21 de mayo de 2009

Homenaje a Rafael

La amistad puede temblar puntualmente, pero cuando dura muchos años tienes la oportunidad de conocer a sus progenitores. Los padres de tus amigos. En el caso de mi mejor amigo, a fecha de hoy, tuve múltiples ocasiones de compartir momentos con su padre.
Hubo circunstancias cómicas, en que coincidimos, porque era muy casero; y por ende pasaba horas en casa y en la biblioteca. En su biblioteca. La biblioteca de su casa. Amplia y con un buen ventanal para aprovechar la luz natural en todo lo posible. Pragmatismo.
Recuerdo que era, irremediablemente, un gran lector y, por ende, deduzco un gran crítico. Y todo gran lector suele cuestionarse, si es ético, que cuanto más conocimiento adquiere más consciente es de lo poco que sabe. Y eso lleva a la modestia. Estoy hablando de una gran sencillez en el fondo, una sencillez amparada en una apariencia de sabiduría y experiencia que hacia surgir un profesor de trago largo. Con carácter y decidido.
Prefería leer y seguir leyendo antes que escribir. Solo he oído hablar de múltiples artículos y, seguramente, apuntes de clase para sus “clases magistrales” .Me llama la atención ahora que su hijo, que es mi sincero amigo, tenga cierta tirria a los libros. Veo ahí la típica rivalidad intergeneracional donde el hijo, en algunos aspectos, lleva la contraria al padre. A mi me pasaba, y me pasa, igual. En fin, Rafael optó por ser un gran lector, un gigantesco lector y todo lo que aprendía lo transmitía en sus clases, conversaciones y seminarios. Porque lo mismo hace su hijo, mi amigo. Su hijo siempre ha transmitido lo que piensa y sabe de manera clara y directa. Siempre ha transmitido sus opiniones e ideas sin arabescos ni tapujos. Su hijo es un hombre franco y, sinceramente, creo que igual que su progenitor. Además, según he escuchado, se parecen físicamente.
No obstante no puedo ratificar esta hipótesis; solo puedo decir que lo siento así.
Otro momento que compartí con mi mejor amigo y su padre fue el baile por Sevillanas. Hace muchas ferias, allá por el año noventa y nueve, “L”, mi mejor amigo, “LL”, mi segundo mejor amigo, y yo recibimos clases de Rafael. Él insistía constantemente, en cada paso, en que llevásemos el compás y nos olvidásemos un poco de la maneras o de las formas. Estuvo con nosotros más de media hora bailando en la azotea. Bailó con su hijo y nos explico como se bailaban Sevillanas. La palabra compás era algo importante para él. Al menos en esos momentos de baile. Por mi parte la palabra “compás” me bloqueo su idea…
¿Compás? ¿Qué es eso?En la conferencia en honor a su memoria, y en qué consistía su trabajo, uno de los conferenciantes mencionó el concepto compás. Vino a decir que en una Cafetería de la Escuela de Arquitectos de Barcelona, de no sabe que año ni cuando, Rafael le dijo:
¡Hay que atravesar entre los compases!
Porque el compañero de Barcelona reconoce ser incapaz de comprender la música y la danza.
Y ahora me pregunto yo de nuevo:
¿Qué es el compás?
Y, sinceramente, no lo sé. Si sé que es el ritmo y M, mi mejor amiga, me dijo el otro día que venia a ser lo mismo. Estoy intentando comprenderlo de una vez por todas; porque para mí el compás es una forma de organizar los tiempos en un pentagrama de solfeo. Para mi es, aún, poco más que eso. Y pese a ello voy a hacer un esfuerzo contra mi egocentrismo.
No puedo negar que sí entiendo el concepto de ritmo, pero con el concepto de compás, al bailar, me pierdo. Después de este texto de hoy voy a hacer un esfuerzo. Voy a comprender el concepto tal como lo dijo Rafael.

¡Intentaré llevar el compás!
E ir más allá.
¡Bailaré sevillanas más allá de mi conciencia!
Bailaré sevillanas al compás.
Y cuando aprenda.
Te dedicaré las que pueda.
Todas aquellas que sienta.

Porque aunque bailo en plan anárquico, para dedicar un baile tengo que sentirlo y no siempre ocurre así. Ojalá siempre sintiese al bailar; pero esa es otra historia que contaré en otro artículo.
Recordaré siempre esa azotea y los cuatro en ella: Tu, “L” (tu hijo),”LL” y yo intentando llevar el compás, y aprender los pasos de cada parte de todo baile por Sevillanas. Un buen momento.
Retomo ahora mis ingenuas impresiones durante la conferencia en homenaje a Rafael…
El docente que trabaja en la universidad de Málaga, y fue uno de los ponentes en la conferencia, expresó una inquietud de su ausente amigo: Convencernos de la necesidad de pensamiento y reflexión de los arquitectos. Y dio a entender, con claridad, que Rafael demostraba ese deseo en los seminarios sobre experiencias docentes e investigaciones. Seminarios en que Rafael participó los últimos años de su vida. Él siempre estaba animado por la transferencia de conocimiento útil y aprovechable a sus alumnos y compañeros. Un hombre con arrojo ético. Eso es lo que entendí. La conclusión final del ponente fue expresar un Proyecto de Seminario Rafael...
Y dio paso a una breve conferencia de Jusep, un compañero catalán de Rafael. Una conferencia de título: Por una Hermenéutica Arquitectónica.
Jusep, antes de entrar en la conferencia pura y dura, hizo una serie de cortas argumentaciones que fueron de mi interés como oyente:

Sobre la Escuela la definió, inevitablemente, como institución endogámica con estatuas petrificadas y estructura jerárquica.

