30 de junio de 2009

Me he sentido manipulado y escuece mucho.

Hoy voy a liberarme de una vez por todas. Voy a seguir diciendo lo que pienso pese a quien le pese. Opine quien opine. Lo diga quien lo diga; y lo exprese quien lo exprese.
¡Me va a dar igual!
He decidido ser un “salvaje” y puede que un “troll de las conciencias comunes”.
¡Me la rempanfinfla y la rempanfinflará!
Porque seguiré siendo un sano descarado. Si. Continuaré mi ejercicio hasta saciarme de franqueza, hasta cansarme de verdad, hasta que llegue ese momento en que me diga a mi mismo:
¡Ya lo has escrito todo! ¡Déjalo!
Seguramente no leáis muchas personas este texto de hoy, pero hay que transmitir estas historias y pensamientos como amigo de Don Quijote de la macha y enemigo de los molinos de viento.
Hoy voy a colmarme de verdad en mi rabia ante la manipulación. Si. He dicho manipulación. Repito. Rabia ante la manipulación.
Como en toda historia corta o larga hay que empezar por algún sitio. Voy a comenzar por la liberación de la mujer. La liberación de la mujer otra vez. Me río del concepto.Miren mi rostro en estos momentos. Miren como se expresa y se relaja a carcajadas.
Me jacto de la frase. Me hincha las gónadas. Me río de lo que no es y parece ser.
¡La mujer no se ha liberado mentalmente!
¡Aún no!

¡Solo es una liberación sobre el papel!
¡Estoy cansado de ser una herramienta, y no un ser humano!
¡Cansado!
¡Tan cansado de esto y de otras cosas por el estilo!

Las mujeres tienen la mente muy prieta. Demasiado sujeta. Muy agarrada al pasado. No creo que se trate de un tema genético. Negativo. Se trata de un tema cultural, educativo.
El mundo de las mujeres sigue moviéndose entre la sutileza, la manipulación, cierta gracia, un pequeño comentario, una atención, prudencia, otra vez prudencia, incisión, nuevamente incisión, agudeza, cálculos sobre cálculos, miedo al que dirán, miedo a sufrir, miedo a que la hagan daño, muchos miedos…estatus de defensiva, estatus de orgullo, estatus de reserva, estatus de precaución, estatus de espera paciente y sufrida, estatus de desesperación porque el varón que te gusta no toma la iniciativa…espera.

¡Estáis encerradas en vosotras mismas por miedo al daño!
Siento decirlo y también afirmarlo.
Sé que hay unas normas de comportamiento establecidas.
¿Establecidas por quien?
¿Por el pasado biológico?
¿Por la cultura?
Sé que hay unos procedimientos de conquista.
Sé que hay cursos hasta para eso.

Señores y señoras
¡Puro teatro!
¡Interpretación y circo!
¡No tenemos gónadas para ir directos al grano!
¡Somos unos mojoneros!


Y que psicólogos y psiquiatras entiendan esto como les plazca. Me da igual. Me resbala por todo el cuerpo ,y lo que no es el cuerpo. Sencillamente me resbala. Seguro que alguno me diría muy serio…tienes que adaptarte, es como un juego. Tiene mucho encanto. Se trata de algo parecido a un juego de “cartas”…
¡Pues no me gustan las “cartas”!
Ala.
¿Por qué lo complicamos todo tanto?
¿Por qué?
¿Las mujeres han estado muchos años en la sombra y siendo utilizadas?
¿Estas herramientas sutiles son la herencia de esa historia “secundaria”?
¿Son, casi todas, las mujeres unas manipuladoras en potencia?

Observen mi pequeña historia, una de tantas que me han pasado y pasarán. Observen por favor. Viene al caso de todo lo contado arriba; y de lo que cuento debajo de este párrafo. Un anticipo de mi enfado emocional y sano. Solamente enfado y cierto sabor profundamente amargo. Nada de odio ni de venganza ruge en mí. Esos sentimientos no van conmigo. Pasé de ellos hace tiempo. No sirven para nada…ni el odio, ni la venganza. Voy con la historia, pues me estoy marchando del asunto principal como casi siempre.


A musa de Poniente…
¿Por qué no se lo dijiste directamente?
¿Por qué me usaste para acercarte a él impregnándome con tu esencia?
Volviéndome loco con tu pelo, tu sonrisa y tu rítmica carcajada.
¿Por qué?
¿Por qué…si quieres llama a tu amigo porque siempre estáis muy unidos…jajaja?

Y tu.Pequeña y aguda Car.
¿Por qué usaste un procedimiento tan refinado y calculado (incluso tradicional)?
¿Por qué?
¿Tienes realmente dieciséis años? ¿Eres quien dices ser? Puedo decirte que llegarás lejos por tus habilidades sociales. Estudia Psicología, no dejes de hacerlo te lo pido por favor; estoy dispuesto a financiarte parte de tus estudios si mi bolsillo lo permite en un futuro. Me has dejado impresionado y, a la vez, dolido.
Te pido que no manipules demasiado las circunstancias en el futuro porque puede que algún día las circunstancias te manipulen a ti. En ocasiones hay efectos colaterales indeseados; ojo con ellos. En este caso todo ha ido bien porque no estoy muy pillado por Poniente (tu hermana)…si lo hubiese estado habría sufrido mucho más.
¿Merece la pena?
En este caso puntual te doy un catorce sobre diez, pero no uses mucho estos métodos. Lo has bordado. No los uses Car. No es el camino que yo querría para ti. Está demasiado cerca de la mentira y el engaño. No obstante tu andarás tu camino y esto que hay aquí solo son letras de un lunático de las palabras y del verbo. Un lunático enfadado.
Car, eres muy inteligente dando informaciones puntuales de control y analizando respuestas:
- no hay justicia.
- dame un abrazo (de clara despedida que agradezco y me recuerda “abrazos” recientes –una “tipología” de abrazos que inspirarán una historia en breve ,si las circunstancias lo permiten-)
Solo decirte que eres muy lista y lo has demostrado. Estoy impresionado contigo.

¿Por qué no llamaste directamente a “LL”?
Tenías su teléfono…
¿Por qué?
Desde el miércoles pasado era viable y, poco después, le di el teléfono de Poniente a “LL”.
¿Por qué lo has hecho así?
¿No controlabas todas las variables?

¿Por qué seguir usándome? ¿Por qué?
¿Qué sentido tenía yo en una esfera, donde yo solo era una anécdota y una herramienta?
¿Qué sentido tenía que nos viésemos el domingo pasado?
Ha merecido la pena porque aprecio un montón a mi amigo “LL”. Y le deseo lo mejor.
Es lo único positivo. Pero yo, Poniente y Car. Yo estoy “jodido”. Estoy enfadado. Se me pasará.


A Poniente y Car (su gran hermana, su hermanísima…)
Se me pasará el enfado, pero no pretendáis que aparezca porque cuando una musa es mi musa siempre forma parte de mi deseo y de mi mente. Siempre desearé el pelo, la “guitarra” y profundizar en la mente de Poniente. Mi corta musa Poniente que no me pondrá más los pelos de punta; ni me pondrá más la piel al revés al observarla petrificado desde un vacío atemporal.
Eso, es así.
Así es mi deseo hacia Poniente: poseerla y que me posea. Actos y convivencia imposibles por falta de correspondencia.
Eso…es así…No hay justicia.

A la pequeña Car.
Sé que llegarás lejos con un poco de esfuerzo y voluntad. Tienes un montón de cualidades. Eres, ahora mismo, una gran mujer de inteligencia brillante. Pero no uses la manipulación como herramienta habitual. Es un útil demasiado interesado y poco ético.
Usa otros recursos, tienes muchos.

Por mi parte deciros a las hermanas que he aprendido una nueva lección. No usaré vuestros procedimientos mientras pueda evitarlo. Ejercitaré la franqueza hasta donde pueda. Seré sincero, descarado y libre. Continuaré mi sendero sincero y desenfadado . Solo me queda resolver vuestra necesidad, la necesidad de las mujeres, para poder irme a la montaña y desde allí hablar con Zaratrusta…
Las emociones hacia las mujeres siguen siendo mi asignatura pendiente. Y comparto esto en mi blog porque no tengo miedo. No me dais miedo ni me lo daréis hasta que me agredáis o me quitéis el blog, los cuadernos y la vida (me he pasado). Ustedes mismos; usdedes mismas.
Si alguno, o alguna, usa la violencia o la agresión contra mi tengo que decirle ahora, en este momento, que es un ¡Auténtico pobre y un desgraciado! ¡Un mojón de verdad!
Bajo cualquier circunstancia la violencia debe acercarse a cero, y la agresión también.
No tengo miedo a gente civilizada y razonable como vosotras dos.
No tengo miedo a personas que resuelven todo mediante la dialéctica, el discurso y el diálogo. Aunque usen instrumentos como la mentira y la manipulación; porque son herramientas normales que no admito pero tolero.
¡Que remedio!
Muchas personas usan vuestros instrumentos. Creo que hasta más personas y entidades de las que puedo imaginar e, incluso, considerar en mis reflexiones de topo (acabo de recordar que me llamaban así en las “tres mil”-que bonito-).
Pero yo…
¡Yo no!
¡Me da igual!

Últimas letras a los grandes manipuladores.

Estas últimas palabras no van por Poniente ni por Car; pero surgen de ellas. Surgen de su actitud “necesitada” de manipular. Y surgen de mi enfado –a que negarlo-.

A los que llevan el cotarro de otras vidas de este mundo; cuya posición social y/o económica es conocida o desconocida por el “pueblo”:


¡Manipuladores y mentirosos!
No sois los malos ni los buenos; eso acabó hace tiempo.
Solo sois personas con un problema…
¡No sabéis quienes sois al final del camino!
¡Ni tan siquiera al principio del camino!
Estáis perdidos entre las ramas e hilos de las posibilidades y los intereses propios.
Acabáis perdiendo el sur, el norte, el este y el oeste.
Desconocéis el concepto “generosidad”
Y se os ha olvidado la palabra “afecto sincero”.
Habéis olvidado el termino “amor”
No sabéis lo que es, ni lo que significa.
Sois, en el fondo unos pobres hombres.

Puede que haya grandes manipuladores de otros manipuladores que solo quieren poder. Estos grandes manipuladores son solo unos lacayos de su ego aumentado; unos desgraciados de sí mismos. Esclavos de su propia “mojonería”; o sus propios mojones.¡Buscad lo auténtico!
¡No busquéis el control!
La libertad vuestra, y la libertad de los otros es un gran principio.
No la olvidéis ni la manipuléis en demasía.
Y la libertad esta muy cerca de las necesidades.

¡No juzguéis a la gente sencilla por su aparente ignorancia!
Ni por su pereza sujeta a la falta de motivación.
Porque estáis equivocados en vuestro ególatra juicio.
Las personas sencillas valen más de lo que pensáis y suponéis.
No las manipuléis tanto porque “la mierda salpica”.

¡No sabéis quienes sois porqué os consideráis especiales!
¡Estáis perdidos!
¡Estúpidos manipuladores!¡No sabéis donde estáis ni quienes sois!

Sois unos desgraciados que solo generáis desgracias.

¡Todo un desacierto!
Un desacierto tras otro.
En el fondo sois los grandes fracasados de mi especie.
¡Unos pobres hombres y unas pobres mujeres!
Que se han olvidado de los otros.


Constantino Carenado. Un manipulado más por circunstancias temporales. Al menos que yo sepa; o tenga constancia y conciencia.

Posdata para Poniente y Car. Gracias por estar aquí.

29 de junio de 2009

Enamoramientos. Conversaciones con Josquin.

Ahora, en este momento del espacio-tiempo, quiero dedicar una letras de reflexión y crítica a las conversaciones recientes que he tenido con mi amigo J.
No he hablado mucho de J en este blog. Creo que nunca. Pues ya va siendo hora. Va siendo hora hoy. Ahora.

