29 de junio de 2009

Musa de Poniente II. Adios.

Esta será, seguramente, la última poesía que voy a escribirle a mi Musa de Poniente.
Después de lo visto se reafirma la tensión emocional entre ella y mi amigo “LL”. Tengo el intenso temor de que me está utilizando para llegar a “LL”. Un tipo duro, difícil y poco accesible de momento. Una actitud que se mezcla con mantener una nueva y sana amistad; la que ella siente por mi.
Surge aquí el típico sentimiento de culpa que puede darse entre el colega de toda la vida y su compañera sentimental que no te quiere a ti, pero si a tu colega. ¡Toma situación! . O sea lo de casi siempre. No es la primera vez que me sucede esto. Si el colega y su nueva parienta, que no es la tuya aunque la desearías para ti, te quieren suelen preguntarse esto durante un milisegundo:


¿Y ahora que hacemos con él? Pobrecito…

¡Ahora os pido esto. Leedme, por favor!

¡No hagáis nada!
Sencillamente dejad al colega tranquilo.
¡No le llaméis!
No quedéis con él durante un buen tiempo. Dejadlo tranquilo porque es muy duro desear a la compañera sentimental de tu amigo. Demasiado duro. Pasad de mí. Ya encontraré mi camino.

¿Es tan difícil?

No entendéis que es absurdo que quede con vosotros para sufrir.

¿No lo entendéis?
No seáis egoístas.

Quiero hacer el amor con la musa de Poniente.
Y no puede ser…porque ella no me quiere.
Ni tan siquiera atraigo su líbido.

¿Es tan difícil entender el distanciamiento?
¿No lo entendéis?

Y no podré cambiar mis deseos porque la musa de Poniente me pone.
¡Me pone tela!
La musa de Poniente me atrae
Y no es algo recíproco.

¿Es tan difícil entender estas cosas?

Sed felices. Pero dejadme tranquilo.
¡Por favor!
Dejadme continuar mi camino.

Os querré más si haceis esto que he escrito arriba.

Foto I

Lo más expresivo de ti es tu sonrisa y tu pelo
Extendido al viento.
Tu baile es contenido
Tu baile es controlado


Necesitas más prudencia
A tu lado
Y no más arrojo.
Necesitas a otro.

Y, en este caso, no es un capullo.
Es un bien tipo. Un gran amigo.

Querida musa…
Sigo ahora solo contigo…

¿Te has visto cuando sacudes los zapatos?
¿Cuando sacudes los zapatos de albero?
¡¿Te has visto?!
Son casi como un paso de sevillanas
¡Son ritmo!
Ese que en ti es zumbón e infinito.

El sur te inunda
No lo pierdas.
Porque…
¡E s o e s a s i ¡

Para terminar mis últimas estrofas
, De esta poesía inútil dedicada a ti.
Voy a hablar de tu trasero.
Sé que esto es antiestético.
Plantearlo así, al menos,
Pero este es mi último deseo
Y estos son mis textos.

No sé, ignoro, si te has visto el trasero
En un espejo.
Es como una guitarra deseable
Que cuando la quieres se aleja.
Es como una guitarra impresionante
Que cuando deseas tocarla ,no te deja
Porque no eres su intérprete…

Pero, al menos, puedo mirar tus glúteos marcados
En su forma intensa y profunda…
De fusa y semifusa…

¡Dios sea bendito!
Y
¡Viva la naturaleza!

Por crearte a ti
por crear eso
y por crear esto...
mis ojos para contemplar tu espectá-culo.


Estos son:
Mis “apestosos” deseos
Donde disfruto diciendo lo que se me ocurre.
¡Expresándome de forma incorrecta!
¡Expresándome como quiero!

Porque acompañando tu gran cuerpo
Hay una magnifica mente,
Aunque algo frenada.
Aunque algo frustrada.
Pero impresionante y responsable.


¡Una mente en condiciones!
¡También deseable!
¡Muy deseable!
Que pena que no pueda hacerle el amor
a tu mente.
Si fuese posible, también lo intentaria.
Bueno; lo habría intentado.

Foto II

Ayer te di mi último beso
Y fue en la frente.


Quédate con él porque es mi despedida.
Fue un beso de hermano, el único que aceptas,
Fue en beso de despedida, el único posible,
Fue en beso de adiós, impreso en buenos deseos.

Adiós Musa de Poniente.
Déjame, por favor.
Porque me veo enamorado.
Y será peor…
Estar enamorado del amor de mi amigo “LL”…

¡Déjame!
Y quédate con todo lo que pienses que era mío.




Constantino Carenado. Tu examigo por enchochamiento prematuro.

4 comentarios:

  1. espero aparezca otra musa con la que no tengas competencia, palabra que aparece siempre en muchos ambitos de la vida.El amor vendra a tu vida cuando menos lo esperes señor carenado.haz unnlibro de poesias pues creo que tu oesia romantica y dedesamor tendrianmucho exito pues esta hecha con el corazon

    ResponderEliminar
  2. Si, la mayonesa Musa.

    ResponderEliminar
  3. un duelo por amor de una mujer entre carenado y L que romantico.Espero la sangre no llegue al rio y uno de los dos caballeros deje la dama alque ella elija.

    ResponderEliminar
  4. La dama ha elegido. El elegido tiene que dar el paso.
    Que lo haga ya y se olvide de la dama Teresca.
    Dama que lo tiene dominado sin dominarlo.

    La ecuación es sencilla.

    ResponderEliminar