bien saneados…, no funciona.

¿No será que el neoliberalismo y sus “lógicas decisiones de la optimización de todo” son un fracaso para la mayoría?

¿Un fracaso del sistema?


Porque si los estados no están saneados la miseria aparece rápido; o sea (vaya perogrullada estúpida) cuando el estado no compensa (por las razones que sean) el capitalismo salvaje…Mejor no hablar ni escribir sobre las consecuencias para la población amparada bajo esa bandera con constitución. Extrañas consecuencias, para un pueblo que se llama soberano en las cartas magnas, cuando fracasa el “estado del bienestar”.

¿No será que la economía de mercado es un fracaso global?

Usted podría responderme con otra pregunta (en esta ocasión me auto pregunto como mono que soy):

Sr. Carenado…

-¿No se acuerda usted del caos de los países Comunistas y sus atrasos tecnológicos tras cuarenta años de “competencia” con países partícipes en la economía Global?

Y, como esto no es más que una masturbación mental, yo le respondería…

-Si no hubiese habido ese “pique” con los comunistas ustedes, los capitalistas en general, nos tendrían como a principios del siglo XX:
- Jornadas de doce horas de lunes a sábado.
- Protección social nula. Solo basada en el ahorro…
Pregúntele a mi abuelo paterno que en paz descanse. Pregúntele sí puede.

Una última pregunta Sr. Aznar:

¿Volveremos a esa situación (a la situación de mi abuelo) tras el fracaso del comunismo ,y la eliminación de la competencia “ideológica” para el manejo de bienes y servicios?

¿Funciona realmente el neoliberalismo?

Constantino Carenado. Un Chimpancé que solo dice perogrulladas.

Posdata: podrá callarme el simple hecho de que no me dejen pensar demasiado. Personas como yo no interesan porque son ácidas e incómodas.

24 de julio de 2009

Las musas y el vacio

Ya no hay musas ,solo hay vacío.
De una necesidad biológica,
Y más que biológica...

¡Una necesidad genética!

Ya no hay musas, solo hay vacío.
Y en el vacío estoy yo.
Solo.
Solo con mi sombra.

Solo en la esperanza cero
o subcero...
Solo.
Solo con mis letras.

Constantino Carenado esta sin musa.
¿Quiere serlo alguna?

La aventura modernista y paranoias

Hace unos dos meses fui a una exposición de pintura organizada por la fundación Caixa Catalunya (Obra social). No fui solo, como en otras ocasiones y excursiones. Fui con Dan, Ir y Ana. Que yo vaya a una exposición de arte no es normal. Bueno, no es habitual. La entrada era gratuita pero con control de acceso. Nada de bolsos ni de fotos. Dejamos los objetos no admitidos en consigna y entramos.

Desde que vi el emblema: “Caixa Catalunya .Obra Social” mi mente comenzó a hervir con el asunto de las “fundaciones” de todas las cajas de ahorros constituidas y existentes en España. Un asunto del que, sinceramente, desconfío. Intentaré ser breve en este “escozor” mental. Muy breve. Brevísimo. Una frase corta soporta mis miedos más profundos. Miedos paranoicos:

- Facturas falsas.

Está legislado que los beneficios de las cajas de ahorros se destinen a obras sociales entre otras cosas; también he escuchado que se destinen a mejoras salariales (o primas) en los miembros de la empresa crediticia anexada a la fundación. Empresa crediticia constituida como caja o caixa…o como se diga en otros idiomas autonómicos de mi variopinta España.

Mi miedo al “pelotazo” de toda la vida se apoya, como siempre en mi pequeñez mediocre, en gente conocida y confidencias concretas. Recuerdo un intérprete de un grupo de música que se negó a firmar una factura “algo más que falsa”; ciertamente falsa. El grupo había hecho su trabajo y el organizador quería que firmase un documento con unas cifras que no había cobrado el grupo en cuestión.

Como soy muy desconfiado e inocente me temo que cuando “cualquier fundación” paga los honorarios a los que participan en alguna actividad socio-cultural y/o benéfica…”paga” más de lo que paga.
¡Me asusta este bulo!
¡Me inquieta este rumor!
¡Ohhhh!
Pero recuerden que soy un chimpancé. Y ahora, después de textos que he leído últimamente y esté que llevo escrito, soy un chimpancé mediocre. Solo me baso en lo mejor de lo que leo…
¡Ohhhh!

Como me estoy calentando con tanta “imaginación infundada y paranoica” vuelvo nuevamente a la exposición de los pintores modernistas Catalanes. Sobre dicha exposición, y creaciones pictóricas, he de decir solo dos cosas muy sencillas:

- no abundan las sonrisas en los cuadros. Solo la del folleto de presentación. Solo esa es la “musa” que sonríe. ¿Por qué?
-los pintores se asociaban y conocían entre sí. Esto provocaba la exclusión de algunos…

Por mi tendencia a identificarme con “lo peor” (frase muy amable de “Elle”-no conozco otro origen-). Y siguiendo este “principio personal” en que lo peor es el fracaso…llamó mi atención un autor (cuyo nombre no recuerdo –como casi siempre-). Este señor solo llegó a pintar en carboncillo. Y no veas los expresivos que eran los dibujos. Realmente asustaban e impresionaban. Resultaban a todas vistas dolorosos y sin embargo…sin embargo fracasó y no tuvo apoyo en su época. Al ver sus láminas, como soy muy positivo, pensé en mi; pensé en un ser solitario como yo; un ser solitario que no conoce a nadie en el sector. Un ser solitario y aislado que tiene un blog y disfruta escribiendo. Aunque su temática sea siempre sobre lo mismo:

-El fracaso de mi especie y mi fracaso.

Y sucede que se ve muy bien cuando un ser humano aislado fracasa en su vida…pero…
¿Cómo se ve el fracaso de una sociedad?
¿Y el fracaso de un sistema?
¿Qué nos sucede?
Bueno…
¿Qué nos sigue sucediendo?

En fin…entre los modernistas catalanes de la exposición destacó, para mí, el aislado en su carboncillo. El que no pertenecía a ningún grupo, a ningún club…Destacó, para mi, el amargado.

¡Sus trazos lo decían!
¡Lo gritaban!

Después de ver todos los cuadros y el diaporama fuimos a tapear y Ana me recomendó un libro. Me recomendó: Anna Kanrenina de Tolstoi…
He intentado leerlo, ha estado a punto de engancharme, ha rozado hacerme esclavo de su siguiente página. Pero no lo ha conseguido. Seguiré intentándolo. Para mí, desde mi estúpida franqueza, va un poco despacio o lento. Quizás soy de otro tiempo o de otro carácter. No lo sé porque los dos compartimos cierto romanticismo. Que yo sepa y entienda.

Constantino Carenado un chimpancé mediocre. Saludos eternos a todos los artistas…a los reconocidos y a los ignorados por el “mundo” del arte y/o su mercado.

Posdata: lugar de ejecución de este estúpido texto : Biblioteca Doña Sofia (Madrid)...¿Tendrá que ver algo el contenido de este artículo con las sensaciones vividas en la sala de lectura y escritura?¿Entre algodones con el folleto de la exposición frente a mi? ...Paranoia...

22 de julio de 2009

Excursión a Madrid.Parte Dos:Biblioteca Reina Sofia

Es de interés su libre acceso pero asusta tanta seguridad. Su entrada se asemeja al vestíbulo de una nave espacial gigantesca. No puedo decir más. Asusta un poco. Acojonan tantas variedades de rojo.

Suelo visitar la biblioteca pública Infanta Elena en Sevilla que es más sencilla, pero esta; esta huele a madera maciza. Es extraña para mi experiencia, simplemente inusual. Tiene un techo, no sé con que función, de culos de patio. No quedan nada mal, apenas puedo decir otra cosa.

Los culos de patio, para mi, son los vidrios gruesos de forma cuadrada que colocaban en los suelos cuando debajo había un sótano necesitado de luz natural. Aquí, en el techo de esta biblioteca, ignoro su función. Los puestos de lectura son de calidad y están suficientemente iluminados, no he traído el luxómetro; por eso no puedo dar números.

Desde mi emoción y desde mi obsesiva sensibilidad me siento un extraño entre algodones. No se disipa el olor a madera noble o aceite de linaza. Me muevo en la ignorancia del tipo de madera maciza que tiene el suelo, e incluso el ambiente. Si esto es un esfuerzo por la imagen, lo han conseguido. Debe ser como comer en un restaurante de muchas estrellas. Algo un poco incomodo. Supongo.