J es el protagonista varón de mi novela Rosa.et ; que está a punto de salir en breve. J es feliz y ha cambiado a mejor con los años; como los buenos vinos. Su franqueza, en ocasiones inoportuna, su seguridad laboral y su capacidad de improvisación lo hacen un hombre, en muchos sentidos, original y envidiable. Lógicamente según quien mire sus acciones vitales y sus circunstancias personales. La cuestión es que lo que he dicho arriba es lo que pienso. Pocas personas pueden trabajar en lo que les gusta; y él lo hace. Lo mío con él es envidia sana. Porque gran parte de mis últimos años los he pasado trabajando por la pasta, y no por lo que me gustaba o me gusta. Algo habitual y triste. Solo ahora, de manera transitoria, no le envidio porque estoy haciendo una de las cosas que me atrae como a muchos otros y otras…estoy escribiendo en “plan bestia”.
Y en mi caso escribo tanto porque la prestación por desempleo me lo permite. Esto ya lo he mencionado en anteriores artículos de este blog. Un blog que no creo que dure mucho
¿Saben por qué?
Porque estoy preparando un artículo para vapulear Google. Y Google es, en la “blogosfera”, ahora mismo mi casa. Este artículo de enfado vendrá en breve y será otra historia; quizás la última de este blog. Dicho esto ,vuelvo con mi amigo J…

Mis recientes conversaciones con J. han rotado en torno a mi exagerada tendencia a “enamorarme” de las tías. El setenta por ciento de las tías me gustan….Tengo un problema. Bueno…
¡Tengo muchos problemas!
¡Problemas dulces y sinuosos llenos de prudencia y control!
¡Problemas con la dualidad evolutiva!
¡Problemas con las tías!
Normalmente cuando me gusta una solo me gusta esa y no hay otra posible mientras dure la atracción (pueden ser años que ya no estoy dispuesto a tolerar). En esto lo tengo claro. La cuestión es que la mayoría de las tías acaba queriéndome solo como amigo. Y el problema de siempre vuelve a surgir.
¿No comprendéis que eso no puede ser?
¿No comprendéis que cuando me gusta una mujer me gusta?
¿No comprendéis que eso es lo que hay?¿No comprendéis que eso no va a cambiar mientras os vea con frecuencia?...
Mientras os huela, observe vuestros gestos como el que contempla una flor desde cerca, para maravillarse con ella y de ella…mientras…os desearé más aún.
¿No lo comprendéis?
Si no os gusto y me gustáis… ¡pasad de mí! Lo prefiero. Olvidaos que estoy al lado y continuad vuestro camino en la vida porque en el mío, que no sé cuanto va a durar, quiero algo más pleno, algo más intenso, algo más denso que mis fantasías alimentadas por una “amistad femenina” que ni se roza contigo para no alimentar mi deseo (un acto circense sin eficacia porque como romántico me he “enamorado” de vuestros gestos , incluso vuestra voz,…)
No hablo de amor. Solo creo en el amor cuando pasan los años y pasa el tiempo. Yo hablo de atracción. Hablo de ganas de estar con la mujer que me gusta o el hombre que me gusta (es una aclaración; soy “hetero” y respeto a los “homo”) .Solo hablo de eso.
Y siento deciros que la mayoría de las amigas que he tenido, he dicho mayoría, me han gustado tanto como para intentar copular con ellas.
Y no tengo un tipo de mujer definido con claridad.
La diferencia en mis sentimientos hacia vosotras surge cuando miro vuestro cuerpo (me han gustado hasta los cilíndricos); o miro vuestra sonrisa; o miro vuestro pelo al viento (aquí la musa Poniente se ha llevado la palma-ufff-); o cualquier otro gesto sensual…me vuelvo loco emocionalmente; o sentimentalmente. Se me desata el deseo contenido y pasa a gustarme la “mujer amiga”.
Cuando me gusta una amiga lo que siento y “padezco” no tiene nada que ver con lo que siento por un amigo. Lógicamente si no hay reciprocidad, lo correcto en romper la relación aunque pese. Ya he tenido demasiados intentos de cambiar mi atracción por solo afecto y he conseguido, siempre, el máximo fracaso y un agujero emocional de órdago meteorítico (o sea gigantesco).

Amigo J. soy muy enamoradizo, muy “enchochadizo”, o como quieras entenderlo, y eso; eso es así. Frase que repite mucho mi última y breve musa Poniente de la que recuerdo, en estos momentos, su pelo volando al viento en el reflejo del retrovisor…Un sentimiento turbador y casi mágico…tocar ese pelo y poseerlo entre mis dedos y sobre mi cara. Acariciarlo…posarme sobre él…-ufff-Termino ya porque me estoy poniendo tierno…

Amigo J. Esto es lo que hay en mí y no voy a cambiarlo. Solo cambiaré los ciclos que ya no serán de años sino, como máximo, de meses. Estoy seguro que algún día aparecerá una mujer que diga…voy a intentarlo, este hombre me gusta. En ese momento solo sabremos ella y yo si la “compota” tiene caducidad o es perpetua.
¿Alguien conoce su destino?
Yo no. Quizás lo sepa mi alma. Pregúntale a ella porque yo no conozco su lenguaje. Yo no conozco el lenguaje de la vida y menos el de el alma. La vida, o el alma, o los genes…me han hecho ser como soy.
Un hombre enamoradizo, sincero, algo bocazas, franco, fiel a ideas y sentimientos y, a mi manera, amable. Un hombre que se acerca a un chimpancé para salvar las contradicciones y absurdos de la especie a que pertenece.
Constantino Carenado; un hombre que es tu amigo porque no quiere copular contigo…
¡Menos mal! J.
Gracias por estar ahí; y por preocuparte por mí en la distancia que siempre esta cerca.
Gracias, Jota.

Musa de Poniente II. Adios.

Esta será, seguramente, la última poesía que voy a escribirle a mi Musa de Poniente.
Después de lo visto se reafirma la tensión emocional entre ella y mi amigo “LL”. Tengo el intenso temor de que me está utilizando para llegar a “LL”. Un tipo duro, difícil y poco accesible de momento. Una actitud que se mezcla con mantener una nueva y sana amistad; la que ella siente por mi.
Surge aquí el típico sentimiento de culpa que puede darse entre el colega de toda la vida y su compañera sentimental que no te quiere a ti, pero si a tu colega. ¡Toma situación! . O sea lo de casi siempre. No es la primera vez que me sucede esto. Si el colega y su nueva parienta, que no es la tuya aunque la desearías para ti, te quieren suelen preguntarse esto durante un milisegundo:


¿Y ahora que hacemos con él? Pobrecito…

¡Ahora os pido esto. Leedme, por favor!

¡No hagáis nada!
Sencillamente dejad al colega tranquilo.
¡No le llaméis!
No quedéis con él durante un buen tiempo. Dejadlo tranquilo porque es muy duro desear a la compañera sentimental de tu amigo. Demasiado duro. Pasad de mí. Ya encontraré mi camino.

¿Es tan difícil?

No entendéis que es absurdo que quede con vosotros para sufrir.

¿No lo entendéis?
No seáis egoístas.

Quiero hacer el amor con la musa de Poniente.
Y no puede ser…porque ella no me quiere.
Ni tan siquiera atraigo su líbido.

¿Es tan difícil entender el distanciamiento?
¿No lo entendéis?

Y no podré cambiar mis deseos porque la musa de Poniente me pone.
¡Me pone tela!
La musa de Poniente me atrae
Y no es algo recíproco.

¿Es tan difícil entender estas cosas?

Sed felices. Pero dejadme tranquilo.
¡Por favor!
Dejadme continuar mi camino.

Os querré más si haceis esto que he escrito arriba.

Foto I

Lo más expresivo de ti es tu sonrisa y tu pelo
Extendido al viento.
Tu baile es contenido
Tu baile es controlado


Necesitas más prudencia
A tu lado
Y no más arrojo.
Necesitas a otro.

Y, en este caso, no es un capullo.
Es un bien tipo. Un gran amigo.

Querida musa…
Sigo ahora solo contigo…

¿Te has visto cuando sacudes los zapatos?
¿Cuando sacudes los zapatos de albero?
¡¿Te has visto?!
Son casi como un paso de sevillanas
¡Son ritmo!
Ese que en ti es zumbón e infinito.

El sur te inunda
No lo pierdas.
Porque…
¡E s o e s a s i ¡

Para terminar mis últimas estrofas
, De esta poesía inútil dedicada a ti.
Voy a hablar de tu trasero.
Sé que esto es antiestético.
Plantearlo así, al menos,
Pero este es mi último deseo
Y estos son mis textos.

No sé, ignoro, si te has visto el trasero
En un espejo.
Es como una guitarra deseable
Que cuando la quieres se aleja.
Es como una guitarra impresionante
Que cuando deseas tocarla ,no te deja
Porque no eres su intérprete…

Pero, al menos, puedo mirar tus glúteos marcados
En su forma intensa y profunda…
De fusa y semifusa…

¡Dios sea bendito!
Y
¡Viva la naturaleza!

Por crearte a ti
por crear eso
y por crear esto...
mis ojos para contemplar tu espectá-culo.


Estos son:
Mis “apestosos” deseos
Donde disfruto diciendo lo que se me ocurre.
¡Expresándome de forma incorrecta!
¡Expresándome como quiero!

Porque acompañando tu gran cuerpo
Hay una magnifica mente,
Aunque algo frenada.
Aunque algo frustrada.
Pero impresionante y responsable.


¡Una mente en condiciones!
¡También deseable!
¡Muy deseable!
Que pena que no pueda hacerle el amor
a tu mente.
Si fuese posible, también lo intentaria.
Bueno; lo habría intentado.

Foto II

Ayer te di mi último beso
Y fue en la frente.


Quédate con él porque es mi despedida.
Fue un beso de hermano, el único que aceptas,
Fue en beso de despedida, el único posible,
Fue en beso de adiós, impreso en buenos deseos.

Adiós Musa de Poniente.
Déjame, por favor.
Porque me veo enamorado.
Y será peor…
Estar enamorado del amor de mi amigo “LL”…

¡Déjame!
Y quédate con todo lo que pienses que era mío.




Constantino Carenado. Tu examigo por enchochamiento prematuro.

28 de junio de 2009

Musa de poniente I. Doy gracias.

Este texto está apoyado en mi musa de Poniente que aunque la estoy alejando de mi mente, y mi vida a marchas forzadas, no deja de estar presente en su musástico esplendor y presencia:


Foto I


Doy gracias de que no te veré
Doy gracias de que no te sentiré
Doy gracias…
De haberte conocido.

Nadie podrá contemplar nunca
Como yo lo he hecho.
Nadie podrá verte desde el espejo
Como te he visto y sentido.

Nadie sentirá tu pelo como yo
Flotando al viento dentro del reflejo.
Nadie sabrá nunca…
Que hay bajo tu pelo
Ni bajo tu perfecta sonrisa.

Nadie.

Me vanaglorio de haberte visto
Y sentido reflejada
En la más romántica
De las distancias.

¡OH! Musa de Poniente
¡Gracias!


Foto II

Demasiada sensibilidad
Y demasiado deseo.

Demasiados pensamientos
Y demasiada imaginación.
Porque entre mis musas
Ahora
Eres mi preferida.
Ahora eres mi magnífica.

Medusa se ha ido.
Cada día está más lejos.
Y sin esperarlo ni saberlo,
¡Tú has arribado!

Tú eres Poniente.
Con tu melena al viento
Has llegado a mi mente.
Eres mi gran "viento"
Mi viento de Poniente.

Poniente con frescura
Y por poco tiempo.
¡Que llegue el olvido!
¡Que venga!

Para sufrir menos...


Foto III

Anoche en mi negación de ti
Intenté evitarte todo lo que pude.
Intenté no mirarte
Intenté no sonreírte
Intenté no verte sonreír


Moviéndome en el aislamiento masivo.
Iba consiguiendo
La soledad dentro de la masa.

No quería ver tu sonrisa
No quería ver tu trasero
No quería sentirte cerca
Ni siquiera tus justos pechos
Ni tu cintura de guitarra.

No quería ver…
Ni las grietas en tus pantalones.
Esos que marcaban tus formas
Esos que marcaban mi destemplanza
Esos que alimentaban mi "salido" deseo.

Tuve que huir.
Ceder el paso
E irme a otro sitio.
¡Desaparecí!

Porque en mi mente ya había obsesiones.

Una obsesión eran tus labios
Finos, justos, lisos, agudos
Tus atractivos labios mirando
Y tu perfecta dentadura
detras y debajo.
Provocándome sin malicia
Provocando mi "mente retorcida".


¿Alguien se ha comido una sonrisa?
¡Hubiese sido el primero !
Para devolvértela después.
Me hubiese gustado comerte esos labios
Y saborearlos
¡Saborearlos contigo!

Me estoy pillando
Y
Estoy pillado.

Mi cerebro vuelve a funcionar mal
Pero tengo un consuelo.
Mi consuelo son las palabras.
En cada carácter pienso en ti
Hasta olvidarte.
Y en cada carácter te deseo.

Musa de Poniente en sonrisa perfecta
En magnífica expresión
En goce del vidente.
Musa de Poniente

Me alejo porque me gustas,
Y escribo para expresar
Lo único que siempre es viable
Porque solo depende de mí.
Solo depende de mí
Mi fantasía ;
y las letras que surgen de ella.

Musa de Poniente
Me gustas y me voy.
No te llamaré por voluntad propia
Aunque desee cada minuto
Marcar tu número.

Me hubiese gustado comerte los labios
La boca y, a que negarlo, el culo
Aunque suene burdo.
Inadecuado, estúpido.

Gracias Musa Poniente.
Gracias por estar aquí.