Sobre la actitud de Rafael en ella expresó: …donde hay que pasar entre los despachos y entre las paredes.

Lo que enlazo, a mi pesar, con la frase que ya he comentado arriba sobre “el compás”: Los compases hay que atravesar entre ellos… Un modelo de comportamiento…Rafael un gran maestro en sus clases.

Pero estos argumentos son puras conjeturas y percepciones. Seguramente yo, el que escribe, no he entendido nada. Probablemente muchas de estas cortas argumentaciones las he escuchado mal. Soy un iluso.
Para su conferencia Jusep eligió una Capilla Francesa llamada Ronchan. Una capilla donde, cuando nos vamos de esta vida, alguien acaba rezando por nosotros. Y esta capilla, la de Ronchan o como se escriba, es preciosa y esta llena de simbolismos, preocupaciones y amores del arquitecto que la concibió.
Una capilla interesante para disertar sobre ella cuando se hace en homenaje a un amigo que ya no está con nosotros.Un edificio recurrente para estudiarlo hermenéuticamente. Voy a sintetizar todo lo posible lo que dijo Jusep. Y voy a hacerlo como profano de todo lo relacionado con la arquitectura; entre otras áreas donde me manejo con una gran, y consciente, ignorancia. Amo la palabra ignorancia, porque provoca mi insaciable curiosidad. No lo digan muy alto pero soy un chimpancé sin pelo; la verdad es la verdad. Además, me enorgullezco de ser un ignorante.

“En la capilla de Ronchan están presentes los tres orígenes de la arquitectura: el dolmen, la cueva y el menir”
Esta sería una síntesis fría y calculadora. Carente de sentimiento. La clave de la ponencia ha estado en como ha ido presentando la presencia de los tres orígenes a partir de una análisis concienzudo, sistemático y detallado del edificio desde fuera y desde dentro. La evolución de la conferencia ha sido poesía, y reflexión. Ha ido enriqueciendo, con datos, como el arquitecto fue expresando en su proyecto sus sentimientos, su simbología, y todo lo que para Jusep hay detrás de cada diseño del autor de la capilla de Ronchan (o como se escriba).


Para terminar expresar frases interesantes pronunciadas por Jusep:
Dolmen: Invención del espacio interior. Lugar de amparo.
El edificio nos cuenta una historia.

La escenografía esta calculada. Por esta razón la parte trasera del altar, la que expresa estrellas, señala hacia arriba, señala hacia el cielo. Y Maria es la mayor de las estrellas.
Lo vertical, en todas las construcciones del autor de la capilla, representa el ser humano. Lo vertical es lo que nos hace manipular el entorno y el mundo. Y el autor de la capilla celebra ese hecho con la verticalidad y el concepto “menir” hacia el que te lleva la escenografía del espacio interior…El foco de atención es la columna más alta de todo el interior; es el “menir “de la capilla de Ronchan. Situada a la izquierda del altar., o la derecha si miramos desde el punto de vista de los feligreses.

Constantino Carenado.
Un amigo de un hijo de Rafael: Un padre que ha sido un gran maestro para las personas que han pasado por la Escuela de Arquitectura Sevillana; y para las personas que han pasado por otros entornos de conocimiento, donde él estaba enseñando y aprendiendo. Una lección de él: Lo que se aprende; nunca es suficiente.

7 comentarios:

  1. y que decir de la esposa de Rafael,mereceria un articulo aparte.

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada, tocayo. Aunque eso de la hermenéutica lo he tenido que mirar en la wiki.

    ResponderEliminar
  3. Boris Yeltsin22/5/09 11:00

    Калі ласка, зьвярніце ўвагу на тое, што ўсе дадаткі і зьмены ў Вікіпэдыі разглядаюцца як выдадзеныя

    Visca el Vodka!

    ResponderEliminar
  4. Seguro que han habiado muchas sonrisas recordando en ese altar... y no te canses... descansa y sigue... que a veces se necesitan fuerzas nuevas, solamente eso.

    Gracias por tu visita... me ha gustado mucho lo que he leido por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A Anna.Nunca me cansaré,igual que tu, de escribir. Suerte. Pasaré por tu blog de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  6. TRAEESEPAPEL QUEMELOFOLLO25/5/09 11:08

    ¡¡¡¿Como que un chimpacé sin pelo?!!!

    ¡Eres la originalidad encarnada en un buen tipo!

    ¡Eres el Barishnikov del Viapol que ejecuta a la perfección la dificil danza de la sinceridad!

    ¡Eres el García Lorca del crepúsculo urbano que se lamenta de la oscuridad humana!

    ¡Eres el Freddy Mercury de la realidad, que alza su voz hacia arriba para denunciar lo que pasa abajo!

    ...¡Eres además, casi tan maricón como todos estos!.

    ResponderEliminar
  7. Publicare todo. ¡Todo!
    Y las letras y actos nos definiran.
    Me encanta tener enemigos o enemigas.
    ¡Yuhuuuu!
    Si es un enemigo espero y deseo que no este influenciado por alguna enemiga(sería un calzonazos).
    Es dificil ser uno mismo cuando no se sabe que es uno ;o quien es uno (a muchas personas les sucede). O cuando te manipulan por algo.
    :)

    Alguien esta obsesionado con que soy gay.Negativo.

    Palabras a las palabras y verbo al verbo.
    Continua. LLenaremos los comentarios del mismo texto repetido hasta la saciedad porque escase la personalidad.

    ¿Sabeis lo que sois los mal educados?

    Unos pobres hombres y unas pobres mujeres.

    Que sabreis ustedes del futuro o de vosotros mismos(o mismas).
    No sabeis nada.

    ResponderEliminar