Otra curiosidad es que no se ven estudiantes; seguramente sea mala época para verlos y…para verlas. Lectores y lectoras si hay pero no responden al perfil de estudiante que conozco en otras bibliotecas.

Encierra, mi mente primitiva, un pensamiento antes de las últimas parrafadas…demasiado edificio institucional para un pequeño como yo. No entiendo muchas cosas y sufro otras. Demasiadas sensaciones elitistas en un correcto silencio. Hay una carencia interna en este interior: no estoy cómodo .El trato es correcto, los funcionarios y el personal en general realizan bien su tarea; son amables. Todo está cuidado al detalle pero no me encuentro. Es como leer o escribir entre algodones.

¡Me siento algodonado!


Recuerdo la biblioteca pública de Stuttgart (Alemania). Sencilla y muy movida en este mismo mes de hace unos cuantos años. Con mucha circulación en este mismo mes de Julio pero a mil quinientos kilómetros de Madrid.
En la biblioteca Reina Sofía solo se permite el acceso a los niños si vienen con sus textos y acompañados por adultos. Ya es algo.

Mi consejo final es que la visiten algún día. Lógicamente para leer o escribir dentro de ella. La disfrutaran en muchos sentidos. No obstante, en mi obstinada franqueza, es una biblioteca impregnada de imagen, comodidad y recursos con el dinero de todos.
Es una biblioteca muy acomodada.
Quizás, desde mi pequeñez, demasiado pomposa, decorada o “magnífica”. Mucha biblioteca y muchos recursos para consultar, leer, estudiar o escribir. Por otra parte, la de la imagen pública, es un lugar digno de ver y disfrutar en el silencio del trabajo mental receptivo y creativo. Préstense a trabajar con sus mentes en su interior algún día. Préstense y lleven su DNI.

Constantino Carenado, un chimpancé de biblioteca.

Posdata: La cafetería del museo, que está próxima a la biblioteca, se asemeja a un estudio de cine integrado en un vehículo espacial del futuro, con el techo entubado, ondulado y rojo. Una cafetería universal, incluso galáctica.

21 de julio de 2009

ROSA.ET ya está a la venta.

Ya esta a la venta mi primera novela ROSA.ET

Es una historia de ciencia ficción bastante legible y entretenida. Dado que es autoedición lo más interesante para mí es la venta directa (mi franqueza me llevará a la tumba).

Si queréis comprarlo en librería os iré diciendo donde podéis ir adquiriendo el libro. Informaré puntualmente. Para Octubre haré una presentación oficial del libro en Sevilla, una presentación junto a los gerentes de la editorial Slovento. Sobre este asunto también os mantendré informados.

Un abrazo y gracias por estar aquí.

El precio es un precio de mercado. Para mi no es caro ni es barato. Para lo que me ha costado en muchos sentidos, el precio es el correcto: diecisiete euros.

Registro ISBN 9788496679771
Pedir a Editorial Slovento S.A. (http://www.slovento.com/)

Excursión a Madrid.Parte cuatro:melancolia.

Ahora no voy a llorar pero estoy triste. He ido a Madrid para ver a mi familia y he vuelto lleno de melancolía. He vuelto un poco mal. Cuando se visita la ciudad en que naciste puede pasar eso.
Madrid, y el barrio en que nací, se han quedado con mi infancia y la primera parte de mi adolescencia. Ir a Madrid, para mí, es ir al pasado. El Madrid de los setenta, era tan distinto. Eran mis primeras salidas con los amigos, los primeros usos del metro, la primera vez que fui al cine sin mis padres.
Que pasado, ahora, tan extraño.
Recuerdo visitar la plaza Colón para ver una película de serie B:
“La isla de los monstruos”
Que extraño es el pasado…puede hacer que te olvides del presente. El pasado puede, incluso, devorar el presente. Eso me sucede hoy.

Yo he cambiado y el propio Madrid, también. Un Madrid multicultural. Y eso, quitando los inconvenientes, tiene su encanto y riqueza. Pese a quien le pese. Andar por Madrid se parece en eso a hacerlo por Paris. Nada que envidiar paseando por el Prado o por Atocha.
El Madrid de hoy es cosmopolita (“pueblo del cosmos”) o quizás “multipolita” (“múltiples pueblos”).

Recogiéndome en mi melancolía pienso en mi presente y en mi futuro. Habréis leído, todos aquellos que aguantáis mi enfado y mi estilo literario –por llamarlo de alguna manera-, mis gritos letrados; mis discursos de quejas, enfados y rabias. Pienso que todo este esfuerzo personal, y redundante, es para nada. Pienso que tal esfuerzo ha sido para nada.
Son y han sido gritos en el vacío; porque todo va a seguir igual de mal, o peor.
En mi vida he leído a muchas personas clamando por una idea urgente para cambiar el mundo:

¡Resolver el hambre de los pobres! ¡Resolverlo ya! Orden de prioridad: UNO.

Más continúa siendo un problema ignorado; secundario o terciario…
En mi se agrava la sensación de que tanto esfuerzo no sirve para nada.
En mi pobre mente aparece y se repite este grito:

¡Tanto esfuerzo y pataleo es inútil!

¿Han leído el artículo de Marta Iglesias de la revista FUSION?
¿Cómo puede especularse con los alimentos?
¿Cómo se permite eso?
¿Por qué?
¿Todo es negocio?

También tengo otras ideas que incrementan mi melancolía y me llevan a la tristeza. Son las enfermedades en personas a las que quieres, en personas que te importan…
¿Enfermedad de Crohn o sus mulas?
¿Enfermedad?
¿Quien se merece una enfermedad o la falta de salud?
Sinceramente…
¡Nadie!
Y menos personas a las que quieres.
¿Qué sucede?
¿Por qué el sufrimiento?

Es posible que los únicos que ganen en estos desenlaces sean los genes.

¡Quizás todo sea consecuencia del gen egoísta!

Cada vez entiendo menos los sucesos de este mundo. Y doy gracias a los buenos momentos y las sonrisas…
¿Este es el mundo que merecemos?
¿Este es el mundo que queremos?

La enfermedad llega deprisa y se va despacio (frase sacada de un proverbio bambara)

¿Se me ha olvidado algo?
Porque no comprendo este universo.


¿Qué ha hecho Richi para merecer esto?
¿Y Carmela?

En mi melancolía, y su próxima tristeza, vuelvo a plantearme más preguntas:

¿Por qué este mundo es tan extraño?

Tienen suerte los mentirosos; los canallas y fracasan los buenos de corazón.

¿No será el momento de la ira de los pacíficos?
¿Qué puedes decir, amigo Nórdico?


No será el momento de una ira verbal y reivindicativa.
¿No será el momento de la palabra?

¿No será el momento de llevar la palabra a su grado de máxima intensidad?

¿No será el momento de la guerra dialéctica?
El momento del debate.

El momento de desacreditar a los sinvergüenzas afortunados.
Porque, en este extraño mundo, las personas sin ética y con mucha imagen suelen tener suerte.
¿Por qué?


Como pueden decir algunos que las continuas crisis de estos dos últimos siglos, y esta de ahora, no son consecuencia de una economía de mercado apoyada en filosofías tribales de miras cortas e intensamente posesivas.
¿Cómo es posible que todos digamos?
¡Eso es lo que hay!

Pues quizás sea el momento de decir NO.

Comenzar a usar esta palabra y poner en evidencia a los oportunistas sin ética con vistas situadas en su propio horizonte; en lugar de situar sus vistas en el horizonte de los demás, que es lo que habría que hacer.
¡Fin del egocentrismo!
Que socialmente parecemos niños de cinco años.
¡Proyección hacia los otros!

Ruego una guerra dialéctica
Contra los nuevos dictadores
Contra los responsables


¿Quién esta en la cúpula de las decisiones?
No digáis que nadie.

Si el sistema no funciona; hay que cambiarlo.

Que cansado estoy de decir lo mismo;
Y de que tantos digan y hayan dicho lo mismo.


¡Estoy harto!
Y me parece, solo me parece,…
¡Que no nos enteramos!