Constantino Carenado.

26 de junio de 2009

Sr.Ignacio Camacho.Su artículo es salvaje.

Hoy, dentro de mi “retórica facilona, perezosa, esquemática y autocomplaciente” voy a vapulear, si se deja, el agudo verbo escrito del Sr. Ignacio Camacho del diario ABC de Sevilla.
Discrepo intensamente sobre su artículo de opinión situado en la página 11 del diario susodicho. Artículo escrito por usted (Sr. Ignacio Camacho) y publicado por el periódico ABC el Jueves 25 de Junio del año en curso. El año 2009 de nuestra gloriosa época de “deseos individuales de mejorar, que hacen crecer a una nación”…Alucinante…en los tiempos que vivimos. Alucinante ahora y alucinante hace veinticinco años…
O si prefiere expreso otra de sus frases:
”…un clima resentido que culpabiliza de la desgracia de unos a la suerte de otros…”
Para ejecutar mi “dialéctica inadecuada” voy a compararle como un conocido al que admiro de verdad. Se llama Pepe Morales. Y es un padre Blanco Misionero de África.
Un Padre Blanco Misionero de África que expresó un día su rabia, antes de una conferencia sobre el conflicto bélico en los Grandes Lagos (África)…Dijo con desesperación contenida esto:

- ¡¿Por qué la gente es tan agarrada?!
Y dijo esto hace unos quince años; año más, año menos. Él era tremendamente prudente y le escuché en un momento de debilidad. Pero…
Yo no voy a ser prudente. Lo siento por usted, por mí y por todos los que me vais a tener que aguantar mientras me dejéis opinar y expresarme. Mientras me dejéis escribir hasta llegar a la censura que, inevitablemente, llegará algún día. Llegará algún día porque la verdad ofende y la mierda salpica –lo siento, era necesario-

Para poder construir estructuras mentales nobles y libres de polvo y paja.
Estructuras en el límite situado entre la mala y la buena educación, no tengo más herramientas en mi cognición que:
¡Las discusiones dialécticas!
Y
¡La provocación verbal!


Son las únicas herramientas reivindicativas que admito en el mundo que me ha tocado vivir
y, por pura coherencia pacífica y empática, voy a usar perpetuamente. Voy a usar en mis textos y en mi vida…

¡No voy a ser tan moderado como eran los Padres Blancos!
¡No voy a ser tan educado!
¡Y yo no represento sus opiniones! ¡Solo represento las mías!
¡Solo me represento a mí!
¡Estoy cansado!
Cansado de hombres como usted que justifican el estatus quo, y buscan culpables en algún lado por algún interés particular.
¡Harto!

Estoy cansado de la misma cantinela, lo suya es una de ellas, y de los juegos de “monopoly” con vidas humanas.

Evidentemente el problema viene de largo. Solo que ahora cuando se pide que suelten más pasta los que “teóricamente” ganan mas (detrás de los grandes empresarios intocables). Ahora es un tema inadecuado e incómodo.

Pepe Morales es un ser humano en condiciones; no usted que solo resulta un oportunista que quiere ganarse el favor de los profesionales libres, seguramente como usted, que se ven “ultrajados” por la nueva ley de la hacienda pública.
¡Muy ultrajados en sus bolsillos con un dinero justamente ganado!
¡Parte de un dinero que les va a quitar el fisco si no han podido evadirlo de alguna manera!
¡Pobrecitos!

Sr. Ignacio no es cuestión de derechas o de izquierdas; eso terminó hace tiempo. Sus argumentos si que son una dialéctica de oposición a una ley que, para mi, es necesaria en estos momentos. Una ley necesaria pero no suficiente.

Es cuestión de generosidad; o de no generosidad.
Es cuestión de dar; o de no dar cuando hace falta porque no hay…

Usted está expresando argumentos repugnantes para criticar la iniciativa de un gobierno que no marcha en condiciones.
Y al escribir lo que ha escrito se está olvidando del pueblo. Se está olvidando de los que no han tenido fortuna. Es usted un oportunista y un pendenciero.
Y eso, Sr.Ignacio, sucede. Todo el mundo, mal que le pese o incomode, no tiene la misma suerte. Puedo garantizárselo. Lo he observado en las carnes de otros.

¿Ha cruzado usted el estrecho en patera?

¿Conoce a alguien de “las Vegas” –la parte más chunga de las tres mil viviendas sevillanas- que haya tenido suerte de nacer y vivir allí de manera prospera?
Todo el que nace en ese lugar… ¡Ha tenido una suerte sorprendente! ¡Mucha suerte!
Y desde su nacimiento puede” afrontar perfectamente una auténtica posibilidad de mejorar y ascender en el sistema”…
¡No me cuente monsergas!
¡Déjese de cuentos infantiles!
Y Sr. Ignacio Camacho, tampoco me cuente historias de terror de que ahora los acaudalados son los malos de la película.
¡Grave error!

No hay malos de la película sino personas con éxito económico (muy pocas) y personas con fracaso económico (muchas-que curioso-). Y hay que buscar el equilibrio. Que los que tienen más, den más. No queda otra. O que, como mínimo, los que tienen más den proporcionalmente lo mismo…me atrevería a decir hasta esto:

-Proporcionalmente lo mismo…

Y en tiempos de crisis el que tiene más euros o dólares debe rascarse más los bolsillos para que a mi vecina del cuarto, una señora jubilada que se llama Luisa (encantadora y que no hace daño a nadie), no se quede sin la pensión de 380 euros que recibe.
O para que un parado como yo (he dicho parado) pueda teclear estas ácidas palabras desde su “demagogia simplista” de la “demonización del progreso económico”.
¿Demonización del progreso económico?
¡Por favor! Sr. Ignacio…piensa que estoy diciendo que los malos son los ricos.
¡Por favor!
Solo digo que los ricos suelten la pasta. ¡Que paguen cuando hace falta!
¡Es su obligación!
¿Se nos ha olvidado la ética del bien común?
No estoy hablando de buenos o malos. No enrede la madeja.
Solo estoy hablando de soltar pasta porque hace falta en las arcas del estado.
Y como mínimo de forma equiparable a la que retiran al currante de su nómina.

¿Envidia?
¿No será que hay mucho agarrado?

Sr. Ignacio Camacho… ¡A pagar!

Estoy deacuerdo con usted que en España tributa "la clase media, porque el IRPF no es un impuesto sobre la renta, sino sobre el salario." En esto comparto su visión.

Respecto a los plutócratas y a los ricos que son "impermeables al sistema impositivo…"
¿Quién defiende los intereses de estos señores para que paguen menos o para que no lo hagan?
Me parece que son…
¿Los profesionales libres?...
¿Los ejecutivos medios?...
¡Vaya hombre!
Pero esta relación es otra historia que ahora no viene al caso. Por supuesto.

Estos señores plutócratas y ricos tendrían que pagar de manera proporcional a lo que pagan los que están bajo nómina. Pagar el mismo porcentaje como mínimo.
¡A pagar también!
Es cierto que esto no está legislado todavía ni se va a legislar…Sabe ¿Por qué?
Porque el rico no se caracteriza precisamente por su generosidad; porque si fuese generoso de verdad no sería rico.
¿Simplismo?
Sr. Ignacio Camacho…
¡Si!
Todo es más simple de lo que parece.

¡Los árboles no le dejan ver el bosque!
¡Todo es sofismo, relativismo y perspectiva!Hay mucho burócrata que tiene que justificar su trabajo.
¿Qué hace usted?
Usted critica.
¿No está ejerciendo la dialéctica?
Siga haciéndolo, lo hace muy bien, pensando en la mayoría de las personas o seres humanos. No piense solamente en la élite que se le ocurra o le interese.
¿Qué tienen que pagar más los profesionales liberales?
¡Pues venga!
¿Qué tienen que pagar los plutócratas?
¡Póngale usted el collar al perro!

Nuevamente se mueve con monsergas y verborrea. Yo también lo hago. Aunque yo uso y usaré mi propio y ácido estilo. El estilo de un chimpancé peludo. Especie en la que me encuentro más cómodo; en la que respiro mejor.

La perspectiva del que posee más recursos materiales tiene que cambiar. Y el que más tiene solo posee normalmente una ideología :“lo mío es mío y de nadie más”. Una ideología que se mezcla con esta otra ideología: “quiero más”… Y el dinero llama al dinero…
Sr. Ignacio Camacho…el sistema no funciona.

¡Todos a pagar!
¡Todos!

Y déme una idea práctica de cómo hacer que los ricos paguen cuando están asesorados, precisamente, por muchos profesionales libres o ejecutivos medios.

¡Dígame como!
Exprésemelo y le invito a un café con tostadas.

Otra cosa es como lo está haciendo el ejecutivo. Otra cosa es como está llevando la crisis económica y las decisiones que está tomando a partir del asesoramiento de “especialistas” liberales…para esto necesitaría demasiados folios y algunas lágrimas.

Creo que debería centrarse, si es un ser humano en condiciones, en presionar a los ricos para que paguen de una vez.
Y no solo los ricos españoles, sino los ricos de todo este mundo que funciona como una cloaca.


Leerle me ha puesto la piel al revés. Ha sido una sensación semejante a la que uno siente cuando alguien piensa que otra persona es una cucaracha porque “no ha estudiado”,”es gitano”,”nació pobre”,”su madre es una irresponsable”…Y he dicho cucaracha por mencionar a alguna especie de nuestro mundo.
Hoy doy gracias a que me he declarado siempre un chimpancé con pelo o sin pelo; porque después de lo que ha escrito usted, con toda su libertad, voy a seguir considerándome un chimpancé para ser menos “responsable” de las opiniones de los otros. Para ser menos “responsable” de las sandeces que dicen señores como usted al defender posiciones egocéntricas. Para ser menos “responsable” de las barbaridades que he dicho en este texto y en los textos pasados. Para ser menos “responsable” de lo que diga en los textos futuros.

Constantino Carenado un chimpancé con pelo o sin pelo, como prefiera.

Un abrazo. Me encanta que sea directo y agudo.

25 de junio de 2009

A la breve Musa de Poniente

Hoy voy a expresaros la cosa más sorprendente que he padecido en muchos años.
Mis Musas siempre han requerido un tiempo, más o menos largo, para definirse y formar parte de mí, de mi mundo y de mis ideas.
Nunca he padecido una “pasión mental” tan corta y tan breve.
Estoy muy sorprendido de mi capacidad de amar y de querer. Hasta me asusta un poco; pero sin preocuparme demasiado porque cuando se va una, aparece tarde o temprano otra. Menos mal. Y me alegro de haber conocido a Poniente y su querida hermana; han sido un soplo de aire fresco y rejuvenecedor.
Nuevamente, no puedo negarlo, ha sido un fracaso. El más rápido de toda mi historia personal. Entrada y salida en dos semanas.
La Musa de Poniente ha conseguido que olvidase a la Musa Medusa durante varios días. La ha eclipsado por completo. He de reconocer que mi mundo interior es un mundo extraño e inhóspito, incluso para mí…pero no es un mundo peligroso porque se basa en el amor y el cariño. Es tan intensa la capacidad de querer y amar a las mujeres que me asusto de mi mismo. Es posible que todo esto se deba a mi historia vital. Sinceramente no lo sé ni me preocupa porque me mantiene entretenido y feliz en muchos momentos.

La Musa de Poniente apareció en mi vida hace dos preciosas Semanas a través de su mejor amiga ,una mujer que conozco hace dos años. Una gran mujer a la que he tratado pocas veces pero aprecio por su franqueza y sinceridad.
La cosa es que sin quererlo ni beberlo me he acercado a su mejor amiga actual, la gran Musa de Poniente, y me he quedado prendado de su mente y de su cuerpo. En comparación a la Musa Medusa es como intentar hacer semejantes un círculo y un triángulo equilátero. Averigüen quien es quien…Medusa versus Poniente.

Voy a relatar dos mensajes muy cortos amparados y dedicados a Poniente. Una mujer de esas que esta sola y no sabes cual es la auténtica razón de su estado. Una mujer que está sola .Es posible que esto sea así por las circunstancias que la han rodeado. Es posible que esto sea así porque ha mejorado con los años y es en este momento, de ciertas dificultades vitales, cuando resplandece como la estrella total de la noche.

No quiero ser más denso...
A efectos prácticos ni tan siquiera atraigo a mi musa de Poniente.
Ni tan siquiera le gusto un poco o un mucho…como muchas me han dicho siempre:

“Solo quiero tu amistad”

Y, ante este sencillo argumento, no voy a insistir como en otras ocasiones en mi vida. Ocasiones que acabaron con crisis emocionales por ambas partes…yo desenamorándome a base de insomnio y la amiga (musa de ese momento histórico) intentando aceptar la pérdida de su mejor amigo (o uno de sus mejores amigos).

