26 de mayo de 2009

Siete de Junio: Viaje hacia SAIN

Me atrevo, en estos momentos, a opinar sobre la próxima decisión democrática que se avecina. No me considero especialmente indicado para decirle a nadie a quien tiene que votar. Tampoco soy el indicado para decir que hay que ir a las urnas para ejercer el voto.


No soy el más indicado, pero mi opinión es que hay que ir a las urnas.

¡Si!
Hay que ir. Es nuestra obligación aunque el sistema sea un mojón.


¡Id a las urnas!

He hablado, ante la aproximación del siete de Junio, con muchos vecinos y amigos. Muchos de ellos no piensan ni pisar el colegio electoral. No confían ni creen en la clase política porque son unos hipócritas y unos mentirosos.

No puedo negar esa opinión tan generalizada. No puedo negarla porque es casi una evidencia permanente. No obstante a todos los que no vayan a votar solo puedo decirles una palabra malsonante.

¡Capullos!
Soy un mal educado. Lo siento. Insúltenme como saben hacerlo. Me da igual porque es lo que pienso.Y no puedo dejar de ser demasiado transparente en mis opiniones (a mi pesar y a mi placer…)
¡Si!
¡Es lo que pienso!
Usen los comentarios porque son de acceso libre. Digan y escriban y, si son valientes, identifíquense.

¿Qué otra opción tenemos?
¿Qué otra opción mejor que la democracia?
¿Una dictadura además de la del capital, que ya está presente?
Además de la Dictadura del capital que nos afecta e invade.
Me parece que no.
¿Una oligarquía? Como la de los que toman decisiones que afectan al pueblo, pero sin el pueblo. Simplemente porque se consideran especiales o elegidos (por el prestigio, por la suerte, por la inteligencia, por el dinero que tienen, porque representan la jerarquía de alguna iglesia entre todas las que hay…).
¡No!
La democracia debe ser apoyada. Y más en tiempos de crisis financiera, provocada por irregularidades en el Capital y en la financiación (según nos cuentan).

Otra cosa es, que se va a votar…
¿Qué votar?

¡Eso es otra historia!

Y paso a eso ahora, a pesar de algunos críticos del sistema que ni tan siquiera participan en él porque dicen:
¿Para que?...
Pues no te quejes. No te quejes puñetero. Porque es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano. Demasiado fácil para un cobarde. Así que todo el mundo a votar. Es una orden de la ética aunque el sistema sea un mojón enorme. La democracia ha sido un éxito social a su manera igual que los sindicatos (¡si! He dicho sindicatos; aunque no funcionen bien en estos tiempos).

Primero voy a hacer un pequeño análisis de los representantes del pueblo y sus opciones en el ejercicio del poder.
El problema es que los representantes en lugar de ser delegados del pueblo, suelen ser unos oportunistas. Suelen pensar en perpetuarse en su puesto, porque les gusta, o aprovechar la coyuntura para sacar el máximo provecho personal.

¡Ese es un gran error de los políticos!
¡Están equivocados!
Porque se obsesionan más por sacar tajada (recuerdo el blog de Rosa http://www.rosajc.com/ con su tajada de sandia como icono, seguramente sea un accidente inconsciente :) ); por permanecer en el poder; antes que por hacer bien su trabajo. Ese trabajo para el que fueron elegidos por el pueblo soberano y demócrata.

Y es muy sencillo conocer el porqué.
Saben… ¿Por qué no hacen bien su trabajo?
¡Porque tienen miedo!

¡Tienen miedo!
¡Si!
Tienen miedo de perder su posición y como eso afectaría, por ejemplo, a sus familias o a su carrera.
¡Si!
Tienen miedo porque no son unos auténticos representantes.
Son los sofistas del siglo XXI.
¿Recordáis a los sofistas de Grecia y Roma?

Pues esos son los políticos de hoy.
De manera semejante los deportistas de hoy son los gladiadores del pasado.

Como iba diciendo…
Los políticos:
¡Tendrían que estar por encima de lo que interesa hacer para permanecer!

¡Tendrían que ejercer su función con esa ciencia olvidada!
¡Ejercer en su trabajo la Ética como primera herramienta de reflexión!