Y entro en la desesperación. Pero una desesperación por mi mundo y su funcionamiento fraudulento y “podrío”.
Y que conste que mi mundo personal esta bien aunque no es perfecto. Mi mundo personal esta bien porque hago lo que me gusta:

Yo escribo.
Os escribo.
Escribo para nada y para nadie.
Intento cambiar el mundo,
Porque me he cambiado a mí:
¡Soy un chimpancé!

Por eso me siento triste
Y estoy melancólico.
Por eso estoy aquí.
Con mis palabras inútiles
Con mis palabras sinceras.

Palabras de un hombre triste
Por mí y por ustedes.
Triste por todos,
Por mi mundo azul.

Constantino Carenado. Un madrileño soñador que ahora es sevillano adoptivo.

Excursión a Madrid. Parte Uno:el apretón.

Como no podía ser de otra forma mi pequeña excursión tenía que empezar con carreras. Las dichosas carreras.
El cansancio de la rutina y la oferta de jota (una de sus ofertas absurdas y divertidas) me habían llevado otra vez a Madrid. En esta ocasión en autobús nocturno.
La carrera inicial era inevitable sencillamente porque me he enviciado. He llegado a una situación donde los horarios no son para mí. Sencillamente porque no los tengo. Me he metido en la noche y como llevo tiempo sin obligaciones horarias…para comenzar la pequeña excursión a Madrid salí tarde de casa. Lo de siempre, en la frente. Tan justo salí que llegué a la estación cinco minutos antes de la teórica salida.
¿Dónde está el autobús?
El autobús no está.
No hay ni uno siquiera de la empresa de marras. Pensando en “positivo”…
¡Lo he perdido!
En cuanto veo a un conductor de otra empresa le pregunto…
-Buenas noches. ¿El autobús para Madrid?
- En el anden diecinueve. En el diecinueve.
-Gracias.
El autobús no está en su andén y hay un montón de gente esperando, sigo caminando para bajar mis pulsaciones.
Subo, bajo, bajo y subo. Y en uno de mis tránsitos, con micción aliviada, aparece el bus en el andén. Viene de Huelva.
Entro en el autobús y comienzo a ver a mis compañeros de viaje: chinos, chinas, rumanos, rumanas, negros, negras, españoles, españolas y latinos que no tienen cascos para escuchar la peli. No hay nada de xenofobia en mis letras sino verdad. Verdad porque mis compañeros y compañeras de viaje empiezan a hablar por teléfono:
- un rumano a mi espalda.
- una mujer negra y subsahariana a mi izquierda en su lengua africana. Lengua indistinguible para mi pero rica en vocales. Una mujer negra linda, chata y guapa.
¡Que escote!
En esas condiciones intento dormir sin rozarme. Conforme corren los kilómetros soy menos temeroso respecto a los roces en la frontera entre nuestros sillones. Demasiado pudor, poco contacto querido o no querido. Posiciones inútiles.
¡Para una noche en blanco!
Lo mejor: mi vecina de asiento.
¡No sé que me sucede con las vecinas!
Y esta era de ébano, joven, linda, chata, guapa, de pelo trenzado y frente despejada.
El sillón, cada rato, se hacia más estrecho. No sabía como ponerme. Y en el vehículo lo más familiar era la radio de fondo que se escuchaba en un español tenue. Me sentía pasajero en tierra extraña. Una sensación curiosa. Era de esperar que el bus nocturno, la forma de transporte Sevilla-Madrid más económica, fuese multicultural o pluricultural. O fuese un transporte variado en lenguas y colores. No me disgusta, solo me sorprende.
¡Todos somos humanos!
Mal que les pese a algunos.

Tras mi noche de insomnio autorregulada llegamos a la estación de autobuses Suroeste. Son las cinco de la madrugada.
¿Y ahora que hago?
Dejo a la mujer de ébano hablando por teléfono; ella ni me ve. La estación esta repleta de personas esperando. Me vuelvo a preguntar lo mismo:
¿Qué hago?
Y me respondo:
Patearme los alrededores, situarme mentalmente en la urbe y buscar la entrada del metro más próxima para dirigirme a Atocha.
Descubro que el metro lo abren a las seis (es un descubrimiento fundamental); seguiré paseando con esta improvisación total con que tanto disfruto.
Durante unos minutos soy un caminante solitario en los alrededores de la estación sur. Sin saberlo, ni esperarlo, se me presenta en la frente la avenida del Planetario.
¿La avenida del planetario?
Y al planetario voy. Conforme camino veo las cúpulas semiesféricas de los observatorios simulados. Los observatorios de base cilíndrica y cabeza semiesférica.
¡Coño el planetario! ¡Ahí está!
¡Y yo que quería visitarlo!
Dejo a mi derecha el museo de Ángel Nieto. Un museo que parece abandonado. En cuestión de minutos llego al solitario Planetario. Los dos estamos solos en la noche. Miro los tablones de anuncios. Hay un montón de actividades infantiles y algunas conferencias inviables para mi.
Horario de verano: 11h a 13:45 h . Por la tarde no lo recuerdo. Miro de nuevo uno de los tablones:
Libro de fotos de Marte: 15 euros.
-“ya vendré” –me digo a mi mismo-
Vuelvo a la estación para no permanecer quieto, hace un poco de frío. No me lo creo pero es muy cierto ,por eso no dejo de caminar. Cerca de la estación contemplo uno de los mapas municipales retroiluminados…Atocha está cerca, iré andando, pero antes de coger la ruta voy a tomarme el primer café. Busco y veo trabajadores nocturnos del ayuntamiento; localizo un camión en doble fila y leo cerca de él:
- Café, churros y porras.
Me quedo con lo de café, me lo tomo tranquilo y pregunto:
¿Para Atocha?
-Esa avenida…”palante”.
- Vale. Hasta luego.
Y caminando noto cierta carga en mis intestinos. Aprieta la necesidad y lo que no es la necesidad. Mi mochila y yo hablamos a gritos callados:
-“En Atocha Constantino” “En Atocha”
- Aguanta.
Y la estación llega al final de la larga avenida de Méndez Álvaro. Son las siete de la mañana.
-¿Los aseos? ¿Dónde están los aseos?
Los localizo, como en otras ocasiones, pero hoy para aguas mayores. Y entro en el aseo con mi mochila pequeña. Un útil lleno de lo necesario para estos dos días de excursión. Tardo un poco en aliviarme y limpiarme. Al salir del retrete contemplo dos hombres maduros observándome con mirada interrogante. Su pinta total es de polis de paisano. Mientras me lavo las manos uno se queda mirando desde lejos mi cubículo de “cagada”, por si he dejado algo, y después a mi. Intento transmitirle, mentalmente, una frase concisa:
“- Soy un cagón, no un terrorista”.
El otro poli de paisano (a todas luces) me precede en la salida del aseo, se gira, me mira y expresa sin expresar:
“-¡Pero hombre!”
“- Ya le he dicho a su compañero. Soy un cagón”
Sigo caminando y dejo atrás la situación. Pienso para mí:
-“¡Tenía que cagar!”
Para que iba a ir a consigna, dejando la mochila, si dentro de un rato iré a alguna biblioteca cercana para escribir o leer; y al revés. Decido tomarme un vaso de leche mientras escribo. Mientras escribo esto que acaban de leer. Eso si, mientras lo escribo en un cuaderno cuartilla con mi portaminas; nada de PC portátil o sucedáneos. Eso para después.

Constantino Carenado. El cagón que no era un terrorista.

Posdata: el terror crea estas situaciones cómicas y malolientes. Ya no se puede cagar tranquilo. Pido mi disculpas a los preocupados policías… ¿Tengo que pensar en todo?
¿La próxima vez cago en una bolsa? No puedo negar que en Atocha hay algo de paranoia.

¡Terroristas! ¡Sois unos cabrones!
No dejáis cagar tranquilo a nadie.
¡Es el colmo!
Es el colmo del absurdo.

20 de julio de 2009

Inspirándome en el "Nórdico". Un amigo.

El otro día leí, a mi pesar, esta frase que no es mía pero me atrae y me absorbe:

“Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada”.


Esto lo dice un escritor atacando a los dictadores clásicos que existen todavía. Entiéndase por dictador clásico como el ser humano que usa el terror, la muerte, la violencia y la agresión, contra su propio pueblo, como herramientas con las que mantener su poder indefinidamente. Existen algunos todavía. Hablaré de ellos en cuanto me documente bien. Hablaré y escribiré en próximos artículos sobre un tal Teodoro.