Dejo a mi musa de Poniente en manos de mi amigo “LL” pues hay claros indicios de que se gustan recíprocamente. Al menos es una buena noticia. Me ha cogido la situación antes de enamorarme de La gran Musa de Poniente que ha eclipsado con gran fuerza a la Musa Medusa.

¡Menos mal!

Mensaje I:
Hola Musa de Poniente. Esto es un ejemplo de lo que puedo hacer para el envío de mensajes concatenados. No pienses que ahora te ha tocado "torear" a un "loco de las palabras". Solo soy verbo y texto, tranquila. Aquí llevas la primera "poesía" a la musa de Poniente(o sea a ti)...
"Ella pensaba que estaba sola cuando no era así, durante el atardecer del sol podía elevar su pelo hacia el cielo y el viento de poniente, con su frescor, comenzaba a circular desde el océano hacia la tierra. El aire fluía bajo sus órdenes con fe. Era entonces cuando una sonrisa gigante alumbraba su rostro. Acompañando su sonrisa la musa de Poniente iniciaba un baile zumbón que no podía evitar; un baile que la superaba. Había noches de Poniente en que el baile y la sonrisa se unían en conjunción. Esas noches el aire era más fresco e intenso".

Mensaje II y último:
Como musa Presente; te envío otro presente que sopla en mi mente. A la Musa de Poniente...Cada mensaje de este tipo será único en sí mismo. Cada uno será un momento del presente. Solo eso, porque el futuro nadie lo ha visto. El futuro nadie lo sabe. Goza estos presentes envueltos en letras; si es necesario flota...
"El sol ha vuelto a ocultarse. Hoy Poniente no va a elevar su pelo. El aire permanece en calma. Hoy, Poniente, solo se mira en el espejo de cuerpo completo. No siempre tiene ganas de aplicar su magia ni provocar grandes corrientes de aire. Puntualmente solo quiere noches tranquilas sin aire fresco. Poniente se está "poniendo" guapa. Ella no sabe que para hacer eso no necesita maquillaje, prendas o vestidos. Para estar guapa solo tiene que ser ella misma. Sabe sin saberlo que cuando está feliz, y guapa por dentro, está guapa y feliz por fuera. El maquillaje o la indumentaria son solo elementos redundantes. Unos tacones destacan más sus formas. Un escote presenta sus maneras con fuerza. Y su sonrisa... Su sonrisa revienta corazones de por sí desbocados...Hoy Poniente está tranquila sin estarlo; y está guapa como lo ha estado siempre. Porque Poniente es guapa por dentro y es guapa por fuera. Seguirá siéndolo haya viento o no...Seguirá siéndolo haya o no haya quien lo describa ,o vea, con buenos deseos"

22 de junio de 2009

Soy un hombre crítico. No soy un Troll.

Es curioso que después de dos meses opinando ,con franqueza y sinceridad ,en los comentarios de muchos blogs y páginas Web se me comience a desacreditar. Es curioso. Muy curioso.
La palabra exacta que define hoy mis pensamientos e intensas reflexiones es:

¡Desacreditar! No me he confundido al escribirla.

Mis opiniones no son más que expresiones y pensamientos que comparto en la red. Opiniones, muchas veces, políticamente incorrectas e incluso inadecuadas pero tremendamente francas y sinceras. Y hay poco hábito adquirido en estos temas. Incluso por periodistas.
Comienzo a vislumbrar el sentido de todo esto. Tiene mucho sentido. Más del que yo pensaba. Y me preocupa nuevamente. Sigue siendo una demostración de nuestra estúpida naturaleza. Nuestras palabras y actos siguen definiéndonos.
A nadie le gusta que discrepen en su artículo.
A nadie le resulta agradable que critiquen su opinión con transparencia.
A nadie le gusta que le escriban o le digan lo que no quiere leer.

¿Entonces? Por que, esas personas, publican sus opiniones o ideas…No lo entiendo.

Voy a recurrir a Maria Amelia, la bloggera de noventa y cinco años que falleció hace poco. En sus registros acústicos y audiovisuales parecía una persona auténtica; eso he sentido al verla y escucharla. Y digo esto con mi amada transparencia.
Quiero parecerme a ella y ser auténtico.
Quiero ser un tío auténtico.Esa va a ser mi obsesión en la red mientras me dejen estar por aquí escribiendo y dando por saco en los comentarios.
Pero no voy a ser tan educado, ni considerado, ni prudente como lo era Maria Amelia. La razón es que no me gustan como funcionan las cosas en el mundo que me ha tocado vivir. Y como soy un crítico sistémico no voy a comulgar con ninguna rueda de molino conformista con el estatus quo. Estoy cansado de ser un cordero, y no quiero ser un lobo. Solo quiero ser un aceptable ser humano.

Ella, Maria Amelia, era una mujer agradecida a Internet; y me alegro que lo disfrutase mientras vivió. Me alegro sinceramente; no estoy siendo hipócrita en esto ni en nada.

En mi caso voy a ser una persona que quiere opinar y criticar en Internet. No opinaré de cualquier cosa; solo de aquello en que me considere capacitado por mi experiencia vital y mis ideas personales. Me encanta la discusión dialéctica y constructiva cuando genera una crisis en las ideas establecidas. Hay estoy vapuleando conceptos e ideas para evitar caer en el conformismo de la apatía y del conservadurismo.

¿Tenemos que ser borregos?
¿Tenemos que ser lobos?

Aclaro que ideológicamente tiendo a la izquierda pero una izquierda muy personal. En realidad soy mi propio partido político.

Y cuando uso a Constantino Carenado, hilo con el sentido de "hombre fracaso y poético" que usé cuando estudié Magisterio y participé en concursos de poesía donde solía quedar el último...
En la carrera también se me desacreditó como hombre problemático. Después no era tanto. Solo les interesaba esta imagen a algunos líderes dictatoriales de grupos de trabajo, en que participé como miembro. No aceptaba liderazgos establecidos.

¿Rebeldía?
¡Si!
¡Soy un rebelde del verbo y las ideas!
¿Qué vais a hacer conmigo?
¿Hundirme?
Es imposible. Ya lo estoy.
¿Sumergirme más?
No puede ser. He tocado fondo...

Constantino: constantemente .
Carenado: reparándome o arreglándome el carenado…mi parte interior ,y mi parte exterior que algunos comparan con un culo. Muy bien. Muy bien. Pues un culo. Estoy temblando en estos momentos.

¡Miren como tiemblo! Gapgpp lkfa`jañga
(esto no es nada en clave solo es mi “cage”)

Hace muchos años participé en los Chat. En aquellos años fui, igual que ahora, pura sinceridad. Prefería chatear con chicas porque los chicos no me echaban mucha cuenta al ir a lo suyo; a conseguir conquistas. La cosa es que hice dos amigas que aún recuerdo con cariño. Dos grandes personas. Solo buscaba relacionarme con gente en el Chat y, por lo comentado arriba, la mayoría eran mujeres. Una gran experiencia.

En estos momentos históricos, o sea ahora –hoy- , hacerse una página Web se ha simplificado mucho con el tema de los blogs; y me ha dado, temporalmente, la oportunidad de volver a participar nuevamente en la red.
Voy a hacerlo hasta donde me dejéis ustedes y el sistema en que vivo. Solo pido que siendo un hombre de paz, amigo de la no agresión y de la no violencia, no me agredáis físicamente nunca.
Dejaré que expreséis barbaridades en los comentarios de mis artículos porque eso es lo que dejaréis en la red… Vuestra más profunda estupidez amparada en el anonimato. Una auténtica demostración de que sois unos mojoneros. Unos buenos hipócritas. Unos representantes de los tiempos actuales supeditados a la falsedad. Pero no sois unos representantes del futuro que me gustaría para todos.Ese futuro que espero que llegue algún día.
(Este párrafo no va por TEPQMLF. Tu eres un guasón y te has identificado siempre).
Ojalá que llegue ese día en que la sinceridad y la franqueza no sean castigadas, desacreditadas, humilladas o hundidas.
Ojalá.

¿Quiénes soy los falsos y los mentirosos?
¿Quienes sois los auténticos Trolls?
No tenéis ni idea.
Ni siquiera sabéis que los auténticos Trolls sois ustedes. “Trolls borregos” .
Y si se trata de una investigación social o de un experimento seguiréis siendo Trolls porque no sois auténticos. Sois unos mojones conformistas.

Cuando un artículo me toca la fibra sensible opino sin más.
¡Opino! y ¡Opinaré!


Los amigos, que me conocen desde hace años, saben de mi franqueza.
Me resulta muy curioso y lamentable el hecho de que paguen los justos por los pecadores. Pero siempre ha sucedido así en nuestra historia y en nuestra especie.

Demostramos constantemente que seguirá existiendo la caza de brujas mientras haya hombres que dicen lo que no se puede decir.

Este asunto de los Troll no es más que un nuevo formato de la elaborada censura de toda la vida.

Si ustedes fuesen unos egoístas que se creen en poder de la razón y de la verdad absoluta.
Si ustedes se creyesen los elegidos para estar arriba y apareciesen “pobres tontos” expresando ideas incómodas.
¿Qué harían ustedes al leer a un “capullo” que está diciendo demasiadas verdades?
Perdón….
¿Qué harían ustedes al leer a un “tonto” que está diciendo demasiadas “estupideces”?

Pues desacreditarlo o matarlo
(aquí -en España- respetamos la vida como en otros países-menos mal-).

Siempre ha ocurrido esto y no me extraña que siga ocurriendo entre tanto lobo y borrego.

La desacreditación infundada sigue siendo un instrumento de censura camuflado.

¡Solo censura!


Imagínense una red donde las personas pudiesen opinar con franqueza y libertad. Sin seudónimos que fomentan mentiras y paparruchas distractivas
Sería un peligro de cambio social no controlado. De ideas no controladas o "uperisadas" por los medios de masas.
Una potencial revolución de la mente compartida ;en base a la confianza en lo que se lee, en lo que se escribe y en lo que se opina.

¡No interesa la libertad de expresión!¡Nos están tomando el pelo otra vez!
¡Este injusto mundo no es más que una falacia y un circo!

¡Ahora soy un Troll!
¿Y los que opináis eso?
¿Qué sois ustedes?

Seguramente unos simples pelotas.
Si todos dijésemos la verdad sobre lo que sabemos. Seriamos libres.

Y...
¡La libertad no interesa!
Interesa más el control.


Y esto de los Troll’s no es más que otra herramienta de control y censura cuando se escriben cosas inadecuadas, no oportunas, etc.

En mi caso siempre que comento me identifico. Siempre. ¿Hacen eso los trolls?

En fin dejo aquí este texto hasta que lo borren los censuradores, el tiempo, algún colapso en la red, o la falta de visitas en este pequeño y sencillo blog de opinión y rebeldía.

Constantino Carenado. El chimpancé sin pelo o con pelo; como prefieran.

Posdata: Cuando leo un artículo en la red solo leo lo que leo. No sé de situaciones personales de nadie porque no tengo una bola de cristal que me diga:
Futanito o Menganito está pasando una mala racha...
Solo puedo saber lo que leo. No sé nada más , salvando los casos en que conozca personalmente a él ,o a ella. Soy un crítico. No soy un adivino.

Nunca pretenderé ofender a nadie en mis textos ;pero si tengo que discrepar lo haré aunque no sea demasiado correcto. Siempre me mantendré en la difícil frontera que separa la buena educación de la mala. Intentaré mantener cierto equilibrio.

13 de junio de 2009

Parada inesperada

Me llamo Luisa González Lapa y soy primeriza. Acabo de tomar una decisión que no creo que tenga importancia. Como vivo en Montequinto y mi mejor amiga, que se llama Concha, en Ciudad Expo he decidido hace unos minutos ir a visitarla. No tengo, sinceramente, muchas ganas pero si no tomo las decisiones de esta manera, no tomo ninguna. Así que como mujer indecisa voy a coger la línea uno del metro, voy a dar dos saltos hasta llegar a Mairena del Aljarafe y en veinte minutos estaré allí. Estaré con Concha. Con mi amiga Concha.

Subo hasta la parada de Montequinto. Todo va bien. Aún no estoy cumplida hasta dentro de una semana. Estoy hasta los “ovarios” de estar en casa. Recargo el ticket porque está sin saldo. Es una puñetera tarjeta RCI, esa que las malas letras cuentan que llevaremos bajo la piel, algún día, para estar localizados e identificados en el “almacén de humanos” de nuestro planeta. Según ese rumor “futurológico”, pero rumor al fin y al cabo, con ese circuito bajo nuestra piel será posible estar localizados en todo momento, como si fuésemos bultos en un almacén global. Sinceramente si eso sucede algún día muchas cosas habrán cambiado. El que quiera podrá conocer la posición en el mundo de la persona que desee.
¡El que quiera!
Será estupendo, por las narices del profeta, que el que lo desee, o pague, pueda localizar nuestra posición en el planeta. Eso será libertad y será otra historia. Que orgullo…si ocurre.