En fin.
Una cosa es votar y otra, diferente, que sirva para algo.

¡Votad! ¡Inundad los colegios electorales!
Reafirmad que el sistema hay que apoyarlo. Aunque sea un mojón. Eso da igual.
¿A ustedes les molesta el olor de sus propias heces?
Pues ese olor es el resultado de los actos del sistema “digestivo”.
Ese hedor es de un sistema que, de momento, no funciona bien.
Pese a ello…

¡Voten! ¡Voten cada vez que puedan!
Lógicamente voten en las urnas.
En la discoteca ya lo hago yo, otros y otras.
(Huff. Prefiero no pensar en estas últimas).


Si no les convence ningún partido político voten en blanco y procuren que no sea nulo.
Al menos acudan a los colegios electorales para demostrar cierta confianza en el sistema…

En mi caso votaré a un partido minoritario. De esos que te gustan pero son intensamente desconocidos. En mi caso votaré al partido SAIN. Porque lleva en su denominación una palabra que me encanta:

Esa palabra es :Solidaridad.

Y el partido se autodenomina:

“Solidaridad y Autogestión Internacionalista”

http://partidosain.es/

Les voy a votar porque conozco a algunos de sus miembros y me creo lo que significan sus siglas:

-Compartir hasta lo necesario para vivir.
-Democracia.
-Ni banderas, ni fronteras.

Si sentís curiosidad visitad su página Web. Yo no soy miembro ni lo pretendo; pero pienso votarlos.
¿Por qué no iba a decirlo?
¿Quizás por miedo a que me machaquéis con los comentarios?¿Miedo a escribir?
Se me esta quitando con las pulsaciones sobre el teclado.

Aunque SAIN sea un pequeño reducto de idealistas;
Les voy a dar mi sencilla confianza con mi voto.

Un abrazo a todos .Y gracias por estar aquí.

10 comentarios:

  1. yo tambien los voy a votar por lo menos hablan y defienden a los explotados.

    ResponderEliminar
  2. quiero animar a la gente a votar.se presentan 35 partidos y hay para todos los gustos.no solo los nacionalistas,psoe,pp e iu.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que aqui hay unos cuantos que se autogestionan con la mano y despue´s escriben.

    ResponderEliminar
  4. Madre de dios... este último anónimo es cansino hasta la saciedad...

    ResponderEliminar
  5. Si. Es cierto Anna. Es cansino. Tengo algunos enemigos verbales; no me importa. En este blog no censuro nada. Un día dedicaré un artículo a los anónimos con poca educación. Voy a disfrutar de lo lindo.
    Estos personajes anónimos, en mi caso, no dejan de ser una provocación.
    Quizás algún día consiga que digan algo más que estupideces.
    Ese día habrán dado un paso de gigante en la demostración de su inteligencia. Si es que la tienen.

    ¡Cámara!;
    ¡Acción!

    ResponderEliminar
  6. UFFF!! Pues menuda tarea la tuya!!!

    ResponderEliminar
  7. Al final es divertido y me pone en crisis. Y cuando estoy en crisis (entiéndase alterado por algo) me expreso con más fluidez; me entran más ganas de escribir y de expresarme.
    Y hasta me lo paso bien.
    Creo que en el fondo tengo algo de masoquista...Verbalmente hablando,claro. :)
    Eso si, si esto fuese así continuamente no seria deivertido para mi.
    Es cuestión de contrastes. De vez en cuando no me importa.

    Se feliz ,Anna Karenina

    ResponderEliminar
  8. Pues "enemigo" o no siempre vuelve... así queeeee... no digo nada más.

    Besos de insomnio.

    PD:: Te ha acojonao mi respuesta referente a Patanegra o que?

    ResponderEliminar
  9. Sobre el teama de Patanegra de tu querido blog...
    Me has aplastado.
    Me has machacado.
    Pero cuando reaccione...
    ¡Arderán las letras!
    -Uy.uy...Las teclas, Las teclas...-

    ResponderEliminar
  10. Me quito el sombrero ante el autor de este blog, por no censurar nada.
    Bien por ti!!!

    ResponderEliminar