Como dice me amigo “el Nórdico” llegará el día de la ira de los pacíficos.
Cuando llegue ese día no habrá más guerras que las dialécticas.
¡Ojalá llegue pronto!

Constantino Carenado. Un subalterno del vacío.

Medusa del pasado.Poesia encontrada.

Esta poesía acabo de rescatarla del pasado. Ahí la lleváis en un formato lleno de franqueza.

I

Y el cilindro se acercó a mí
Sus deliciosas formas,
Aparecieron de repente.
Senos, nalgas y entremeses.

II

Miré a sus ojos
Nos miramos de frente.
Un ojo empezó a torcerse.
¡Conectamos!
Mente con mente
Y vi sus pensamientos
Y vi su caos…

¡Era un pendón!

Pero la quería.
La quería para mí.
La ansiaba como amante.
La deseaba.



Constantino Carenado .Un “homosalido”.

Los gladiadores de verdad. Suyo es el exito.

No se me ha ocurrido hasta hace unos minutos. Mi mente absurda sigue sorprendiéndome todavía, aunque sea en la redundancia sobre lo que hay que hacer; en la redundancia de lo que es correcto. Hoy voy a hablarles de los auténticos gladiadores.
No son santos, pero para mi son importantes.
Tampoco son ídolos, pero son geniales.
En absoluto tienen dinero, pero son muy ricos.
Se puede decir sencillamente que tienen algo de genios;
Y de genias.

Son los Misioneros de África, Misioneras y Misioneros en general.

Los hombres de los que voy a hablar hoy no son futbolistas, tampoco son pilotos; ni se parecen a los esquiadores por asomo.

Pepe Visiedo,
Vicente Ferrer.
Saturnino Fraile,
Julia Alonso
Y muchas otras y otros.

Esos son los gladiadores que con su fe, como gasolina, mueven (o han movido) sus actitudes y sus energías hacia proyectos con los otros. Proyectos con los necesitados.

¡Escuchadlos!

En lugar de oír a algunos presidentes de clubes de fútbol…
En lugar de escuchar a ególatras dictadores de cualquier raza o religión.

Siento deciros que…
¡Seguramente no oigáis nada!
¡Seguramente no leáis nada!


Porque realmente queréis…
Que todo siga igual.

Es lo más fácil, lo más cómodo.

¿Pensáis que es cuestión de fe?
¿Pensáis que esa es la que hace que estas personas sean altruistas?
¿Pensáis que para actuar hace falta una orden religiosa, o una asociación?

¡Estáis equivocados!
Solo son excusas.
Solo son vuestras excusas.
Porque tenéis que tener alguna excusa para justificar vuestros actos.

Cada día y en cada persona con que os crucéis está la clave.
Sed con los demás independientemente de vuestras diferencias.

¡Dejaos de monsergas!

Si somos tribales y a la vez apátridas…
Sed más apartidas que miembros de una tribu.
Y a partir de ahí todos seremos apátridas…
¿Dónde estará, entonces, la diferencia?

Y ser apátridas es ser con cualquiera.

¡Cualquiera!

¿Quién será, entonces, el enemigo?

¡Ayudad a los necesitados de una vez!
¡Dejaos de monsergas verborreicas!
¡Dejaos de justificaros!


Y actuad de una vez en condiciones.
Sed con los demás, sed con los otros.
Rezad como sepáis.
Rezad.

¡El mundo tiene que mejorar!

Y todos somos ese mundo.


He dicho: TODOS.

Constantino Carenado. Un chimpancé cansado de los perpetuos problemas de diferencias y discriminaciones con los demás. Cansado y deprimido por no querer hocicar con rueda de molino. Y la rueda de molino son muchos de los “artefactos” del sistema que tenemos. Y los “artefactos” son herramientas que podemos cambiar porque las hemos inventado nosotros.
¿Por qué tiene que joder a muchos un puñetero invento?
¿Qué somos?
¿Tenemos que comportarnos como animales?
O
¿Podremos estar algún día por encima de nuestra naturaleza más básica?

Soy pesimista; también soy guerrillero.
Guerrillero del verbo.

14 de julio de 2009

El título del libro del Sr. Aznar me asusta.Tiemblo

Hoy voy a llorar por todos vosotros. Voy a llorar por todos los estúpidos que toman decisiones que afectan a otros. Otros que, ocasionalmente, son unos indeseables que provienen, por ejemplo, de la miseria…
Creo que hay demasiados “elegidos” que ven al miserable como un cero a la izquierda. Estos “elegidos” no dejan de ser unos auténticos enajenados sin diagnóstico. Unos locos que necesitan de atención psiquiatrita o psicológica. Unos locos que se han encontrado con el poder de comunicar a las masas lo que les interesa comunicar. Unos locos que se han encontrado con un gigantesco poder económico para ser “los nuevos elegidos”.

¿Quién decide que alguien puede decidir sobre la vida de otros?
¿Qué hemos aprendido desde que apareció el verbo escrito?
¿Qué diferencia a un egocéntrico de un dictador?
¿Existe la democracia o es falacia?

¡Somos Tontos!

Y con este sentimiento lloro en la soledad de mi taller lleno de recuerdos, lleno de un pasado que no quiero olvidar; y pendiente de un futuro que quiero mejorar.
Con esta sensación de olvido, dejadez y tristeza por el egocentrismo de los estúpidos que tienen algún poder, no democrático, comienzo este inútil discurso de hoy.
Como me dijo el otro día un Cordobés, al menos tenemos derecho al pataleo. Y eso estoy haciendo ahora y, sinceramente, en casi todos mis textos reivindicativos amparados en el tiempo que me da el desempleo (paradojas del sistema).
No puedo hacer mucho más.

¡Soy un cero a la izquierda para todos aquellos que no me conocen!
¡Y para los que me conocen ¡ También.


Y proyecten esta idea a todos ustedes.

¿Qué concho esta diciendo este tío?

Pues algo evidente…
Tenemos tanta inteligencia que nos importa un rábano (si quieren elijan otra verdura) lo que le suceda a muchas personas que no conocemos y no hemos podido tratar:
Miserables, pobres, los que sufren, ancianos, viejos, niños y mayores
que no podemos apreciar por nuestras limitaciones físicas….
Que no podemos apreciar y actuar como si fuesen nuestra familia, nuestros grandes clientes, nuestro amor, nuestros hijos,…etc.

¡Nos importan un rábano los otros!
¡No vemos más allá de nuestras narices!
Por eso nunca deja de crecer la napia.
Para taparnos más el mundo de los otros.

Estoy “calentito” y este artículo va a ser inevitablemente largo.

El origen de este artículo se debe a un niño de seis años que la otra mañana encendió la tele del comedor, cuando él se levantó y yo estaba dormido en el sofá, para que yo la viese. Sinceramente es algo que no hago con mucha frecuencia. Porque en la televisión se han olvidado de los programas de critica y opinión. Apesta demasiado a manipulación y control.
El niño de mi amiga, porque no tengo eso que llaman descendencia-menos mal-, dio al botón de encendido y puso un canal de la TDT. Creo que la cadena era VEO, o algo así (no quiero recordarlo).
Los electrones, inevitablemente, iluminaron la pantalla y apareció el Sr. Aznar hablando de su nuevo libro:

“España puede salir de la crisis”.

Por dentro se me revolvió el estomago. Pero solo de escuchar lo que decía. Quiero que conste, para mi futura evaluación siquiátrica, que voté a este señor en una Generales por aquello de que aumento el empleo… etc. (la manipulación de mi amigo “LL” fue muy eficiente y pesada en darme las cifras al respecto)…lo voté en su segunda y última candidatura. No he vuelto a votar a la derecha. Bueno a la “teórica” derecha. Pero esto de a quien voto, o no, es pura desviación del asunto que trato hoy:

¡La estupidez argumentada por los expertos!

Entre ellos usted Sr. Aznar. Y voy a explicar las razones que me llevan a estas exclamaciones tan dolorosas.

Mientras Elo. (El niño de seis años) decía:

-Constantino. Te gusta este “pograma”.
-Déjalo Elo. Déjalo. Gracias.
-Bien. Yo me voy a jugar.
-Vale


Fui despertando y escuchando lo que ha generado esta parrafada llena de rabia, celo y enfado. También llena de impotencia. Mucha impotencia.