Las puertas antisuicidas del metro se abren para Luisa y, casi a la par, se abren las del gusano. Tras dejar el paso suave a las personas, tardan poco en cerrarse. Rápidamente el gusano coge velocidad.
Mira que el vehículo es el mismo que el usado en el tranvía pero el tranvía es, claramente, un gusano pacífico y después de sentir el metro es un gusano estreñido o, quizás, reprimido.
El metro y el tranvía, siendo el mismo vehículo, no son lo mismo. Son historias distintas en caminos distintos con el mismo protagonista. Gusano Loco versus Gusano pacífico. Extraña dualidad. Siendo el mismo vehículo, el metro y el tranvía cambian como de la noche al día.
Luisa, sentada en uno de los sillones de plástico que la lleva en el sentido de la marcha, escucha por megafonía:

-Próxima parada Ner...on. At...en… parada.

Luisa no se entera de nada. La megafonía está ida. Estropeada. Algo inquieta pregunta a la persona que está al lado; a su vera:

-¿Qué ha dicho?
- Pues no sé. No me he enterado. No tengo ni idea. Pero pienso que ha dicho algo así como:
- “Próxima estación, Nervión”…
- Tenían que ponerle a usted a cargo de esto de la megafonía. – Ríen las dos-
- …pero la frase era más larga. – Continúan las risotadas –

El metro llega a Nervión, expele y toma pasajeros para continuar su sumergido camino de hierro. Retoma la marcha y antes de la siguiente parada comienza a detenerse mediante anárquicos espasmos hasta quedarse quieto. Un ruido de descarga, como si fuese un rayo, se escucha fuera; quedándose el metro quieto dentro de su túnel. Las luces, de momento, permanecen encendidas. La megafonía se activa.

- Per… mas…tos…mos…ma.

Las dos compañeras de viaje vuelven a hablar:

- ¿Qué pasa? ¿Has entendido algo?
- Yo que va. Es como si hubiese escuchado a un político. No he entendido nada.

Pese a la tontería ninguna se ríe. Las luces del metro se apagan. Se apagan las de fuera y se apagan las de dentro. Quedan en la oscuridad. En la más tremenda oscuridad. Normalmente todo va bien pero cuando las cosas se enredan siguen enredándose y continúan aunque no se quiera. A este proceso irreversible le llaman encadenamiento de la Ley de Murphy. Y hoy se está cumpliendo de nuevo. Sobre todo cuando Luisa, antes de tiempo y sin desearlo, comienza a tener contracciones y a los cinco minutos rompe aguas. Se quita los manchados pantalones de tubo. Su pequeño viene al mundo y lleva un cuarto de hora a oscuras dentro de un túnel del “p” metro.

-¡No es posible! ¡Ahora no!
- Madre. – Dice con calma la compañera de asiento- ¿Cómo te llamas?
- Luisa. Me llamo Luisa. Esto pinta mal. ¿Me va a ayudar? – Grita frenando el alarido-
- Te ayudaré Luisa. Tranquila. He tenido a dos pequeños. Te ayudaré. No estás sola.
- ¿Cómo te llamas? –pregunta Luisa a la compañera de asiento y, al paso que va, de parto. Luisa da un pequeño grito otra vez. Llegan las contracciones y sus amigos los dolores.-
- Me llamo Elena. Te ayudaré.
- Llama a una ambulancia, por favor.
- Un segundo. Pediré ayuda.

Elena empieza a dar vueltas por el metro solicitando un teléfono porque los suyos no tienen cobertura. Elena va contando la historia de boca en boca mientras Luisa jadea en la distancia. Elena llega y no llega. Luisa se tumba entre los sillones de plástico ocupando el pasillo central del vagón. Se aferra con los brazos a los sillones para desviar hacia ellos su dolor; las contracciones son más frecuentes. Luisa grita:

- ¡Elena! ¿Dónde estas?

Elena llega acompañada y presurosa. Llega respirando con cierta agonía o quizás cierta ansia. Luisa está aferrada a los dos sillones de plástico y apoyada en sus manchados pantalones de tubo.

- Luisa. El bebe viene. Nadie tiene cobertura pero he localizado a una ATS. Se llama Anna. Podemos ayudarte entre las dos.

Luisa con el miedo en su sangre y en sus huesos le pregunta a Anna sin protocolos ni procedimientos:

-¿Puedes ayudarme de verdad? –jadea-

Y Anna expresa:
- Por supuesto Luisa. Entre Elena y yo te ayudaremos. Yo soy enfermera y Elena es Auxiliar de clínica. Mantén la calma. Respira. Vuelve a respirar. Las dos hemos asistido a partos, sabemos de qué va esto. Calma Luisa. Respira. Vuelve a respirar. Así. Eso.

Luisa mira a Anna durante un instante eterno. Su mirada no deja de expresar su preocupación y su miedo. Luisa está asustada, incluso “acojonada”(es decir con las gónadas altas). No puede dejar de expresar su profundo miedo. Se siente estúpida y tonta. Podría haber hecho que viniese Concha a su casa. Y ahora por su ansia y aburrimiento…ahora esta pariendo en el metro. Entre queja y queja Luisa habla de nuevo.

- Esto me duele un montón. ¿Es normal? ¿Estoy dilatando?

Elena y Anna intervienen a la vez:

- Es normal.

Y Elena continua en silencio dejando la palabra a Anna. Elena, decidida, se quita la falda larga, blanca y recién puesta (entiéndase limpia), para colocarla debajo de Luisa. Mientras Anna habla, Elena se queda en bragas , usa su falda para colocarla debajo de Luisa , retira los pantalones de tubo de la parturienta que están manchados y ,sin pudor ni vergüenza ante su nueva situación, queda esperando instrucciones de Anna. El suelo está ahora más mullido y la falda hace de preservativo durante el parto que viene. Durante el parto que se les viene encima. Elena comienza a hablar cuando Anna ha terminado de tranquilizar a Luisa, de entretenerla con sus cómicas historias.

- Un parto es dolor. Si yo te contase. Yo di a luz sin epidural. Bueno, prácticamente sin epidural. Fue tremendo. Ya te contaré Luisa. Ya te contaré.

Y Luisa siguiendo la jugada responde entre contracción y dolor. Entre dolores y contracciones:

- Me parece – quejío- que –nuevo quejío- voy a parir –grita- sin epidural –grita de nuevo- sin espiral ni sus ¡Muelas! - grita con desesperación- ¡Dios Mío! ¡Ayúdame!
- ¡Ayúdame! -grita Luisa en su dolor-

Las luces siguen apagadas aunque Luisa esté dando a luz. Paradojas de las acepciones semánticas de luz y luces. Suele ocurrir esto, aunque no nos demos cuenta.
Anna, Elena y Luisa están juntas en medio del vagón de metro parado y oscuro. Están ciegas, se han estado iluminando con las luces de las pantallas de los móviles. Elena, que es muy resuelta, grita en el monovolumen de veinte metros.

- ¿Alguien tiene una linterna?

Y a los dos segundos repite de nuevo y con aire recién incorporado a su precioso pecho:

- ¿Alguien tiene una linterna? ¡Por favor! Alguien está pariendo en el metro.
- ¡¿Alguien tiene una linterna?! – Grita con fuerza otra vez-

Cuando esta disponiéndose a expeler otro grito, durante el momento de inspiración en que sus pechos destacan, alguien responde:

- ¡Yo! ¡Yo! tengo luz.
- ¿Una linterna?
- Tengo luz.
- Pero ¿Qué luz?
- Un móvil con linterna. ¡Señora! Voy pá allá.

Una intensa luz blanca de led, en lugar de bombilla, se acerca trepidante hacia Elena. Sombras, perfiles y bragas improvisadas se marcan. Formas intensas mientras el caballero se acerca a ella y ella al caballero.
Elena, que no es lesbiana precisamente, piensa un poco dentro de si: "¿Estará bueno el tío?" Y el tío que llega es gordo; pero, al menos, no es apestoso. Huele hasta bien. Humm “Huele a tabaco dulce” Y pensando esto Elena le comenta decidida:

- Por aquí. Por favor. Estamos cerca.
- Ya oigo los alaridos de la parturienta. Tranquila. Soy el conductor del metro.- Es verdad. ¿Ha avisado a la ambulancia?
- Está esperando en la parada de Nervión. Iremos hacia allí cuando vuelva el fluido eléctrico.
- ¿Y cuando será eso?
- No lo sé. No lo sé.

Cuando arriban a la posición Anna comenta sinceramente a Elena:

- Aún tenemos poca luz.
- Te lo resolveré ¿Cómo va eso Luisa? –Mirando sonriente a la excompañera de asiento-
- Va…Creo que estoy dilatando – y un alarido pulsante inunda oídos y tímpanos cercanos –

Luisa no puede dejar de expresar su dolor. Anna le da un beso a la frente a la cercana mamá y expresa decidida:

- Ten calma. Respira. Ya llega tu pequeño.

Elena tiene una idea para aumentar la iluminación del parto que se aproxima inexorable en la oscuridad de un túnel del metro sevillano. Aunque las luces de emergencia iluminan tenuemente el túnel; dentro del vehículo la iluminación es nula porque no tiene instaladas, aún, las lámparas de emergencia. Decidida comienza a recolectar móviles de pantalla grande. Le explica a cada usuario que la intención es iluminar el parto con el mayor número de móviles. Las personas acceden sin tapujos, algunas se unen porque Elena solo puede mantener encendidos un terminal en cada mano. A los pocos minutos un montón de manos con móviles iluminados enfocan el parto de Luisa. Luisa que está muy consciente no puede dejar de decir:

- Que parto tan concurrido. Coño.

Los oyentes de su comentario no pueden dejar de sonreír. Algunos y algunas hasta se ríen a carcajadas. El proceso continúa con normalidad y la cabeza del pequeño empieza a aparecer. Casi todos dejan de respirar durante varios minutos. Respiran y algún susurro expresa:

- Mirad. Ya llega.

Y del escondrijo vertical, animal y natural, casi perfecto, va saliendo el bebe. Un bebe que es niña. Y la niña va a manos de Anna que la ayuda en el transito de su llegada al mundo. La perfecta enfermera recoge a la pequeña que empieza a llorar en el momento que la coge en sus manos. Corta el cordón umbilical con unas tijeras de manicura del bolso gigantesco de Elena. Luisa mira a su pequeña y respira profundamente relajada. Anna, que ya ha cortado el cordón umbilical, le deja unos minutos la niña a su madre. Luisa abraza a su pequeña cubierta por otra falda rosa de alguna mujer próxima. Otra mujer que ha decidido quedarse en bragas. La nueva madre emocionada llora mientras tiene a su pequeña en brazos. Todos comparten ese momento con mágica intensidad. Comparten un momento único para cada uno de nosotros. Comparten la llegada de un nuevo ser humano. Una llegada que la naturaleza, pase lo que pase después, provoca y sugiere a los progenitores independientemente de su relación estable o no. Luisa asciende a su hija sobre su pecho y le pregunta.

- ¿Qué nombre te pongo? ¿Qué nombre te pongo pequeña? ¿Qué nombre quieres?

Las luces se encienden de nuevo. El metro comienza a moverse lentamente hacia la estación de Nervión. Todos los presentes retiran los celulares. Un jaleo de alegría multitudinaria inunda el volumen. Luisa mira a la pequeña de nuevo y dicta irreversiblemente:

- Te llamaré Luz. Si. Solamente Luz. ¡Luz!

La coyuntura presenta a la pequeña Luz cogida por su madre. Anna cerca de Luisa esperando la placenta. Elena devolviendo los móviles a los propietarios que solo dejaron el terminal y no participaron en la iluminación del acontecimiento. La mayoría de las personas dejan espacio alrededor de Luisa con su pequeña Luz en los brazos. Un montón de móviles, que han recuperado la cobertura, empiezan a sonar con mensajes y llamadas realizadas que no dejaron ningún mensaje. Durante unos segundos el vagón se convierte en una feria. Más aún si observamos a Elena y “Ricitos de oro” que han donado sus faldas y están en bragas. Menos mal que son blancas y no dejan ver mucho. Menos mal.
En la estación de Nervión para el metro “maternidad”. Hay varias ambulancias. Luisa sigue en el suelo con su pequeña; ya ha expulsado la placenta. Anna habla con la médico de urgencias. Tras unos minutos salen del vehículo “maternidad” Luisa con su Luz en la camilla. Anna con su fina cara a la vera sujetando en una mano la placenta rodeada por la falda blanca y plegada. Elena y “Ricitos de oro” con mantas haciendo las funciones de faldas. La médica de la ambulancia admite que las cuatro, bueno cinco contando a Luz, mujeres suban a la ambulancia. La parturienta esta bien y después del lugar del parto puede permitir que suban las mujeres en la parte de atrás de la ambulancia. Anna le ofrece la placenta a la médico para que valore si está completa o puede quedar algo, todavía, en el útero.