En primera instancia expresó la necesidad imperiosa de reducir el gasto público. En resumidas cuentas que todas las administraciones públicas evitasen el endeudamiento. En esto comparto su opinión. Mucha gente tiene la idea de que administrar las entidades públicas debe ser como administrar una casa de familia. Si la cosa está mal hay que apretarse el cinturón. Lógicamente todos deben apretarse el cinturón.
He dicho todos, por si no lo han entendido bien.

Hasta este punto todo correcto…pero continuó hablando de su libro y vino a decir:

- La crisis no es un problema de la economía de mercado.

En ese punto se me puso el corazón a doscientos.
No sabía donde se apagaba la tele. Para mi desgracia continué escuchándole unos minutos más hasta que llegó Elo y apagó la televisión después de pedírselo de rodillas y llorando.

-¡Apaga eso pequeño! ¡Apágalo!

Antes de darle al interruptor de la pantalla plana el Sr. Aznar dijo, amparándose en un experto en economía, que:

- ¡La libertad tiene un precio!

Entonces Elo, gracias a Dios, apagó la televisión. Me quedé pensando tanto que no sé todavía si llegué a tomarme el café esa mañana. No lo sé…creo que si.

¿La libertad tiene un precio?
¿Quién ha dicho eso?

Pero hombre de Dios…. (Como dicen algunos)
¿Eso como va a ser?

Un momento….
Un momento…
Computando, reflexionando, analizando.
Configurando, estudiando, decidiendo…

¡Que puedo decir yo!
¿Por qué ha dicho eso?

Antes de seguir me voy al diccionario:

“-Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos”

Otra acepción:

“-Estado o condición del que no es esclavo.”

Tiene un montón de acepciones más que aumentan su ambigüedad en el uso. Pero en mi caso el significado esta muy clarito.
Si la libertad tiene un precio, como bien dice el Sr. Aznar apoyándose en no sé que erudito…

¿Cuál es el precio?
Porque entonces, inevitablemente y pensándolo en frío, somos esclavos…

Para decir eso me amparo en la segunda acepción que aparece en el diccionario de nuestra lengua…”libertad: estado o condición del que no es esclavo”
Si mi libertad tiene un precio es, sencillamente, porque soy esclavo de algo y resulta. Resulta. Que no se de que….

¿Quién es mi amo?
¡Dígamelo Sr. Aznar!
Dígamelo.

Porque los amos antes no estaban tan ocultos.
¿Qué ha cambiado?

Constantino Carenado. Un chimpancé, con pelo o sin pelo, que no se da cuenta de nada. Soy muy ingenuo. Debe ser el hecho de que pertenezco a otra “especie inferior”.


Tras soltar mi ira…
Dejo aquí estas palabras de TEPQMLF .Un amigo que de vez en cuando, solo de vez en cuando, dice cosas muy interesantes. Este texto es un comentario expresado por él en este blog. Un comentario que viene a cuenta de la “crisis” que estamos pasando algunos y, me temo, la "crisis" que nos queda.


Queridos blogeros: Ni Aznar (por muy hijo de... que sea, que lo es) ni Zapatero (por muy tonto que sea), ni ningún político en España, es responsable directo de tener 4 millones de parados. Son responsables de la gestión presupuestaria, eso sin duda...pero de la crisis no. Si se pretende intentar cambiar esta situación o las que puedan venir, lo que hay que cambiar es el sistema político-económico a escala mundial, el ultracapitalismo sin control (no olvidemos que es el EE.UU. de la era ultracapitalista y corrupta de Bush y su sistema financiero sin limites, donde tiene su origen esta puta crisis). Y hasta que no cambie esa concepción de organizar el mundo, ya podéis cagaros en todo los políticos de España y Portugal que no va a cambiar nada.Algunos políticos de España son unos vividores y unos corruptos...pero la mayoría no lo son, es la verdad, aunque lo tópico sea decir que todos son unos chorizos, pero no es cierto. Si fuera así esto sería Argentina, Honduras, Cuba o Marruecos, o cualquier país bananero de América, Asia o África. Que hay quien se cree que además te suben los impuestos para joderte más, bien, los que piensan así son retrasados mentales profundos (no tengo ganas de buscar eufemismos a la estupidez congénita). Suben los impuestos de lo que sea para pagar subsidios por desempleo, ayudas familiares, etc...¿O de donde os creéis que sale la pasta cuando el Estado ha dejado de ingresar casi un 50 x 100 menos y se le ha cuadruplicado el gasto social?Como os digo, el principio de la solución para esta y futuras crisis, pasa por un cambio mundial en la economía, en la política y en la mentalidad. ESTO ES FUNDAMENTALMENTE UNA CRISIS FINANCIERA UNIVERSAL O LO QUE ES LO MISMO, UNA CRISIS DEL ULTRACAPITALISMO SIN CONTROL EN EL QUE TODO VALE. Por desgracia, para cambiar esto es necesario afianzar una nueva ideología a escala mundial...y eso no es imposible pero si bastante lento y complicado, entre otras cosas porque va en contra de la misma naturaleza humana.

Autor: TEPQMLF .Un amigo, tipo troll, de Carenado.



Aquí presento unos párrafos de un artículo de Jules. Un artículo que aparece en su blog http://poesiamas.net/blog/2009/01/11/el-nuevo-orden-mundial-conspiracion-o-espejismo/ Estas palabras son suyas y de las fuentes que el mismo expresa y represento aquí “copiando y pegando” .Estas palabras vienen como anillo como trasfondo de este articulo. Como expresión de lo que puede hacer el capitalismo; y lo que pueden hacer los nuevos dictadores: Los dueños del capital que no conocen el significado de la palabra ética.

¿Cuál es el objetivo, para qué se juntan? Si bien podría presumirse que el objetivo de las reuniones del Club de Bilderberg es, principalmente, hacer una buena agenda de teléfonos para pedir oportunos favores, a los políticos concurrentes, quienes se sienten en su salsa rodeados de tanta elegancia, poder y dinero y que los promotores aprovecharán, en su momento, dando un telefonazo cuando lo necesiten, la cuestión real, muy probablemente, trascienda esta finalidad; el funcionamiento del sistema indica que los números finales de los balances de los bancos y las corporaciones, los flujos financieros y los patrimonios de las familias privilegiadas, dinastías y magnates y hasta los paraísos fiscales, dependen, centralmente, del resultado de opciones políticas concretas e incluso de intervenciones militares o acciones represivas violentas.El poder y el dinero son argumentos mas que suficientes para esconder lo que se quiere, el inmenso bienestar que gozan unos pocos, puede sufrir enormes modificaciones con el conocimiento abierto de las decisiones que surgen de estos foros y que deberían tomarse en democracia. Cuando una pequeña elite, con semejante acumulación de poder y riqueza se reúne a deliberar, no debe hacerse con el hermetismo en que acontece, el mundo en su actual figura de miseria y carencias, merece una explicación de lo que ellos tratan. No es necesario ser futurólogo para predecir que lo contrario solo traerá nuevos, más cruentos y frecuentes enfrentamientos y estos no serán ya, entre extremistas o terroristas y gobiernos, sino entre ciudadanos esclarecidos y grupos privilegiados que, lejos de toda convicción democrática, determinan la vida, libertad y derechos de millones.
“Que algunos activistas tengan a Bilderberg en la mira no sorprende a Alasdair Spark, experto en teorías conspirativas.“La idea de que una camarilla en las sombras está manejando al mundo no es nueva. Por cientos de años la gente ha creído que el mundo es gobernado por un conciliábulo de judíos”, indica.Y concluye: “¿no debemos esperar que los ricos y poderosos organicen las cosas según su propio interés? Creo que eso se llama capitalismo”. (BBCMundo.com – 1/9/04)

Autor: Jules. Administrador del blog http://poesiamas.net/blog/

13 de julio de 2009

La Obsesión desde mi perspectiva interna

Pensaba terminar el artículo sobre el libro de Aznar pero, como casi siempre me sucede, ocurren cosas que frenan el proyecto para generar nuevas reflexiones. Reflexiones como esta. Reflexiones amparadas en mi naturaleza claramente obsesiva y en los acontecimientos imprevistos (imprevistos para mí). Tranquilos. No pasa nada. Más personas de las que creéis, o pensáis, tienen este “defecto” o cualidad. Pero no quiero dar nombres ni seudónimos. Voy a hablar solo de mí por no ofender a nadie. Pues se trata de un asunto tabú; como muchos otros.

La obsesión por las cosas, por los seres vivos y por las personas (sobre todo del sexo opuesto) puede constituir un problema; o no. Según lo vea uno; según lo sienta uno; según lo sienta uno con los demás; y según lo sientan los demás, aquellos a los que tu vida y tu felicidad les importa.
He hablado antes de esta característica de mi personalidad como una de las que justifican mi romanticismo y mi idolatría hacia mis musas de toda la vida. Pero un romanticismo e idolatría, desde mi visión, controlado. Sobre todo en los dos últimos años. Los años de Medusa. Mi exmusa Medusa. Pero ahora no voy a hablar de ella. Hoy no.

¿De qué me sirve a mí, a Constantino Carenado, obsesionarme por “las cosas” en general?

Voy a explicarlo lo más brevemente posible para que lo entiendan los que quieran entenderlo. No puedo hacer nada más.
Lo primero que tiene que pensar un lector lleno de prejuicios es que este texto no es para él o para ella. Si tienes muchos prejuicios interrumpe aquí tu lectura, no continúes. Total,  solo vas a leer más tonterías o más “chuminás”…de un “loco”.

La obsesión por algo es contemplar en el tiempo nulo, en el tiempo apagado,…Viene a ser como una “foto emocional” como las que he escrito en este blog sobre la musa de Poniente y el viento que mecía su pelo…Observen:

Nadie sentirá tu pelo como yo,
Flotando al viento dentro del reflejo.
Nadie sabrá nunca que hay bajo tu pelo,
Ni bajo tu perfecta sonrisa.

Nadie.


Pienso que esto se apoya, sea buena o mala la poesía- me da igual-, en parar el tiempo en mi recuerdo. Un recuerdo de unos segundos repetidos a lo largo de un recorrido en la furgoneta desde un barrio a otro. En total ignoro el tiempo de observación. La clave, en mi caso, estriba en centrarme en ese momento, en obsesionarme en ese momento y gozarlo como si fuese lo más importante. A partir de esa sensación brotan las palabras. Salen solas.
Utilizando esta cualidad/defecto de la obsesión, también consigo aferrarme a una sensación desagradable de enfado y soltar un discurso de los míos para liberar mi tensión o frustración. Por ejemplo:

Realmente estoy decepcionado, en pleno siglo veintiuno, con los actos de los gobernantes, políticos o económicos, del mundo en que vivo, donde me ha tocado vivir y compartir.  Un mundo absurdo, cruel y desenfocado.


Creo que he sido suficientemente claro. Ser obsesivo, en mi caso, tiene sus ventajas. Os dejo los comentarios para que me pongáis verde. Usaré las palabras y las letras, mis únicos instrumentos, para defenderme.

Buen destino.

Posdata: sigo siendo un chimpancé sin pelo o con pelo...y obsesivo....¡Huuuuuu!

10 de julio de 2009

El "proyecto esperpento" me da insomnio

He tenido visita otra vez. Medusa ha vuelto para hablar un poco. En su mente, y la de sus amigas Oro Azul y Srta.”O”, estoy un poco loco. Quiere que no le envíe más mensajes sobre como evoluciona “esperpento” donde Medusa, la visita que no quiere mis mensajes sms, es la protagonista.
Me parece que va a tener que aguantarse hasta que acabe el libro.
Como esto me ofende y no tengo otro sitio donde expresarme y compartir mis aventuras y desventuras; mis amores y mis amoríos…expreso lo que sigue.

¿Qué soy un Don Quijote?
¿Y ustedes? ¿Qué sois?
No comprendéis nada.
Nada en absoluto.
Solo veis vuestro ombligo apestoso.
Y voy a explicar las razones…

¿Seguro que estáis en condiciones de juzgarme?
¿Nadie me comprende?
¿Tengo que ser juzgado por la incoherencia y por las mentes nubladas?

Solo tengo el verbo para luchar contra los molinos de viento...
Y resulta que los molinos de viento son la mayoría, en este caso o en este ejemplo.
Son la mayoría porque son tres personas (tres mujeres que se creen liberadas) contra uno (el que escribe estas líneas).
Sabéis que os digo queridas: Medusa, Oro Azul y Srta.”O”…
Que no comprendéis a un artista, o un intento de artista (patatero, esperpéntico, desequilibrado, confundido, iluso,malo, etc. –en estos momentos me da igual-), que solo pretende dar por saco a la exmusa Medusa, para que sepa como va el proyecto donde ella es la protagonista con todas sus contradicciones. Un proyecto que Medusa no quiere que escriba ni publique.

¿Estoy loco?

Pues si estoy loco quémenme el taller, enciérrenme o hagan que desaparezca este teclado que esta hirviendo ahora mismo. Este teclado que quema.

Sinceramente y aunque suene mal… cada uno ,o cada una, tiene, en esta ocasión, lo que se merece:

- Yo estoy solo.
- Medusa esta más desequilibrada de lo que piensa.
- Oro Azul eres demasiado perezosa .
- Srta. “O” ya estuviste a punto de denunciarme. ¿Qué vas a hacer ahora? ¿También estoy loco? ¿Vas a intentar denunciarme otra vez?

Por favor. No me voy a ir del barrio y el libro voy a publicarlo caiga quien caiga. Incluso mi amiga M quiere impedírmelo.
Lo publicaré. Ya estoy cansado de tanta mentira y engaño. Estas situaciones no dejan de ser ejemplos cercanos y queridos. Muy queridos pero no por eso inmunes a mi crítica ácida y feroz.

¿Por escribir sobre esto estoy loco?

Entonces firmo y pongo bajo mi sencilla rúbrica:

Firmo este documento de mi locura en el "proyecto esperpento" porque estoy cansado de convivir con mentirosos y mentirosas. Personas incapaces de decirse las verdades en la cara.

¿Dónde hay una mujer liberada con la que se pueda hablar claro?
¿Existís en algún lugar dentro de este mundo?

Si queréis comprender más todo esto podéis leer el Cerdo y su Pocilga.

Posdatas:
-El proyecto esperpento saldrá hacia adelante. No sé cual será su titulo final pero es necesario.
Será una bandera, un tótem donde diga…

-“Vivamos en transparencia con nuestras miserias”
Constantino Carenado. Un hombre insomne, estúpido y cabreado.

-Son las 4:42 h. Tengo los ojos en "plenilunio".

9 de julio de 2009

"Oda" a los veinte euros

Hace unos meses mi amigo "L" quería que presentase en el blog una “Oda a los veinte euros”. Eso voy a hacer. Seguramente de la manera y de la forma que él no se esperaba, o imaginaba. Pese a quien pese voy a expresarme como me apetece y place; eso es lo que hay en cada uno de mis textos. Pura sinceridad en el momento de la ejecución de cada carácter y su secuencia.
Me da igual lo que penséis, o lo que especuléis al leer mis letras.
Estas letras de que se aproximan y se alejan entre sí .Letras públicas de manera consciente .Letras públicas para lo bueno y para lo malo.
Creo en la libertad de pensamiento y la asumo al publicar lo que publico con furor y emoción. Para desarrollar vuestros pensamientos haced vuestras historias y, después, os las creéis sin datos y sin información; o con datos e información. Ustedes mismos. En mi caso todo lo que escribo es pura opinión. Pura y franca opinión en le momento de se coyuntura, creación o parto. Eso es lo que hay y lo que va a haber. Al opinar me baso en datos conocidos, en las charlas con los demás y en mi experiencia vital.

En mi caso, apoyado en mí transparencia emocional ya decidida hace tiempo, comienzo este “canto” a los veinte euros, le escueza a quien le escueza…

La oda a los veinte euros comienza…

"L" y "LL" son mis mejores amigos. Es cierto. "L" se empeñó en esta oda y comienzo de tal manera que no sé si se reirá, o si llorará. Me la suda porque solo son palabras en un papel. Solo son datos en una base de datos.
Desde hace unos cinco años, año más o año menos, coincidiendo con nuestra prosperidad económica (o sea que teníamos pasta y trabajo) adquirimos los tres amigos: "L"," LL" y Constantino (el que escribe esto) la costumbre de gastarnos veinte euros, como mínimo, en nuestras cortas o largas salidas casi siempre nocturnas.