La ambulancia sale desde la estación de Nervión. Sale con Luisa, Luz –su hija-, Anna-la matrona-, Elena-la auxiliar de parto, iluminación y donante de falda- , Ricitos de Oro –solo donante de falda- y el personal de la ambulancia.

El hospital Virgen del Rocío Está cerca. Y allí llegan.En el camino Elena cuenta como salvó a un niño de la asfixia hace muchos años. Explica que le encanta ayudar a la gente. Anna la secunda y apoya con empatía porque por eso ejerce su profesión. Ricitos de Oro sonríe simplemente y Luisa; Luisa les dice a todas.

-Gracias. Muchas gracias de mi parte y de la pequeña Luz.

La pequeña Luz sonríe por primera vez en su vida. Todo ha ido bien. Menos mal. Ríen y respiran juntas en la ambulancia que llega.

Constantino Carenado.

10 de junio de 2009

Musa Primera VII . Algo de calma.

Esta poesía, o como quieran llamarla, también la escribí anoche con una cerveza cerca de mi .La cerveza me guiño su borde saludándome amistosa. ¡Ven! ...y fui.

Ya estoy tranquilo
porque no me odias.

Ya estoy en calma
porque no me quemas.
No me quemas;
el taller.

Menos mal que la vida es corta.
Menos mal...
Menos mal que te deseo
y no me odias.
Menos mal.

Tenerte cerca y tenerte otro
es fórmula imposible.
Mira que he hecho pruebas
y todas han sido fracasos.

En mi caso deseo para mí,
no soporto compartir ;
y menos no calar ;cuando cala otro...
Mis incontrolables emociones me lo impiden.
¡Ojalá fuese distinto!
Pero no lo es...
¡Ojalá fuese distinto!
Pero no lo soy...

Sigue tú tu camino;
que yo seguiré el mio.

La Musa Primera VI

Aunque mi atracción hacia Medusa va decayendo ,no puedo dejar de escribir pensando en ella de vez en cuando. La situación es como una huella en la orilla del mar; se la está llevando la marea. Mientras se marcha lentamente la huella ,quedan poesías como esta que escribí anoche en un bar. Que escribí de forma impulsiva pensando, a mi pesar, en Medusa.

Una coleta trenzada
sobre una camiseta roja y apretada.
Un rostro de vestal
destinado a los dioses.
Mientras los humanos...
nos autoestimulamos.

Que injusto es el amor
que injusto es el desenfreno
que injusto es que unos tengan tanto,
y otros tan poco.

Por muchas musas
y por muchas letras.
No dejo de ser un anacoreta.

Musa Medusa
¡Ojalá pudiese amarte otra vez!
¡Déjame tener tu cuerpo cilíndrico!
Con sus formas intensamente ocultas.

¡Déjame!
Déjame verte.

8 de junio de 2009

El Gran Irresponsable.

Todos los textos que pueden leerse en este blog son míos. Si siguen una reflexión sencilla y práctica puedo decirles que, inevitablemente, soy un egoísta. Pues en cierta forma es así. Si .Soy un egoísta y un irresponsable feliz. Si. No estoy mal después de todo porque estoy haciendo lo que quiero, lo que me place, lo que me apetece, lo que me gusta, aquello en lo que gozo con una intensidad impresionante. Y, siento decirles a todos ustedes, gozo escribiendo. Como estoy haciendo en estos momentos.

Un teclado, unas teclas, música de fondo; y mis pensamientos y emociones fluyen hacia la pantalla y hacia el texto. Me da igual ser un mojón que un genio; o ser un mediocre. No quiero ser nada de eso; ya me da casi igual porque disfruto en este acto de expresarme y de gozar haciéndolo. Mientras las circunstancias lo permitan voy a procurarlo y voy a inundar mi blog de textos, y los blogs amigos de comentarios. Mientras las circunstancias lo permitan voy a estudiar lo que me gusta e ir terminando mis novelas, aunque sean presumiblemente grandes fracasos del futuro. Eso es lo que suele ocurrirle a gran parte de las novelas y de los textos. Las editoriales y muchos escritores los saben. Pero”eso es lo que hay” para la mayoría de los proyectos escritos que van al mercado de los libros. Un mercado a fin de cuentas, para lo bueno y para lo malo.

Cuando las circunstancias cambien tendré que volver a adaptarme para subsistir. Mientras no me falte la salud ni cierto dinero ,no tengo demasiado miedo al cambio de las condiciones de subsistencia, porque ya me ocurrido antes. Mi pasado esta lleno de variopintos trabajos rodeados de honradez.

En definitiva solo puedo expresar que estoy disfrutando de lo lindo en el desempleo con mi prestación (lógicamente, si no iba a disfrutar por las narices ¿Quien puede disfrutar de la vida en la miseria? Puede que haya alguien, pero a mi no me gusta, ni atrae, la idea).

En definitiva, lectores y amigos, soy un gran irresponsable y me jacto de ello. También voy a decirles algo más: Me alegro de ello.
Puedo decirles y contarles que pocas personas apoyan y entienden mi actitud en el presente. Muy pocas personas queridas y apreciadas.
Las personas que me quieren como mi amigo L, mi amigo Álvaro, mi propio padre, etc. me lo dicen continuamente mediante sus comentarios directos o indirectos. También me lo dicen muchos vecinos y conocidos del barrio donde dignamente vivo.
Este tío es un descarado, un vago, un irresponsable, un flojo, un fracasado, un egoísta, un cara dura (sinónimo de descarado). Pero por mucho que digan mientras no me peguen, o maten, y las circunstancias me lo permitan…continuaré escribiendo mis textos o, incluso, es posible que mis textos me escriban a mí. Si, eso es posible.

Han observado cuanto “mi” estoy usando hoy. Eso se debe a que soy un cómodo y un egoísta.
¿Qué vais a hacer seres queridos y amigos?
¿Quitarme la prestación?

Si esta ayuda, a fin de cuentas es eso, desaparece escribiré mucho menos.

Para vosotros será un alivio y un gran descanso. Podréis decir…Menos mal Alberto se a adaptado nuevamente al sistema y deja tranquila la red, y las páginas de sus cuadernos y cuadernillos vuelve a dejarlas en blanco.

Lo curioso de esto es que puedo disfrutar escribiendo gracias al sistema al que suelo criticar por todas partes. Es una paradoja entre otras, apúntenla por alguna parte. Apúntenla en esa nota o papelito que siempre acaba perdiéndose.
Porque si fuese por mi padre, al que quiero mucho, esta situación de “escritor en transito” seria imposible e intratable; sería un infierno en mi familia. Un infierno diario. La verdad siempre por delante. Y que diga esto no significa que no quiera a mi padre o que vaya a pasar de él cuando me necesite; en absoluto. Esa es otra historia relacionada con el origen, el pasado y los deseos de todo progenitor: “que mis hijos estén bien, que estén siempre conmigo y se apoyen entre ellos”. Y ese deseo se va cumplir desde mi postura; como se cumplió desde la postura de mi padre hacia los suyos; hacia mis abuelos paternos. Simetría. Pura simetría y amor casi incondicional.
¿Acaso las personas que nos quieren tienen que aprobar todo lo que hacemos?

Pese a estas visiones de gran parte de las personas que me aprecian tengo que decir que todo es puro miedo, envidia y celo; además de preocupación por mí desde su visión personal. Agradezco vuestra preocupación, es señal de que ,a vuestra manera ,me queréis.

Para mi la situación es tan sencilla y cruel como lo que os cuento. Y voy a seguir provocando a quien se preste ,en mi actitud de defensa, ante mi “envidiable” situación “transitoria”.
Escribiré hasta cansarme y, sinceramente, no sé si me cansaré alguna vez.
El desempleo, para mi, es una oportunidad para hincharme a escribir; más que un problema o dificultad en la vida, o en mi vida. Y voy a aprovechar la coyuntura como la estoy haciendo, por mal que les pese a unos y a otros.
Voy a seguir siendo un gran irresponsable feliz, a mi manera.
Aunque no completamente feliz, tampoco es eso. Me gustaría, por ejemplo, hacer al amor con más frecuencia. Pero las cosas parece que no pueden ser perfectas. Siempre falta algo, o alguien, por muy buenas que sean las condiciones en que vivimos. Siempre falta alguien. Quizás por eso necesitamos a los demás; a los otros; y a las otras… ya me gustaría que Medusa viniese cada noche a hacerme feliz…Guauuu, pero solo es un sueño imposible. Podría venir, también, mi siguiente Musa y completar algo más mi estadio de felicidad conjugada. Pero no hay perspectivas de nueva musa en estos momentos.
¿Qué pasará cuando se me acabe la prestación sino me llaman del INEM o el SAE?
No pienso agotar la prestación por desempleo con premeditación. Me he dado una fecha para escribir y terminar mis proyectos. A partir de ahí escribiré y buscaré trabajo a la par; y cuando encuentre el trabajo escribiré muchísimo menos.
Solo cuando este relajado y concentrado en mi mundo podré expresarme en las letras de mi locura. Si no estoy en mi mundo no puedo escribir(es un acto solitario).
De hecho cuando llegaba de trabajar, en mi último curro, solía escribir “Morfeo”; es decir que escribía en sueños mientras dormía; pero no en celulosa, ni en la red. Llegaba tan roto y reventado que no escribía nunca. Solo los fines de semana y algún viernes por la tarde tras una breve siesta.
Sincera y brutalmente, en estos momentos, como soy un gran irresponsable, no estoy buscando trabajo debido a que, para mi gran egoísmo e irresponsabilidad, mi trabajo en estos momentos es escribir y escribir. También leo libros y leo en la red. Si encuentro algo interesante en Internet me encanta comentar el artículo del autor. Básicamente, a fecha de hoy, participo en bitácoras.com y en marioconde.org .Redes sociales de blogeros según voy entendiendo.

En estos momentos casi solo escribo, ¿os lo he dicho antes?, y me encanta autodenominarme chimpancé con pelo o sin pelo. La razón es muy sencilla. En ocasiones cuando escribo sobre algunos asuntos me incomoda, me amarga y me duele pertenecer a esta especie mía, que dice llamarse inteligente. Por eso me ubico en una especie “inferior”. Me posiciono allí para poder hablar sin dolores; y sin “malestar” interno. Realmente estoy decepcionado, en pleno siglo veintiuno, con los actos de los gobernantes, políticos o económicos, del mundo en que vivo. En que me ha tocado vivir y compartir.

Un mundo absurdo, cruel y desenfocado.

Sin embargo este mundo me ha dado la posibilidad, durante un tiempo limitado, de presentar estos textos con asuntos de toda la vida. Preocupaciones de grandes pensadores y escritores de todos los tiempos. Y también pensamientos de gentes sencillas y reflexivas de todos los tiempos. De estos últimos se sabe menos porque, por lo que fuese, no pudieron escribir lo que pensaban.
Es posible que en ese pequeño apartado entren mis letras y palabras; pero no mis ideas que suelen estar flotando en la conciencia común. Esas ideas flotan informes y camufladas; yo las capto y las trascribo a mi manera. Ocasionalmente hasta las lanzo a la cara de los demás, por ejemplo ustedes, como si se tratase de una tarta de merengue.
Me encanta provocar y que me provoquen dentro de cierto orden dialéctico y argumentado. Sencillamente me “pico”. Y cuando me “pico” me brotan las palabras solas. Es como si se me soltase el vientre de manera verbal (esto es antiestético-uff-). Ocasionalmente me he autodefinido como veborreico. Otros amigos, como LL, se preguntan de donde surgen mis “parrafadas”. La respuesta es sencilla: surgen, normalmente, de mi rabia y mi rebeldía. Surgen sin mucho control pero no me importa; al final hasta me gusta y me quedo muy tranquilo. Incluso calmado y, sobre todo, liberado.

Me digo a mi mismo: “Te has quedáo tranquilo otra vez”

Pienso, en este momento, que ya he hablado demasiado de mí;... solo les pido que recuerden que soy un gran irresponsable feliz. Bueno, feliz con lo que hago en el presente, porque en la vida no soy tan feliz debido a que necesito demasiado a los demás y, sobre todo, a las demás. Necesito demasiado a la otra parte de la dicotomía existencial, necesito demasiado a las mujeres.

¡Amores y Amoríos! Como escribieron en sus obras los hermanos Álvarez Quintero.

Que suelen romperme por dentro, incluso hacerme sufrir. Pero creo, a estas alturas, que es mi sino; mi condición; o parte de lo que provoca mi rebeldía. Es posible y lo reconozco como causa parcial, solo parcial, de mi enfado con el mundo.