Que salíamos a cenar al chino de Triana….veinte euros.
Que tomábamos tapas en el barrio y unas copas después…veinte euros.
Que íbamos a Montequinto a comer y darnos una vuelta…veinte euros.
Que eructábamos o, en mi caso, ventoseaba…veinte euros (de multa).
Que era el cumpleaños de alguno de nosotros…veinte euros.
Que íbamos al pueblo ese de la sierra de Huelva llamado Cortegana…

Veinte euros el viaje.
Veinte euros el desayuno
Veinte euros el almuerzo
Veinte euros entrar en el castillo volando el helicóptero.

Que íbamos otra vez al mismo pueblo de Cortegana…veinte euros
Que íbamos otra vez a Cortegana….veinte euros.
Que íbamos a un pueblo de Huelva que se llama Cortegana…veinte euros
(Ya vale, ya vale… ¡Basta!)
Que íbamos a Matalascañas a comer choco a la plancha…veinte euros.
(Menos mal. Esto fue gracias a “L” que tiene un chalet apañao por esos lares)

Hemos tenido momentos llenos de carcajadas y risas frecuentes pero eso ha terminado hace poco. Todo tiene un principio y un final. Todo es cíclico. Para mí, creo que se nota, era un asunto pesado desde hace un año y estaba deseando un cambio a mejor.
Y el cambio ha llegado. En estos momentos no sé si será a mejor pero esta aquí.
Quizás “L”; tu seas el más perjudicado…pero ahora puedes visitar a “LL” o a mi…

”L” siempre ha podido dividirse de alguna manera inconcebible. Porque “L” vive los días como si tuviesen cuarenta y ocho horas. Trabaja, dedica todo el tiempo que puede a sus amigos para no perderlos y a su familia también. Quizás es el momento de “L” .Quizás es el momento de dedicar más tiempo a los tuyos porque yo, como amigo, te llamaré. No es necesario que vengas tanto, no vas a perderme. Es imposible porque siempre tenemos negocios. Y siempre hemos mantenido la amistad.
¿No recuerdas los cuatro años que estuve en Huelva estudiando Magisterio?
¿Me perdiste? ¿No estoy aquí? ¿No estoy aquí ahora?
No será, amigo “L”, que los cambios no te gustan porque implican lagunas en tus actividades y en tu siempre ocupado tiempo. Recuerda que eres amigo de la rutina. ¡Busca nuevas rutinas!
Seguro que las encuentras. Quizás puedas reírte, como nunca habías pensando, con tu hijo…baila con él. Date una vuelta en bicicleta. Dedícale tiempo mientras sigue creciendo…Puede que encuentres un hijo y un amigo que te sorprenda cada día…
¿Estoy equivocado?

La época de los “veinte euros” ha terminado. Y no es nada malo, solo distinto. Eso es el cambio.

Amigo “LL” tu te has llevado un buen cambio. Tienes lo que necesitabas hace años. Quizás que Poniente esté cerca de ti sea lo mejor entre lo posible. Suerte y buenos deseos ahora y siempre. Nuestra relación estaba desgastada desde hacia tiempo. Sabes que discutíamos mucho. Estaba cansado de tanta rutina y “fidelidad” en la disposición de mi tiempo hacia ti y “L”. Ahora puedo respirar pero no voy a olvidarte. Al menos no es mi intención.

En mi caso me habéis dado libertad. Estaba cansado de tanto triangulo afectivo y constante (viernes, sábados, domingos y días de guardar). También necesitaba un cambio. Un generador. Una inercia. Una reacción que evitase que quedaseis conmigo, en mi casa, sin quedar yo con ustedes. Porque a ustedes os salía de vuestras gónadas, o como se llame esa parte de la entrepierna.

¿No lo comprendéis?
No hay mal que por bien no venga.
El fin de la época de los veinte euros quizás traiga…

¿Época de la ruina?
¿Época de la abundancia?
¿Época diferente y constructiva?
Solo el tiempo lo dirá y no tengo miedo.
Ningún miedo.

La época de los veinte euros ha terminado.

Y estamos aquí. Y Estoy aquí. Continuamos caminando.

Constantino Carenado. Vuestro amigo que no puede ser masoquista. He realizado experimentos en mi vida y para sufrir siempre hay tiempo. Hay envidia sana en esto, comprendedlo.

Compras masivas de tierras fértiles.

Estas palabras no son mias pero al leerlas se me han puesto las gónadas en la garganta. Si es cierto todo lo que dicen hay que tomar decisiones urgentes.
¿Este es el mundo que queremos dejar a nuestros hijos, sobrinos,...y seres queridos que vengan?
¿Seguro? Pues si así sucede no tendremos más que un mojón gigantesco y apestoso. Todos ustedes sabrán.
¿Cuando vamos a demostrar que realmente somos inteligentes?
Más bien parecemos lo contrario. ¿De qué nos vanagloriamos tanto?
¿Homo sapiens-sapiens?
¿Haremos algún día lo correcto?
¿Se nos ha ido la pinza?
Me asusto de mis congéneres. Y seguramente muchos de ustedes pensáis que es un "mal necesario" ...fijaros en lo que dicen de Bolivia. Se me ponen los pelos de punta.
Constantino Carenado. Definitivamente un chimpancé con pelo o sin pelo. No quiero pertenecer a la especie de cerebro grande con manos ,dedos gordos, y corazón ausente.


La subida en los precios de los alimentos experimentada en 2007 y 2008 puso en alerta a los países que tienen que importar comida. Su solución ha sido comprar grandes extensiones de tierras cultivables en países con terrenos fértiles

Fuente: REVISTA FUSIÓN (EXTRACTO)
¿Asistimos a una nueva forma de colonialismo o el sistema puede traer beneficios? Empecemos con un dato curioso y escalofriante a la vez: 2008 fue el año donde la humanidad produjo la mayor cantidad de alimentos de su historia. Y no es cuestión baladí, porque si recordamos, también en 2008 los alimentos alcanzaron precios récord. ¿Cómo es posible esta circunstancia ilógica? Muchos apuntan a que parte de los alimentos vieron incrementados sus precios por ser destinados a la fabricación de biocombustibles, pero este hecho por sí solo no explica el incremento de precios en leche, las verduras o el arroz -que no se emplea como agrocarburante-. La respuesta tiene que ver con la especulación. Diversas fuentes coinciden al señalar que este incremento en los precios ha sido provocado por especuladores que emigraron de la Bolsa de Valores de Nueva York e invirtieron en la Bolsa de Chicago, que es la que marca el precio de los alimentos para todo el planeta.
Al llegar, se dedicaron a comprar las próximas siembras completas de trigo, maíz y arroz, lo que provocó una escasez ficticia que subió los precios internacionales. Paralelamente, los países que tenían grano para vender paralizaron las ventas, limitaron sus exportaciones, por lo que los compradores -que necesitaban alimentos para sus países-, se vieron indefensos. Al ver que los alimentos se habían convertido en un bien especulativo, la solución que encontraron fue comprar terrenos fértiles para desarrollar sus propios cultivos.
Este proceso no es nuevo, ya se inició en los años 70. En esa época Brasil o Argentina empezaron a vender espacios enormes. Quizá lo que es nuevo y ahora llama la atención es que África está ahora en la lista de los que venden. Efectivamente, hoy el 10% de Argentina pertenece a inversores extranjeros, incluso particulares, entre los que se cuenta a Douglas Tompkins, dueño de gran parte de la Patagonia argentina y chilena y poseedor de terrenos con importantes acuíferos y reservas de agua dulce de Latinoamérica. Actualmente los grandes compradores son el gobierno de Corea del Sur -que posee en el extranjero más tierras fértiles de las que tiene en su propio país-, seguido de China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Japón.
Pero en este proceso de compra de grandes extensiones de tierras cultivables también participan empresas que especulan con la alimentación, precisamente muchas de las que han llevado a sufrir la situación actual. Monopolios agroimperialistas como la estadounidense Goldman Sachs o el alemán Deutschbank. Incluso el Banco Mundial ha asignado millones de dólares para que las empresas agrícolas compren “tierras infrautilizadas”, mientras paralelamente condiciona la concesión de préstamos a países como Ucrania a que abran sus tierras a los inversores extranjeros. Hoy la tierra es un negocio y también una necesidad.
Con estos ejemplos, podemos tener una idea aproximada de los peligros que acechan tras este proceso que muchos han bautizado como “colonialismo agrario”. El propio director de la FAO declaró el 10 de septiembre al Wall Street Journal de la “alerta del neocolonialismo de tierras en los países del Sur por especuladores con materias primas y alimentos".Entre los riesgos del proceso, el primero sería despojar a los países vendedores de su soberanía alimentaria. Es decir, que nos encontremos en la situación de un país en hambruna mientras los campos cultivados llevan el grano al extranjero. En Camboya hay medio millón de personas pasando hambre, mientras su gobierno vende terrenos fértiles. Otra nota de atención tiene que ver con la desprotección de las tribus indígenas o los campesinos sin documentos de propiedad, que pueden verse expulsados fácilmente de unas tierras que se han vuelto de oro. En países como Bolivia se vendían las haciendas con los trabajadores dentro, como si fuesen árboles.
A mediados de marzo de 2009, las revueltas populares y violentas en Madagascar propiciaron la renuncia de su presidente y un cambio de gobierno. Uno de los motivos de la rebelión del pueblo malgache era que su gobierno quería alquilar un millón de hectáreas de tierras fértiles a la surcoreana Daewoo para producir alimentos para su país. El contrato suponía que la mitad de las tierras cultivables de la isla quedasen en manos extranjeras durante 99 años. Si tenemos en cuenta que el país tenía que importar alimentos y que en agosto de 2008 tuvo que pagar el arroz, un 70% más caro que en los mercados locales, se comprende la indignación de los habitantes del país: tenían tierras fértiles y estaban pasando hambre. Y en Pakistán los campesinos se organizan contra el desplazamiento de aldeas propiciado por la venta de tierras de cultivo a Qatar.