No obstante, pase lo que pase, siempre estaré “enfadado con el mundo” debido a que es tan ingente la cantidad de problemas no resueltos en nuestro mundo... es tal la cantidad de aprendizajes no realizados en muchos de mis congéneres, que aunque haya recursos humanos para el cambio, no hay preparación para dicho cambio a corto plazo.
Básicamente porque escasea el pensamiento crítico y abunda el egocentrismo.
Observen este artículo "mio" de hoy. Puro y concentrado egocentrismo.
Observen los comentarios a todos los artículos que la gente escribe. Hay mucha mesura, incluso peloteo (inclúyanme ocasionalmente). Y que nadie se sienta ofendido, ese nunca será mi objetivo. Jamás. Mi objetivo es provocar la reflexión y cierta crisis conceptual que, sinceramente, creo que nunca provoco ni genero. Pero, al menos, lo intento a mi manera.
Igual que otros muchos intentan vender sus ideas; yo solo vendo “crisis de ideas” para que ustedes lleguen solos a algún destino; y si no lo hacen puedan reírse un poco diciendo:"mira lo que ha escrito el loco del Constantino"
Hay, siento decirles a todos, mucho “borreguismo” en la red y en el mundo del trabajo.
Ocasionalmente he sido, y me interesará serlo para comer, un borrego. Seguramente tenga que seguir siéndolo si quiero llegar a viejo. No me quedará más opción que aceptar la jerarquía, como siempre he aceptado en todas las empresas en que he estado.
Que escriba esto no significa que sea un problema constante. Cuando necesito cobrar a fin de mes suelo ser, puntualmente, un “lame culos” (sin llegar a ser un pelota-me muevo en la frontera-); porque tengo miedo a perder mis ingresos o el empleo. No puedo mentir en esto. He dicho tanto de mí que soy transparente, que no voy faltar a ese principio en este momento. Algo de coherencia tengo que tener. Solo algo…un poquito.

En fin, mal que les pese ,me he “desnudado por dentro” ante ustedes (esta expresión se la leí a Anna el otro día –no es mía; pregúntenle a ella-).
No ha sido un destape integral pero tenía ganas de escribir sobre estos asuntos, debido a que tengo preocupaciones extrínsecas a mí. Incluso cierta presión sobre la decisión tan irresponsable que he tomado.
Y, a que negarlo, levanto envidias, celo y rabia por ser claro y descarado. Ocasionalmente muy descarado.
Ah, por supuesto, puedo hacer esto porque no tengo cargas familiares. Si no otro gallo me cantaría, y habría menos textos en la red y en mis novelas. Tendría otras preocupaciones.
A veces en la vida amigos como Jaime Cruz te dicen: puede que tu situación sea una oportunidad más que un problema. Abrázala mientras puedas.

Gracias por la idea, amigo Jaime. Estoy aplicando la idea, y abrazando la situación.

Constantino Carenado: un descarado chimpancé con pelo o sin pelo, como prefieran.

Posdata: añadan a mi perfil esta frase: irresponsable feliz que hoy hace lo que le gusta.

5 de junio de 2009

Musa M.J. III : Recuerdos y turbas.

Esta poesía se la escribí a mi musa M.J. en Febrero del año 1993 . Que tiempos aquellos, cuando leo esto me siento algo viejo sin serlo aún. Aqui se ve lo que siento cuando mi Musa M.J. empieza a pasar de mí . Por supuesto , desde mi perspectiva o ego.

Tu y yo en el río.
Unión falsa y falsa!
No quieres perder al amigo
por eso lo animas con azúcar...

Sacarosa fina ! en Barqueta.
Sacarosa dulce a mi vera,
falsa presencia!
el agua del rió orillea...

En perfil doblado !
te tumbas.
Increíble tu figura.
Increíble tu perfil.
Increíble tu textura!
Increíble mujer nocturna...

Girada un poco me miras
tu mirada está perdida
en un turbio infinito
por ser, por mi, desconocido.

Año 1993

4 de junio de 2009

Entiéndalo Sr.Lopera. Todo tiene su final.

Hace muchos años había un algodonal cercano al centro de Sevilla. Estaba frente al Cerro del Águila. Hombres y mujeres del Cerro trabajaban en él. Durante la cosecha alimentaban Hytasa con su fruto. Hytasa tomaba el fruto y lo convertía en ropa de todo tipo; espero que braguitas también...
Ojalá supiera el año en que dejó de ser un campo de cultivo. Es posible que alguno de ustedes me pueda ayudar mediante su comentario ,o comentarios.

La historia es la siguiente… La historia que me han contado magos y hadas de Sevilla.

Alguien contrató a una promotora que iba a cambiar dicho territorio. Iba a convertirlo en un polígono industrial para trabajadores autónomos de diferentes y múltiples oficios. Y el polígono se hizo y empezó a funcionar. La benevolencia, según entiendo en el presente, de la promotora permitió rentas bajas y algunos impagos que, tarde o temprano, se efectuaban. Parece ser que el polígono se construyó con la perspectiva de que los inquilinos de cada nave, pasado un tiempo, tuviesen opción a la compra de la propiedad que tenían alquilada a la promotora.
O sea se les informaría de la opción de compra en cuanto se produjese esa posibilidad. Pero la teoría es una cosa y la práctica otra. El tema se complicó cuando los acreedores de la promotora empezaron a dejar de cobrar sus facturas y letras pendientes,… por la razón que fuera o fuese. Empezaron los problemas y algunos de los inquilinos dejaron de pagar sus cuotas; principio de su perdición a mi entender. Pero cada uno tendrá su historia.
Los acreedores presionaron tanto que uno de los dueños de la promotora, al parecer el hijo, falleció en accidente de tráfico cerca de Portugal. O quizás no fueron los problemas de pago a los acreedores lo que provocó la desgracia. Seguramente alguien supo las circunstancias que rodearon aquel accidente; y puede que alguien las sepa, aún, a día de hoy.
Como el tiempo siempre continúa mientras haya personas que puedan contarlo (¿o esto no era así? Quillo…este no es el momento) los acreedores comenzaron a presionar a los bancos y los bancos abrieron la veda. Informaron de la opción de compra a algunos inquilinos para poder pagar a los acreedores; a los inquilinos que estaban al corriente de sus pagos; los otros ni se enteraron. Total que de un día para otro aparecieron los oportunistas. Los oportunistas que suelen tener suerte, aunque solo sea parcial, como el Sr. Lopera.
El Sr.Lopera y otras personas acaudaladas, relacionados con alguna entidad bancaria, se quedaron con un montón de naves vacías; o en situación irregular de pagos atrasados. Pasaron a ser propietarios de múltiples naves destinadas, en principio y primera instancia, a profesionales y autónomos.

Por supuesto destinados en primera instancia a profesionales y autónomos de múltiples oficios.

¿He dicho a quienes estaban destinadas las naves en primera instancia?

Pero eso solo eran los propósitos iniciales de la construcción de tantas naves en el Polígono Industrial Navisa. La realidad fue que pasado un tiempo un montón de naves eran de especuladores. He dicho especuladores. Por supuesto estos especuladores cumplían las leyes, normativas, etc. Siempre lo hacen porque están muy bien asesorados.
Su asesoramiento es perfecto. Es un gran asesoramiento. Por eso funcionan las cosas como funcionan. ¿Le suena la palabra codicia? Pues el capital y la codicia se dan muchas veces la mano aunque, gracias a dios, no siempre. He conocido empresarios que merecen el sustantivo. Daré nombres algún día.
No me echen cuenta. Disculpen estas expresiones tan apestosas y estúpidas. Soy un depravado de mediana edad.
Pero aun siendo depravado continuo tecleando con algo de rabia, pueden considerar que tecleo con envida –ustedes mismos-.

La situación final fue que los inquilinos que tenían impagos históricos siguieron siendo inquilinos de un nuevo propietario. A muchos no les gustó la nueva situación pero ya no había remedio. Quizás su propio oportunismo se les vino en contra o quizás no.
Inevitablemente hubo diferencias y una renegociación de contratos que supuso una cuota de alquiler más adecuada a la situación de la nave. Hablamos de una, como se dice, revalorización de terrenos y propiedades.O sea compro a “dos” euros, digo que lo que tengo vale “diez” euros, alguien me da la “razón” y lo que ayer costaba “dos”; hoy cuesta “diez”.

¿Especulación?

Nooooo…. Que va. Esto es negocio.

Este es un tipo de negocio que crea riqueza en España.

Y ahora viene la jugada. Como esto vale “diez” te subo el alquiler por el morro; y lo tomas, o lo dejas. La mayoría de los inquilinos hocicaron porque ya tenían hecha su clientela.Como no se nada, ni digo nada, ni expreso nada, ni huelo a nada solo se me ocurre preguntarme:
¿Cuánto subió el alquiler de un mes al siguiente?
¿Primero fue un “chollo” y después algo “razonable”?
Pero la historia que sé, la historia que me contaron, la historia que estoy relatando no termina todavía.
Algunos inquilinos estaban acostumbrados a un pago relajado. Eso terminó radicalmente. Se terminó de raíz. Unos señores bien vestidos y del tamaño de gorilas (¿serán primos míos? Yo me denomino a veces chimpancé) pasaban a cobrar todos los meses por cada una de las naves. Como relojes, los gorilas (o sea mis primos) pasaban a cobrar el día cinco de cada mes; si mal no recuerdo después de los relatos de las hadas y los magos de Sevilla.
Los gorilas pasaban a cobrar el mes vencido. Nadie se oponía porque alguien, alguna vez, había visto que en las chaquetas estaban insertados unos bonitos “pistolones” que se veían muy bien.

Mediante este “bulo” todo el mundo pagaba muy bien. Pagaba estupenda y religiosamente. Los teóricos morosos pasaron al “nuevo orden” de las cosas de una forma “razonable”. Mediante “razonables pistolones”. Un método de recaudación vigente en el siglo veinte y veintiuno. Perfecto, soberano y correcto por mis narices; bueno...por mi nariz que vale por dos.

Siento decir y argumentar que en base a este precioso cuento el Sr. Lopera no es más que un sicario que , por la razón histórica que sea, necesita alimentar su ego con los demás porque , seguramente, no se quiere a sí mismo.
Sea usted de una vez. Sea y deje que el Betis siga su camino.
Déjese de egolatría y olvídese de seguir siendo popular.

¡Olvídese del poder y prestigio que pueda darle una entidad deportiva!

Su historia en el Betis ha terminado. Comience otra en alguna parte. Quizás ayudando a los pobres y a los necesitados.

Deje el circo y preocúpese del pan de los pobres.
Seguro que ahí tendrá más apoyo y pueda reorientar su conciencia y su ego.

¡Pan y circo! Señor Lopera.
El circo ha terminado. Váyase a buscar el pan a los pobres. Haga tareas altruistas y que se sepa públicamente, que no lo quiere todo para usted. Que se sepa que ha cambiado.
Haga algo constructivo dejando la entidad deportiva.

Olvídese de su ego y de sus deseos de grandeza.

¡Olvídese Sr. Lopera!

Y no eche cuenta a sus secuaces porque, según lo que he visto y sentido, son unos pelotas.
Muy probablemente lo sean, aunque solo tengo indicios:

¿Por qué indicios?
Porque sigue obsesionado con el poder Sr. Lopera.
Y nadie ha tenido “huevos” de decirle la verdad.

Nadie le ha dicho:
¡Amigo!. La función ha terminado. Dame un abrazo y toma otro camino.


Y, nadie le ha dicho:

Esto ha terminado. Nadie te cree.
Todos saben que solo defiendes tu inversión.
¡Déjalo ya!
Y si pierdes algo de dinero…
¿Es dinero de verdad? o ¿Es consecuencia de alguna especulación pasada?

Amigo Lopera…déjalo.
Deja que respire el club.


Y si de paso cambias de actitud respecto a los conceptos de beneficio, posesión y pertenencia…puede que llegues al concepto de final y también, si Dios quiere, a concepto de solidaridad.

Constantino Carenado. Un chimpancé con pelo o sin pelo, según prefiera.
Sr.Lopera.