Evitar que la comida se convierta en fuente de negocio es la tarea futura imprescindible.
Autora: Marta Iglesias- Fecha: 2009-07-07

Posdata de Constantino Carenado: Tengo orina y heces disponibles. ¿Les interesan a alguien?...
¡Cago en tooo!

8 de julio de 2009

Pagafantas 1. Una comedia acertada.

Voy a ser breve por la necesidad de dar publicidad a una buena comedia. Llevo unos cuantos artículos y este es el primero que hago de cine. Por la hora que es, en estos momentos en que escribo, no quiero extenderme mucho.

La película que merece estas letras y un artículo más desarrollado que este es “PAGAFANTAS”. Quizás lo desarrolle en breve.

Dentro del estilo en que se mueve la recomendaría a las siguientes personas:

- a los amantes de una buena comedia de enredo.
- a los “pagafantas” que alimentan su esperanza en cada gesto de la mujer a la que aman y con la que tienen la esperanza de ser correspondidos en algún momento. Poneos un tiempo límite.
- a las aduladas por los “pagafantas” que quieren que su “amigo especial” entienda que lo quiere, pero no lo ama ni desea. No seáis demasiado egoístas; los sentimientos y deseos no suelen cambiar.
- a todo elemento relacional simétrico a los dos casos antes mencionados…”pagafantas” de hombres (no he conocido el caso pero puede que exista) y a los adulados por las “pagafantas” femeninas… (Tampoco conozco casos de esta magnitud)

A efectos prácticos es una película de interés para no manipular ni utilizar a las personas que, sin quererlo nosotros, quieren una relación diferente a la que le podemos ofrecer emocional o sexualmente.

¡Es una cuestión de egoísmo, falta de aceptación y miedo!

MI amigo “L” no quería que fuese a verla.
¡Paparruchas!
¡Tus miedos no son mis miedos!
Ves los problemas de los otros, de los que te importan, desde tu punto de vista. Demasiados prejuicios y demasiados miedos. Quizás debas aprender que apreciar a un amigo supone respetar sus decisiones y reflexionar sobre su situación desde lo que te dice. Y no hacerlo desde lo que tú harías con tu mente y cuerpo en una situación parecida. Pero no obstante tus actitudes siempre indican preocupación e, inevitablemente, afecto. Me quedo con eso. Gracias.
La película es muy recomendable, más que inadecuada, para un pagafantas frecuente como yo. Y también para muchos otros que se verán reflejados en muchos momentos.
Al tratarse de una comedia, opción más sana, se endulzan muchas situaciones tremendamente duras. La realidad no suele ser tan suave en el interior de “pagafantas” que sufre para mantener su “estúpida” esperanza en el cambio. Sobre todo a partir de un cierto momento en que, a todas vistas, ella no va a cambiar sus deseos, ni sus sentimientos.

Constantino Carenado. El chimpancé con pelo o sin pelo, como prefieran. Un chimpancé que hoy ha pagado unas fantas.

6 de julio de 2009

Soy un hombre crítico y amante de la paz.

Creo necesario a esta altura de mis estúpidos textos, tan estúpidos como la especie a la que pertenezco, dejar dos cosas muy claras. Más allá de la transparencia y la claridad de ideas, de mente y de pensamientos.

Todo lo que está escrito por mí. Todo lo que está expresado con rabia e incluso celo en estas densas y redundantes letras que preceden textos del pasado y anticipan textos del futuro.

TODAS las ideas y expresiones se apoyan en la necesidad de nula agresión y nula violencia.

En ningún momento, en ningún lugar aprobaré, realizaré ni permitiré agresión o violencia física alguna.

Todos aquellos que vengan por aquí y tengan pensamientos de estas características se han equivocado de lugar. Porque, aunque estoy enfadado con el mundo en el que vivo, soy un hombre de PAZ.
PAZ para mi y PAZ para los demás.

Y la única forma de acercarme a la “agresión” es mediante el debate y el desacuerdo verbal o escrito. Tengo muy claro, y tengan muy claro, que la NO AGRESIÓN FÍSICA Y LA NO VIOLENCIA FÍSICA SON MIS BANDERAS PARA EL CAMBIO.
Mis textos son un canto al debate y a la lucha dialéctica. Estarán mejor o peor hechos pero…son puro pataleo verbal. Son puro llanto y quejío.Un pataleo que necesito y busco. Un pataleo con el que disfruto en mis textos. Un pataleo que voy a seguir usando hasta que me canse. Las razones son bien sencillas:
Este mundo no funciona y voy a ponerlo del revés mientras me dejen.

Voy a vapulear a todos los que me plazca y a todos los que se lo merezcan desde mi perspectiva reflexiva.


Pondré al que considere oportuno del revés. No voy a casarme con nadie.
Y que nadie se ofenda porque ese no será el objetivo.
Mis pretensiones son crear crisis conceptuales hasta donde el verbo y la palabra me permitan.
Lucharé contra haraganes.
Lucharé contra agarrados.
Lucharé contra egoístas.
Lucharé contra egocéntricos.
Lucharé contra hipócritas…
Lucharé contra sinvergüenzas…
Lucharé contra los proclamados “eruditos” y “especialistas”
Me dará igual…

Solo lucharé mediante los textos y la palabra. No admitiré ni usaré jamás la agresión física o violencia física contra mi mismo o contra alguien. El que piense eso que se mire a si mismo porque lo habré “violentado”…y el que se “violenta” ajos come…a cambiar.
Si algo de lo que digo,o diga, en este blog te molesta u ofende , es que te has sentido aludido…seguramente seas un “homo Estupid” y no te has dado cuenta.
¡No te habías dado ni cuenta de que eras un estúpido absoluto!

Un abrazo de paz y unas palabras de crítica a tus ideas si son ególatras.
Las dos cosas a la par. Las dos cosas seguidas.

PAZ, CAMBIO Y FRANQUEZA.
VERDADES “COMO PUÑOS” A LA CARA DEL QUE SE SIENTA ALUDIDO.

¡ES NECESARIO RESOLVER LOS PROBLEMAS DE LOS OTROS!
¡YA!

No me hinchéis más las gónadas con la tontería del interés porque hay muchas vidas en juego. Vidas de personas conocidas y desconocidas. Y esas vidas son las de los pobres. No os olvidéis de ellos aunque os hayan robado el coche alguna vez. Aunque os hayan roto el día de playa apareciendo en una patera…

¡Ya esta bien!
¡Lucharé con el verbo y la palabra!
¡Meteré los dedos en las llagas,en las heridas!
Si lo considero necesario…


Todos los que os sintáis ofendidos. Rascaros donde os pique. No seáis muy capullos. Porque he visto y leído a muchos capullos en mi vida. Entiendase "capullos" o "capullas" porque no es cuestión de género.

Un abrazo de paz física y discordia verbal e ideológica.