1 de junio de 2009

Zapatero vs Visiedo frente a la beca"mantenimiento"

Me encanta la provocación. No puedo evitarla. Hace poco un anónimo frecuente de este blog me ha preguntado que opine sobre la iniciativa del ministerio de educación de nuestro gobierno, de becar con 1300 euros a alumnos de ESO en riesgo de abandono de estudios. Y eso voy a hacer ahora, sin escrúpulos y con los datos de que dispongo en mi cerebro. Un cerebro de chimpancé sin pelo, que detrás del cráneo tiene una patata caliente. Y no veas como me quema la patata en estos momentos en que tecleo.
Para alimentar el artículo, que parece más bien un discurso de esos que me encantaban en bachiller y magisterio, voy a hablaros de José Luis Rodríguez Zapatero, que ha apoyado la iniciativa del “Ministro de Educación” (MEPSD), y, también, voy a hablaros de mi gran amigo Pepe Visiedo.
A José Luis Rodríguez Zapatero “ya lo conocéis en los medios” y en la Wiki tenéis más datos sobre él. Al que no conocéis, y deberíais conocer, es a mi amigo Pepe Visiedo. No es que lo véa mucho, ni hable mucho de él con nadie pero lo llevo dentro, dentro de mi. Pepe Visiedo, exmisionero de África más por la edad y las enfermedades, que por su gusto o deseo. Pepe ahora vive en una de las casas de su orden religiosa llevando grupos seglares, participando en Eucaristías, etc... Pues este amigo y señor, no puedo negarlo, tiene una gran cualidad que se está olvidando en el vacío de la inconsciencia y la falta de crítica.
Mi amigo Pepe Visiedo tiene dos manos derechas. Si, no se trata de un error, tiene dos manos derechas. Al menos ese es el Pepe Visiedo que recordaré, si no lo han domesticado a estas alturas.
¿Y que son dos manos derechas?
Viene a ser como la diplomacia cero en un entorno pacífico. La opción de Pepe Visiedo, y la mía entre otros “imprudentes”. Ahora cobra importancia la palabra “imprudencia”. Y a que se debe esta obsesión personal, en mi caso, por la “imprudencia”; es muy sencillo…La prudencia tenia sentido cuando tu vida corría peligro al transmitir tu opinión. Recuerden que en la actualidad, aún, existen países en que no hay libertad de expresión y aquí, en España, hasta hace poco tiempo tampoco la había. No voy a ir más allá de mis abuelos que estaban llenos de miedos al respecto del que dirán los otros o, para no ir más lejos, mis propios padres con unos miedos parecidos y una “prudencia” exagerada. Pienso que ya estamos preparados, y si no hay que ir estándolo, para ser francos y sinceros. Ser francos y sinceros en nuestros pensamientos respecto a los otros, como hacia Pepe Visiedo y como hago yo. Y entender esos pensamientos como un argumento de opinión no mal intencionado. En contadas ocasiones recurriría, sinceramente, a la diplomacia y la “prudencia”
¡Es el momento!
¡Ahora!
Es el momento de ser sinceros y francos aunque escueza un poco a los otros.
¡Debería generalizarse esta actitud de las dos manos derechas al hablar!


Por la otra parte está José Luis R.Zapatero con exquisita diplomacia, y una imagen pública muy estudiada, y por la cual se preocupa muchísimo. Clara estrategia de escapista y falso. Una estrategia de falsedad muy típica de la clase política que conocemos. Por esto mismo repito en muchos de mis textos una idea obsesiva:

Los políticos son los sofistas de nuestro tiempo; que defienden lo que haya que defender.
Bueno; casi todo lo que hay que defender para escapar del marrón que sea.

Y entra aquí el asunto de las becas de mil trescientos euros para estudiantes de ESO con peligro de abandono de los estudios. No puedo dejar de pensar que se trata de una chapuza.
Siento decirlo otra vez: una chapuza.
He leído el texto del nuevo ministerio y tiene su encanto pero no constituye más que un parche más de un neumático lleno de parches mal puestos del sistema educativo del presente.

Recuerdo cuando estaba estudiando la Diplomatura de Profesorado de EGB. Si me mirasen ustedes entonces; era un optimista pedagógico. Estaba ilusionado con la L.O.G.S.E. En los institutos experimentales daba buenos resultados en todos los discentes, y en todas las áreas del currículo (o como se dijese) a excepción del área de Matemáticas donde no encontraban más alternativas que las tradicionales. El instituto en cuestión era un entorno de convivencia y diálogo tripartito (maestros, padres y alumnos). Los padres participaban con ganas y los profesores también. Estoy hablando del año mil novecientos ochenta y nueve…Había discrepancias y optimismo en un entorno de diálogo entre todas las partes.
Pero, siento decir esto que voy a decir ahora, eso se terminó. Se acabó. Se fue.

Pienso que no estamos preparados para la libertad porque cuando hay mucha la convertimos, rápidamente, es libertinaje.
Y voy a repetirme de nuevo por si no me he expresado bien:
¡Libertinaje!

Un adolescente libertino que no quiere adaptarse a la escuela ni a su formación. Que solo piensa en sí mismo y tiene las hormonas por las nubes. Y tiene unos padres que pasan, que tienen miedo a su hijo, que defienden ciegamente a su “pequeño”, o que han perdido la autoridad sobre el,…Poco se puede hacer, desde el diálogo, con este “adolescente tipo”.
Siento decir esto pero en las aulas falta una palabra relacionada con la jerarquía estructural más que con la jerarquía funcional (que es la que acepto desde mi ética). Un concepto semántico que me disgusta pero que es, inevitablemente, necesario.
La palabra es:
¡Disciplina!
¡En las aulas falta disciplina!
Inviertan ese dinero en imponer, he dicho imponer, disciplina a los adolescentes ególatras, libertinos y sin principios. Inviertan en procedimientos disciplinarios eficientes. Y que conste que soy amante del diálogo. Pero…que hacen los policías con un grupo de manifestantes que pierde el control…la policía interviene.
Inviertan dinero en disciplinar a los adolescentes. Que aprendan a respetar. Llévenlos a realizar tareas no voluntarias en asilos, centros asistenciales, y entornos comunitaros en general. Si es necesario con un policía al lado. Un ejemplo a seguir.
Y hablo de autoridad no de violencia. Los encargados de disciplinar a los ególatras adolescentes deberían ser capaces de controlar la ira del chaval y la propia. Debe haber fórmulas. Estoy seguro.
¡Que el ministerio de M.E.P.S.D se ponga en contacto con el de interior y colaboren!
Para los chavales implicados en el plan ni un euro. Para sus familias menos.
¿Cómo vamos a pagar el fracaso?
¿Cómo vamos a fomentar la falta de esfuerzo?

En mi caso, para ser sincero, estoy parado y me estoy dedicando a escribir en este blog y terminado dos novelas. Fuera parte leo todo lo que puedo y estudio termodinámica, electrónica, algo de física, y quiero continuar con el ingles.
¡Van a denunciarme por recibir el subsidio de desempleo y trabajar en mi casa todo lo posible en mi formación como humano!
¡Van a hacerlo! ¡Les doy envidia!
¿Observan como mis “dos manos derechas”pueden perjudicarme?
Porque estoy diciendo que:
¡Continúo formándome y escribo gracias al subsidio!
Gracias al sistema reflexiono y critico de manera constructiva,
E incómoda para los demás.

Así que el sistema tampoco esta tan mal cuando me permite hacer y decir esto ahora, haber escrito todo lo que hay en este blog, continuar mis dos novelas en proceso, ser un blogero chimpancé, y estudiar lo que me gusta.
¿Les doy envidia? ¿Seguro?
Les informaré más en un articulo concreto dentro de poco.
¡Creo que me estoy esforzando y no necesito policía!
¡Aporto, y aportaré, mis esfuerzos y dedicación reflexiva y crítica mientras pueda!

Considero que lo importante, en el caso de los adolescentes con riesgo de abandono de los estudios, es convencerles de la necesidad de tener obligaciones y acabar lo que empiezan. Y cuando se trata de formación obligatoria…ES OBLIGATORIA.
Puedo parecer un poco bárbaro pero imaginen una partida de ajedrez –me encanta este ejemplo- que hay que jugar por narices. Un contrincante respeta las normas del juego y el otro no lo hace.
¿Quién gana la partida?


Los adultos debemos evitar que la partida la gane el tramposo. Y eso es lo que esta sucediendo en muchos centros educativos donde se respira el fracaso escolar. El adolescente irresponsable gana el pulso a la lucha: Obligación vs. Diversión
Y saben cuales son algunas de las preguntas que me hago mediante esta reflexión tan cruel:
¿Puede saber un irresponsable ególatra de catorce años que es lo mejor para él?
¿Está preparado para ejercer su libertad un adolescente con ganas de pelea?

Me parece que la mayoría de los que clasificamos como “niñatos” son eso…niños grandes. Y a un niño cuando no entiende las palabras, o las ideas constructivas, tiene que entender el castigo. Un castigo en que se le niega lo que le gusta. Un chantaje para que, si es posible, reflexione sobre su situación, sobre su futuro, y sobre el esfuerzo necesario para aprender a ser con los demás. Y esto no es fascismo de derechas o izquierdas.
¿No les han castigado alguna vez sus padres?
¿Y alguno de esos castigos no era razonable?

Esa es la disciplina de la que hablo. Una disciplina paternal. Semejante a la que aplican los padres responsables sobre sus hijos cuando estos no cumplen sus deberes. Porque, mal que nos pese, todo adolescente por muy “libre” que sea, o se sienta, tiene sus obligaciones que cumplir ;y una de ellas es aprender a manejar las herramientas con que desenvolverse constructivamente con los otros. Y la disciplina no deja de ser necesaria cuando hay excesos; cuando hay libertinaje.
Así pues…
¡No a esas becas de 1300 euros!
¡Si! a usar ese dinero en tareas disciplinarias en los centros educativos.

¿Qué los maestros no pueden? Porque temen ser denunciados por malos tratos ,o temen ser agredidos, y se han convertido, más que nunca, en burócratas y generadores de documentación para Conserjerías o Ministerios…;
Pues que lo hagan los policías que son más coercitivos. Siento decir nuevamente lo que voy a decir pero no se me ocurre otra expresión más acertada:

¡Mano dura con los adolescentes irresponsables!

A lo que sumo:

¡Usen ese dinero para “convencerlos” de su obligación!
¡No los compren con una beca!

Usen esos recursos de otra manera y dejen el concepto beca para subvencionar el esfuerzo realizado con ganas de futuro; no el esfuerzo, simple y llano, de terminar un curso obligatorio.
Creo que es puro electoralismo destinado a captar a los padres e hijos implicados en esta fórmula: “Votas y puedes recibir la ayuda”.
Las becas de mantenimiento que yo daría sería a aquellos chavales que no pueden acabar la Secundaria, tienen ganas de seguir estudiando , o al menos muchas ganas de continuar formándose, ,y las circunstancias económicas le fuerzan a tener que trabajar por narices. Apoyaría a los chavales con voluntad de seguir aprendiendo y que tienen resultados mediocres con una gran actitud. Los apoyaría para que estudiasen en lugar de trabajar.
¡Ahí sí aplicaría becas de “mantenimiento”!

Aunque sus resultados fuesen mediocres…
Aplicaría becas de “voluntad de estudio ante imposibilidad económica”…y no serían de mil trescientos euros que no sirven para mucho. Les adjudicaría un trabajador social a modo de tutor y aplicaría este principio auditor:
-Como quieres estudiar, el sistema te va a apoyar hasta donde puedas o quieras a través de tu esfuerzo. La llamaría beca: C.E.S.T.A. O sea: Como Estudias el Sistema Te Ayuda.
¡Esa sería la beca!
Y no esta beca que es una chapuza electoralista.
Señora ministra:
¿A quien va a intentar mantener en la ESO?
¿Al “niñato” de marras?
Me huele un montón a eso
. Y sabe lo que les digo, señora Sra. Ministra de MEPSD (pronuncie usted el nombre de su ministerio porque yo no puedo) y señor José Luis Rodríguez Zapatero:
-¡Que apoyen a los que quieren aprender y no a los que quieren terminar lo obligatorio!
Porque los segundos apestan a “niñato” o irresponsable. Si pudiese elegir mantendría más tiempo a los chavales aprendiendo. Dieciséis años es insuficiente para todo lo que hay que dominar. Adapten currículos parcialmente (no así en áreas como las matemáticas) para conseguir una juventud más formada. Y con los “niñatos”; mano dura aunque tengan muchos derechos. Con esos “niñatos”, que son los que me obsesionan, me movería en el borde de la ley sin saltármela. Seguro que hay fórmulas para domar a los salvajes. Y estos salvajes no se parecen en nada al salvaje de: Un mundo feliz, de Huxley. Estos salvajes son delincuentes potenciales que estoy cansado de “tolerar” cuando insultan, o amenazan, a caminantes entre otras “victimas” propiciatorias, solitarias, o aparentemente débiles.

Posdatas del chimpancé que grita inclinado hacia delante:

-¡Becas para los que quieran aprender y no tengan dinero!
-¡Disciplina para los “niñatos”
irresponsables; con una actitud claramente libertina e irresponsable!
Favorezcamos la voluntad y el esfuerzo, no la titulitis( a fin de cuentas pura estadística). Tengamos dos manos derechas de una vez, como mi amigo Pepe Visiedo; o el que ha escrito, estúpidamente, esto.